El General y la médica

Escuchar este artículo

El General y la médica

Julio 17, 2013 - 12:00 a. m. Por: Poncho Rentería

El señor General es miembro del Ejército colombiano, es el general Jerez con una brillante carrera militar. La médica del titular de esta columna no es médica, es una ‘aviona’ que se hizo pasar ante los militares como médica pediatra y resultó ser una espía de la guerrilla. Atérrense, con asombrosa ingenuidad, los militares le permitieron entrar al cuartel, asistir a brigadas de salud en los helicópteros y conocer muchas rutinas dentro del aparato militar. Ni piensen que fue un novelón del ‘tele/noticiero Caracol’, nos mostraron fotos en las que capitanes, tenientes y sargentos le posaban a la espía para su cámara fotográfica. El asunto no es frivolón, esas fotos pueden estar en manos de la guerrilla. La burla al Ejército la aceptó el señor General Jerez ante el ‘tele/noticiero’. Le bajó voltaje al escándalo. Lo lamentable es que el General Jerez le dijo al país por ese noticiero que no tenían de qué preocuparse, porque la falsa médica y espía que se infiltró a su cuartel, no se llevó ningún secreto militar. Mi General Jerez, lamento decirle que las fotos que tomó la espía a los helicópteros, al cuartel, a las guardias, a los centinelas, al sitio donde guardan el armamento de los soldados son un secreto militar y muy delicado. Lamento decirle señor General Jerez, que allí sus subalternos derrocharon una preocupante ingenuidad. Le faltó malicia al contra/espionaje del Ejército. La falsa médica, la exitosa espía de la guerrilla se voló y de los militares se burló.Y por Telepacífico supe que antier en Cali las autoridades sorprendieron a un taxista que en su vehículo llevaba un gigante maletín con dos mil proyectiles para fusil. Lo cómico es que el taxista declaró que el maletín con su material criminal lo dejó un pasajero que se fugó y era mono, gordito, de pelo crespo. Yo le creo al taxista, ojalá le crean los miembros de la inteligencia militar porque esos dos mil proyectiles no eran para adornar un pesebre navideño. PUNTO.Muchos problemas afronta en este julio caliente el gobierno de Juan Manuel Santos. Le resultaron muy ineptos algunos altos funcionarios y para colmos, los encapuchados del Catatumbo siguen mandando y una docena de ricachones cafeteros organizan otro paro, con grave daño al país. Autoridad es lo que no vemos en este loquísimo país, los ricachones camioneros amenazan bloqueos. El gobierno solo pone resignación. Y estuvo el antiuribismo y el antisantismo de hace cuatro años, muy cerquita de elegir presidente a don Antanas Mockus y su ‘Ola Verde’. Si con Santos estamos en tormentas, imaginen si hubieran elegido el filósofo lituano. Por los últimos hechos, ahora sí creo que Piedad Córdoba puede ser la sucesora de Juan Manuel Santos, no es un rumor de tulueño me lo dijo un serio politólogo capitalino.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS