Cien días de Duque: ¿ya se sabe cuál es su estilo de gobierno?

Cien días de Duque: ¿ya se sabe cuál es su estilo de gobierno?

Noviembre 14, 2018 - 11:50 p.m. Por:
Redacción de El País
Iván Duque, presidente de Colombia

Tranquilo, conciliador, pero también frívolo, así se ha mostrado Iván Duque en los primeros 100 días de su gobierno, afirman analistas.

Foto: Colprensa

Cien días es poco tiempo para hacer un balance definitivo de un estilo presidencial. Sin embargo, los analistas y políticos consideran que la falta de experiencia le está pasando factura a Iván Duque. Al tiempo destacan su espíritu tranquilo como una virtud a la hora de ‘negociar’ con los sectores políticos y ganar gobernabilidad.

El analista político Andrés Fandiño dice que no se puede evaluar si un Gobierno es positivo o negativo durante sus primeros cien días, pero considera que en ese lapso ya se puede descubrir la línea central de gobernabilidad, que en este caso, “no se ha visto”.

Una mirada similar tiene el politólogo Jhon Mario González quien asegura que el de Duque “es un Gobierno al que la opinión pública quisiera darle un compás de espera, pero en sus primeros cien días se raja porque además ha reversado en temas fundamentales que abanderó en campaña, en casi todo”.

Lea además: Duque posesionó a los embajadores para Ecuador, Canadá, Guatemala y Alemania

Paradójicamente, Roy Barreras, senador de La U, partido que se declaró independiente, dice que no es una buena idea arrancar con una oposición radical para destruir un gobierno nuevo. “La gente quiere que el Presidente tenga la oportunidad de acertar con su propuesta, cien días es muy poco”.

Por eso resalta primero lo positivo: el compromiso reiterado de no hacer trizas el Acuerdo de Paz, su declaración de respaldo a la Justicia Especial en París, su visita a Pondores en La Guajira donde le expresó su compromiso a los reinsertados y la refrendación que hizo ante Naciones Unidas de la verificación de la implementación de la paz.

Sin embargo, es claro al identificar que pese a las calidades técnicas del gabinete, “muchos se están quedando enanitos y no se ve con claridad cuál es su prioridad”.

Barreras insiste que “un Presidente joven no puede hacerlo todo solo y menos con la sombra de quien quiere hacerlo todo por él”.
En el mismo sentido se pronuncia la senadora de la Alianza Verde Angélica Lozano quien considera que a Duque y su gobierno se le nota la falta de experiencia.

“Se nota que hay vacío de poder” y a su juicio, “se le ve muy frívolo”. La senadora insiste que el tema de la farándula le resulta “molesto, porque él no ha entendido que es un jefe de Estado”.

Lea además:

Para Lozano, lo positivo es que la gobernabilidad del presidente Duque está atravesada por su tranquilidad y su tono conciliador le permite llegar rápidamente a acuerdos. También resalta la paridad en el Gabinete, pues la primera vez que un gobierno tiene ocho ministerios dirigidos por mujeres. “Esos son pequeños cambios que generan alto impacto”, sostiene.

También apoya la decisión presidencial de no “repartir mermelada” a través de regalos burocráticos porque “esa una decisión que hubiéramos adoptado en caso de ganar las elecciones”.

La senadora Paloma Valencia, del Centro Democrático, pese a sus recriminaciones públicas, dice que Duque ni es ambivalente en su estilo, ni hará lo mismo que Juan Manuel Santos como lo sugieren muchos, al hacer referencia a la supuesta división entre Gobierno y partido.

Dice que el Presidente sí tiene una ruta clara y que este es un gobierno que se propone ser económico. “Los resultados en planteamientos como este no son inmediatos ni palpables”, explica.

Sobre las críticas que recibe el mandatario por su “estilo frívolo”, comenta que él llegó a dirigir un país polarizado en el que todo lo que se dice genera “unos bandos que salen a decir qué maravilloso y otros qué espantoso. Duque en su ánimo conciliador ha tomado temas que no sean ofensivos para nadie y que acercan al país, como la cultura y nuestros artistas”.

Relaciones con el Congreso

Los tres meses del Gobierno Duque han sido complejos en el Congreso de la República. En eso coinciden las fuentes consultadas.

Los senadores sostienen que la agenda legislativa “ha sido pobre”, pero sobre todo, por la calidad de los proyectos presentados.

El senador de Cambio Radical, Carlos Fernando Motoa, dice que si la pregunta la reforma a la justicia o la política se han tramitado, pero el contenido de las iniciativas es “muy pobre” y se refiere específicamente a la Reforma a la Justicia, que considera “casi que inocua. El 80 % de esas reformas podrían hacerse mediante ley ordinaria o ley estatutaria, no necesariamente con acto legislativo”.

Por su parte el senador Roy Barreras sostiene que las iniciativas del Gobierno en el Congreso sí están andando y que nada tiene que ver con que haya o no mermelada. “Lo que pasa es que si nos parece mal, votamos no y eso es distinto”.

También senador de Cambio Radical, Carlos Abraham Jiménez, asegura que técnicamente el Gobierno Duque “tiene un grupo de ministros muy bueno si fuera para dirigir el sector privado, pero el sector público es muy diferente”.

Explica que el Gabinete se ha demorado en presentar proyectos e insiste, que “lo presentado no tiene tanto peso. Han perdido la oportunidad en tres meses de presentar proyectos importantes, ellos están en una etapa de aprendizaje”.

Pero la senadora Paloma Valencia, vocera de la bancada del Centro Democrático, dice que seguirán el trabajo juicioso en el Congreso de la República.  “Lo más positivo del gobierno es cómo acabó con la mermelada, eso era casi imposible”, considera Valencia.

Nombramientos

El presidente Iván Duque posesionó este miércoles en ceremonia privada a otro grupo de diplomáticos.

Manuel Enríquez Rosero, en Ecuador. Es abogado de la Universidad Libre, fue representante a la Cámara entre 2006 y 2018.

Federico Hoyos, en Canadá. Es politólogo con estudios avanzados en The Phoenix Institute de University of Notre Dame, EE. UU.

Juan Hurtado Cano, en Guatemala. Es abogado de la Universidad Libre de Pereira, fue concejal de esa ciudad y diputado de Risaralda. También fue embajador de Colombia ante el Estado de Israel en 2007.

Como embajador de Alemania se posesionó a Hans-Peter Knudsen Quevedo, quien es administrador de empresas de la Universidad del Rosario.

Lea además: ¿Qué ha pasado con las principales promesas de Duque tras cien días de gobierno?

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad