Contraloría dice que se hicieron pagos sin justificar por obras del Terminal Sur del MÍO

Gracias por hacer parte de El País.

Queremos que sigas disfrutando de los mejores contenidos.

¿Aún no tienes suscripción digital con El País?

Suscríbete aquí

¿Ya eres un suscriptor digital de El País?

INICIA SESIÓN

Contraloría dice que se hicieron pagos sin justificar por obras del Terminal Sur del MÍO

Abril 29, 2019 - 11:00 p.m. Por:
Redacción de El País 
Contraloría dice que se hicieron pagos sin justificar por obras del Terminal Sur del MÍO

Los trabajos en el sector de Valle del Lili se frenaron en junio del año pasado, por orden del Consejo de Estado. Para su reanudación, o no, es necesario que la Universidad del Valle realice un estudio del impacto ambiental que podría generar la infraestructura en esta zona del sur de Cali; el informe aún no se conoce.

Archivo de El País

Por haber girado un anticipo sin existir respaldo frente a la obra ejecutada, la Contraloría Municipal encontró un hallazgo administrativo con presunta incidencia disciplinaria, fiscal y penal en el proceso contractual que adelanta Metrocali con la firma Sainc S.A. en la Terminal Sur del MÍO, en el sector de Valle del Lili.

De acuerdo con el ente investigador, que adelantó una auditoría a la gestión fiscal de Metrocali y revisó la ejecución de los diferentes frentes de obra que tiene en la actualidad el ente gestor del MÍO, “se pudo establecer que se han autorizado por parte de interventoría desembolsos al contratista por $8.064.833.669, de los cuales se han amortizado recursos del anticipo por $1.030.228.525”.

Esto quiere decir, de acuerdo con el contralor Diego Mauricio López, que a pesar de que la construcción de la Terminal Sur se encuentra suspendida por la falta de un estudio técnico y permisos ambientales, existe un monto de $7034 millones que fue girado al contratista, sin que exista respaldo frente a la obra ejecutada.

Lea también: ¿Qué pasó con las obras de la Terminal Sur del MÍO?

“Estos recursos están en manos del contratista, sin estar justificados ni en las obras, ni en las cuentas; este recurso ya dejó de estar en la fiducia donde se protege para la correcta utilización del anticipo. Por esta razón iniciaremos, de manera inmediata, un proceso de responsabilidad fiscal para establecer responsabilidades”, dijo el contralor López, quien señaló que trasladará copia de esta anormalidad a la Contraloría y la Fiscalía.

El funcionario señaló que, aunque la obra fue suspendida por el Consejo de Estado hace ocho meses por encontrarse a la espera de un estudio ambiental que debe realizar la Universidad del Valle, esta situación no justificaría el desembolso que realizó el ente gestor del MÍO a Sainc S.A.

“En la medida en que el anticipo se va desembolsando a la cuenta del contratista, él (el contratista) debe justificar con obras y con informes, tanto técnicos como financieros, la utilización del anticipo. Aquí también hay una responsabilidad, presuntamente, del interventor de la obra, que es quien finalmente autoriza el desembolso de estos recursos; es él quien debe vigilar el correcto uso del anticipo y que los recursos estén plenamente justificados, así como debe estar pendiente a solicitar la devolución de los recursos hasta que se reactiven los trabajos”, hizo hincapié López, quien señaló que Metrocali realizó el giro de los $8064 millones antes que los trabajos en Valle del Lili fueran suspendidos.

Ante esto, Metrocali señaló, a través de un comunicado, que los recursos “no se han perdido y no existe ningún detrimento al patrimonio de los caleños” y que no está de acuerdo con los hallazgos de la Contraloría, por lo que impondrá un recurso de reclamación.

El ente gestor del MÍO informó que “del valor total de la obra, $60.930 millones, se aprobó un anticipo de $14.140 millones que corresponden al 24 % de ese rubro. De dichos recursos $8064 millones se han entregado al contratista y los otros $6076 millones se encuentran en la fiducia que Metrocali dispone para los recursos de sus obras. Del valor entregado en pagos parciales al contratista, todos avalados por la interventoría externa, un total de $1030 millones están amortizados contra facturas y el saldo, $7034 millones, se encuentra en trámite ante la interventoría para alcanzar su amortización (es decir que las facturas existen, pero no se han presentado porque se suspendió el contrato)”.

Metrocali recalcó que el anticipo girado a Sainc S.A. se realizó con el fin de adquirir materiales y todo lo relacionado con la obra. “Para aprobar el anticipo el contratista debe presentar al interventor un plan de manejo quien además de aprobarlo, debe verificar que se encuentre vigente la póliza que garantiza el buen manejo e inversión del anticipo. Todo eso lo hicimos en esta obra, por eso al momento en que llegó la orden para suspenderla ya se habían realizado inversiones por $8064 millones, dinero que se encuentra respaldo en su totalidad”.

Un proyecto con tropiezos

Luego de ser contratada, en diciembre del 2016, la obra de la Terminal Sur del MÍO ha sufrido varios traspiés que han dificultado su ejecución, la misma que en principio estaba planeada para completarse en 24 meses. En total, la obra está tasada en $60.930 millones.

El primero fue el lío jurídico por la propiedad del terreno donde se construirá, lo que generó la suspensión de los trabajos desde enero hasta mayo del 2017. A partir del 9 de mayo del 2017 se reinició el contrato de obra y se pactó la fecha de terminación para el pasado 24 de abril del 2019.

Nuevamente la construcción de la Terminal Sur del MÍO se suspendió en junio del 2018, cuando el Consejo de Estado ordenó completar un estudio de impacto ambiental, a cargo de Univalle, antes de continuar la obra.

Dicha petición se realizó tras varias protestas y el inicio de acciones legales por parte de la comunidad del sector que manifestó preocupación por la afectación que podrían sufrir tanto el bosque seco tropical como el humedal El Cortijo, situados en inmediaciones al sector donde se edificará la Terminal Sur.

En junio del año pasado, cuando fueron suspendidas las labores, la obra mostraba un avance del 9 %, según informó Metrocali. En ese entonces se alcanzó a colocar la base asfáltica de la calzada oriental de la Calle 42, y en la Carrera 99 se estaba trabajando en la construcción de redes de alcantarillado.

Entre tanto, en el sector de Valle del Lili la ejecución de la obra continúa dividiendo opiniones, pues hay quienes sostienen que esta infraestructura es necesaria para mejorar la llegada del transporte público masivo a esa zona, mientras que otras personas advierten que esta intervención alteraría las condiciones ambientales y sociales en esa zona del sur de Cali.

Daniel Loango, residente de Valle del Lili, señaló que “los buses del MÍO tardan mucho en llegar hasta acá y toca esperarlos hasta una hora. Esa terminal sería una solución”.

Por su parte, Rocío Ruiz, presidenta de la JAC de la Urbanización Lili, señaló que “la comunidad no está en contra del desarrollo, pero sí queremos que se reubique el proyecto para que se preserve el bosque seco tropical y el humedal El Cortijo”.

El acta de inicio del contrato entre Metrocali y Sainc S.A. se suscribió el 27 de diciembre del 2016.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad