El pais
Se estima que la compañía Rappi tiene más de 7000 domiciliarios en el país y otras, como Uber Eats, alrededor de 2500. La mayoría de estas personas continúa trabajando, en medio de la cuarentena. | Foto: José Luis Guzmán - El País

GOBIERNO

"Se perderían 80.000 empleos": el nuevo llamado de plataformas digitales al Gobierno por la reforma laboral

Según José Daniel López, director ejecutivo de la agremiación de las apps de reparto, se perderían 80.000 empleos.

21 de marzo de 2023 Por: Redacción de El País 

Alianza In, el gremio que representa a las aplicaciones hizo un nuevo llamado al Gobierno Nacional, para que escuché su posición frente al proyecto de reforma laboral, que según la agremiación dejaría sin trabajo a por lo menos 80.000 repartidores en el país.

José Daniel López, director ejecutivo de Alianza In, señaló que su discusión no radica en la formalización o no de los trabajadores.

“Lo que nosotros planteamos es que la seguridad social sea pagada entre las plataformas y los repartidores, sin afectarles su trabajo”, dijo.

Explicó que la propuesta plantea pagar la ARL de repartidores cuando devenguen el equivalente a un salario mínimo mensual y el pago de seguro de accidentes, si ganan menos del salario mínimo.

80 mil repartidores se quedarían sin empleo de ser aprobada sin modificaciones la reforma laboral, según Alianza In.

Lea aquí: La preocupación de gremios y empresarios por demoras con proyecto del dragado de Buenaventura

Agregó que este sector económico en el país cuenta con más de 120.000 domiciliarios que pertenecen a diferentes sectores sociales, quienes ofrecen sus servicios a más de 75.000 comercios que venden a través de las apps como Rappi, Didi Food y Mensajeros Urbanos, entre otras.

Igualmente, aseguró que es prácticamente imposible contratar formalmente a 120.000 trabajadores. “Ninguna empresa estaría en capacidad de hacerlo”, recalcó.

Para López, lo que propone la reforma es una subordinación obligatoria, donde los repartidores tienen que ser empleados para poder trabajar, por lo que les parece innecesaria y peligrosa, porque lo que se busca es una “laboralidad forzosa”, ya que las empresas que administran estas plataformas, tendrán que contratar directamente a todos los repartidores con subordinación, horario e ingreso fijo.

Lea más: Superindustria sancionó a Rappi por incumplimiento en prestación del servicio

Valentino Jiménez, repartidor de Didi Food, señaló que en su caso particular no le interesaría trabajar con un contrato directo con empresa, pues él solo dedica cuatro horas al día a desempeñar esta labor.
“No me quiero sentir atado a una sola compañía porque me gusta manejar mi tiempo, según mi conveniencia. Si no lo puedo seguir haciendo, me tocaría salirme de la plataforma”, anotó.

Opinión contraria dio Diego Arbeláez, repartidor de Rappi, quien consideró que tener un empleo formal le serviría mucho, pues tiene dos hijos que mantener y “una entrada fija sería una gran ayuda para la economía familiar”.

Para Alianza In sí se puede proteger a los más de 120 mil domiciliarios que trabajan en Colombia sin arriesgar sus ingresos y sin necesidad de un contrato de trabajo.

Lo que plantea la reforma

De llegar aprobarse la reforma laboral sin ninguna modificación, quedarían los artículos de esta forma:

1. Los repartidores de apps digitales tendrán un contrato de trabajo “y gozarán de todos los derechos y garantías previstos en este código y demás normas laborales aplicables a los trabajadores y trabajadoras dependientes”.

2. Las empresas de plataformas digitales son personas naturales o jurídicas que operan o adminsitran plataformas digitales.

3. Un punto importante, las apps de domicilios deberán afiliar a sus repartidores a la seguridad social  conforme a las normas vigentes, en calidad de dependientes, que podrá ser en la modalidad de tiempo parcial.

75 mil comercios en el país venden sus productos a través de las diferentes apps que funcionan actualmente.

Lea también: Más del 80% de oro que exporta Colombia proviene del mercado ilegal, según la Defensoría

4. Estas plataformas digitales deberán generar los  reportes respectivos a las entidades recaudadoras  de aportes e informar a los trabajadores al final de cada mes el número de horas laboradas.

El Director de Alianza In reiteró que no están en contra de la reforma, pero que no hay necesidad de “incluir a la brava la economía digital del siglo XXI en las lógicas del siglo XX. Confiamos en que podamos llegar a un acuerdo en el transcurso de los cuatro debates que quedan en el Congreso”.

La reforma laboral plantea que los repartidores de las apps digitales tengan un contrato de trabajo que les ofrezca las garantías y derechos planteados en el código laboral.

Los puntos negativos

Según Alianza In estos serían los puntos negativos de aprobarse la reforma laboral:

  • Con menos repartidores las apps de reparto verían en caída sus ventas.
  • Cerca de 2,5 millones de personas que usan las apps también serían afectadas.
  • Las pequeñas y medianas apps de reparto quedarían en riesgo de extinción.
  • Los más perjudicados serían los repartidores. Cerca de 80.000 familias perderían esta fuente de ingresos, que en alguno casos es la única o la principal.

gobiernoempleotrabajoreformaAppslaboraldomiciliariosplataformasdigitalesrepartidores

AHORA EN Contenido Exclusivo