¿Qué falló en la licitación de buses eléctricos del MÍO?

Escuchar este artículo

¿Qué falló en la licitación de buses eléctricos del MÍO?

Septiembre 03, 2019 - 12:05 a. m. Por:
Redacción de El País
Estación Universidades MÍO - imagen de referencia

Metrocali busca que con el reforzamiento de la flota haya una mejor cobertura del servicio y se aumente la demanda de pasajeros, que ha sido uno de los reclamos de operadores del sistema porque no se ha logrado un equilibrio financiero.

Foto: Archivo de El País

Aplazar la adquisición de la nueva flota eléctrica para el MÍO es la petición que se está haciendo desde varios sectores, luego de que se declarara desierta la licitación para la provisión y operación de 109 buses con dicha tecnología.

El proceso de licitación fue convocado por Metrocali el pasado 27 de mayo y su adjudicación estaba programada para el próximo 24 de septiembre, sin embargo, no se presentó ningún proponente.

“La licitación se cae porque los oferentes no ven un punto de equilibrio en el negocio. Esos buses no son autosostenibles y nos tocaría, como Municipio, asumir por lo menos en la primera etapa el sostenimiento... yo lo que espero es que de una manera responsable y seria la administración dejé la decisión al próximo alcalde y se analice el verdadero impacto que estos 100 buses van a tener en la movilidad de la ciudad”, expresó el presidente del Concejo de Cali, Fernando Tamayo.

La concejala Alexandra Hernández coincide en que la decisión debe adoptarla el próximo mandatario, “quien debe definir qué vamos a hacer con el MÍO”. “Otro aspecto que se debe considerar es la viabilidad de sacar un nuevo operador con la situación en que estamos ahora”, precisó Hernández.

Lea además: Metrocali tiene hasta el 12 de octubre para acuerdo de pago por demanda de Git Masivo

Para Diego Vivas, director del Grupo Urbano, que agremia a empresas del Transporte Público Colectivo, son varios los factores que incidieron en que no se presentaran proponentes a la licitación de los buses, entre esos las dudas sobre la estructuración financiera.

“Para poder ingresar los 109 buses eléctricos había que crear un fondo de chatarrización por $36.000 millones, que tenía que ser devuelto por Metrocali mediante una tarifa quincenal, entonces ese valor crea dentro del modelo financiero gran incertidumbre sobre todo porque no tiene una relación directa con la gestión operativa... era muy difícil en tan corto tiempo poder conseguir esos fondos”, aseguró Vivas, quien dijo que tenían intención de participar en el proceso, en asocio con una empresa China, pero por temas como este desistieron.

El transportador añadió que también genera preocupación el futuro y la sostenibilidad del sistema, si se tienen en cuenta temas como la millonaria demanda ($110.000 millones) que el operador GIT Masivo le ganó al Municipio.

Asimismo, Vivas afirmó que en caso de que se hubiese adjudicado la licitación “automáticamente iba a ser demandada porque no hay garantías”.

“La primera fase del sistema no se ha terminado, nunca se cumplió la infraestructura y nunca ingresó la flota correspondiente, entonces quién garantiza que los nuevos buses van a lograr eso... la explicación que dan es que con más buses habrá mayor cobertura, pero eso técnicamente no es tan cierto por la mala estructuración operacional que hoy tiene el sistema”, indicó Vivas, quien también está de acuerdo en que la nueva licitación debe ser tarea del próximo Alcalde.

Buses eléctricos

Por su parte, Frank Mosquera, representante de ETM, una de las empresas operadoras del MÍO, manifestó que la declaratoria de desierta de la licitación retrasa la dinámica de mejora en la que se había encaminado el sistema de transporte masivo, donde un eje fundamental es el reforzamiento de la flota.

Con respecto a la falta de proponentes para ingresar los buses eléctricos, Mosquera señaló que se trata de un problema financiero, ya que el modelo actual no garantiza la rentabilidad esperada por los inversionistas privados.

“Las estructuras de costos de cada compañía son muy diferentes, pero a título de ejemplo se podría decir que una inversión en una flota tradicional, de combustión a diesel, puede tener una recuperación de inversión en un lapso de 9 años a 10 años, mientras que una flota eléctrica para tener una recuperación de inversión tendría que ser unos 17 años y las concesiones son a 15, quiere decir que el inversor perdería dinero en las condiciones tecnológicas actuales”, expresó Mosquera.

El empresario añadió que la implementación de estas nuevas tecnologías tiene que ser subsidiada por el Estado, “porque el privado sólo no podría asumir el costo de ese beneficio” ambiental.

“Se dice a los inversores que tranquilos, que en la próxima renovación de baterías que hagan no estarán tan caras, pero el inversor estaría jugando a una reducción de costos a futuro, apoyados en los avances tecnológicos y los inversores no quieren dar ese salto al vacío”, precisó el operador del MÍO.

Evaluarán alternativas para el ingreso de la nueva flota

A través un comunicado, Metrocali anunció que se inició un análisis para determinar las causas de la ausencia de proponentes y establecer las medidas y las acciones conducentes al ingreso de la flota que requiere el sistema masivo. Dicho análisis se hará en conjunto con la Unión Temporal Sigma, firma que se encargó de la estructuración técnica, legal y financiera de la flota adicional del MÍO.

“Fue una sorpresa que no se haya presentado ninguna oferta por parte de las empresas que expresaron interés en esta licitación, ya que durante la etapa de prepliego se recibieron 358 observaciones por parte de 17 interesados en el proceso, y en la etapa del pliego definitivo, otras 223 observaciones de 12 interesados, pero ninguna de las observaciones recibidas advertía una imposibilidad de ofertar por las condiciones de la licitación”, dijo Ingrid Ospina, presidenta de Metrocali.

Lea además: Metrocali tiene hasta el 12 de octubre para acuerdo de pago por demanda de Git Masivo

Refuerzo de flota

El MÍO cuenta con 800 vehículos matriculados a su flota, de los cuales salen a operar un promedio diario de 720 en hora pico, que movilizan cerca de 450.000 pasajeros.

La semana pasada llegaron a Cali 26 buses eléctricos, que fueron ingresados por el operador Blanco y Negro Masivo, y empezarían a operar este mes. Asimismo, se espera que antes de finalizar el año Unimetro ingrese otros 110 buses eléctricos.

El operador Blanco y Negro también vinculó 21 buses a gas natural a la flota del MÍO. Algunos transportadores han manifestado que es más viable adquirir estos vehículos que los eléctricos.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad