Estos son los desafíos que deberá afrontar el nuevo comandante de la Policía en Cali

Escuchar este artículo

Estos son los desafíos que deberá afrontar el nuevo comandante de la Policía en Cali

Noviembre 14, 2019 - 11:30 p. m. Por:
Redacción de El País
General Hugo Casas

El general Hugo Casas, oriundo de Soacha, Cundinamarca, ocupó la comandancia de la Policía Metropolitana de Cali desde 2017. En la institución estuvo 33 años.

Bernardo Peña / El País

Con la ida del general Hugo Casas de la comandancia de la Policía de Cali, noticia conocida el miércoles pasado, varios son los retos en materia de seguridad que le esperan al reemplazo del oficial.

Al respecto, El País consultó a analistas y a las mismas autoridades, que dieron una lista de desafíos que consideran fundamentales superar para que el nuevo encargado de la Policía Metropolitana aplique en la capital del Valle, y se vea beneficiada Cali, la ciudadanía, e incluso la institución.

Hasta el momento, se sabe que el coronel Miguel Ángel Botía, que se venía desempeñando como subcomandante, está a cargo por estos días. También Didier Estrada, que es el comandante operativo, ha estado asumiendo como primera línea en la institución.

Sin embargo, tras la renuncia del general Casas, a Cali arribó el general William Ernesto Ruiz Garzón, exdirector del Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec), para a hacer un empalme y apoyar, por lo pronto, en la jornada de movilizaciones del 21 de este mes.

El general Ruiz, cabe recordar, salió del Inpec tras el escándalo generado por la fuga en la capital del país de la excongresista Aída Merlano.

Fin de año, homicidios y hurtos

El reto inmediato es finalizar el año tratando de controlar delitos como el homicidio y el hurto, pero sobre todo sacar adelante los planes de seguridad que se tienen destinados para Navidad, Feria de Cali y fin de año.

Un investigador de la Policía expresó que el hecho de que llegue un nuevo Comandante a la ciudad para terminar el año puede verse desde dos puntos de vista.

“Por uno, que es el lado negativo, es que si es alguien que viene de afuera y no conoce cómo se está trabajando, empiece a pedir resultados pronto para mostrar un balance a corto plazo. Esto puede perjudicar algunas investigaciones, porque dado el caso se realizan solo algunas capturas, pero no se desmantelan bandas delincuenciales”, dijo el investigador.

Asimismo, agregó que “si el nuevo comandante entra en sintonía con el que sale y con los planes que están en marcha, estrategias como el Plan Navidad y Feria de Cali se desarrollarán de manera óptima y por consiguiente se podrá cerrar el año bien, y los homicidios y hurtos también tendrán un cambio en las cifras”.

Lea también: ¿Qué implicaciones trae para Cali la sorpresiva renuncia del general Hugo Casas a la Policía?

Entre enero y octubre de este año, por ejemplo, en Cali se presentaron 916 asesinatos, lo que implica una reducción de 48 de estos delitos con respecto al 2018. En total, el año pasado hubo 1170 homicidios.
En cuanto a los hurtos, solo entre el 1 de enero y el 11 de septiembre de este año hubo 20.453 denuncias sobre hurtos de diferente tipo en Cali, según las autoridades. Las denuncias crecieron un 14 % frente al mismo lapso de 2018.

Déficit de policías

Adalberto Sánchez, director de Cisalva, Instituto de la Universidad del Valle que estudia la prevención de la violencia en Cali, afirmó que el nuevo Comandante tiene la misión de enviar un mensaje a la Policía Nacional y al Gobierno de la necesidad de aumentar el pie de fuerza en la ciudad.

“Para nadie es un secreto que Cali tiene un déficit de policías, que está asociado a múltiples factores como el ejercicio de la jubilación de los miembros de la Policía. Ese pie de fuerza no solo tiene que estar representado en más uniformados en las calles, sino que tiene que venir con estrategias de inteligencia, tecnología, que haya una sincronía entre varios mecanismos que son necesarios para mantener el orden público”, acotó Sánchez.

De acuerdo con las autoridades, en la capital del Valle hay un déficit de 1500 policías, a raíz de un fallo del Consejo de Estado que permite a los oficiales jubilarse luego de 20 años de servicio, sin importar la edad.

Combatir la delincuencia organizada

Una fiscal de la región, que conoce de cerca cómo es la dinámica de la criminalidad en Cali, explicó que la persona que reemplace al general Casas debe seguir el legado de combatir a las bandas de delincuencia organizada.

“La idea es seguir con la labor articulada (Policía, Fiscalía, Ejército), con el fin de dar golpes a las estructuras delincuenciales que operan en la ciudad, y que tienen azotadas a Cali en materia de homicidios, hurtos, microtráfico, este último un reto importante porque si se desarticulan grupos de expendio de droga se fortalece al tema de seguridad”, comentó la funcionaria.

“Creo que ese es el reto que tiene el nuevo Comandante, lograr o consolidar esa articulación con las entidades del Estado para combatir el crimen organizado desde abajo, desde las cabezas pequeñas hasta las grandes”, finalizó la fiscal.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad