Una trayectoria ejemplar

Escuchar este artículo

Una trayectoria ejemplar

Enero 27, 2021 - 11:55 p. m. Por: Editorial .

“Abrazar a los que no pude abrazar”, fue la frase expresada hace unas semanas por el ministro Carlos Holmes Trujillo García, en una entrevista concedida a las emisoras del Ejército. Hoy, Colombia, el Valle y Cali lamentan su desaparición a causa del coronavirus.

Su vida fue un ejercicio constante de servicio público al país y a su tierra natal, un periplo fructífero que incluyó la más variada gama de cargos, elecciones y designaciones, en las cuales se destacó por su proverbial caballerosidad y su afán por cumplir sus compromisos. Desde Alcalde de Cali, miembro de la Asamblea Nacional Constituyente hasta los ministerios de Gobierno, Relaciones Exteriores, Educación y Defensa, como Comisionado de Paz o en su paso por representaciones del país en varias embajadas o en organismos internacionales, Carlos Holmes dejó un recuerdo de su compromiso con el bien de nuestra región y de nuestra Nación.

Nacido en Cartago, los caleños lo recordarán siempre por ser el primer alcalde elegido, en 1988. Un hombre sencillo, capaz de escuchar a sus gobernados, respetuoso de las diferencias y empeñado con promover la unión de propósitos en medio de las naturales diferencias de opinión o de banderas. Y en su trayectoria nacional se ganó el respeto de quienes reconocieron su interés de trabajar en beneficio de su país, lo que lo hizo merecedor del cariño y la atención de quienes forman parte de los partidos a los cuales perteneció.

A través de su extensa carrera fue uno de los grandes exponentes y servidores públicos del Valle al cual representó con éxito en todos los escenarios públicos a los cuales tuvo acceso. Y fueron muchos los caleños y vallecaucanos que recibieron su ayuda y respaldo cuando Trujillo García se desempeñaba en las embajadas y cargos diplomáticos en los cuales fue designado.

Carlos Holmes aspiró a la vicepresidencia y luego a la presidencia de la República, actuando siempre con los instrumentos de la lealtad, la nobleza y la limpieza que caracterizaron sus casi cincuenta años de vigencia en la política, en la diplomacia y en el ejercicio de las responsabilidades que se le encomendaron. Nadie podrá decir que recibió de él un agravio, así se atravesaran las más difíciles circunstancias en un país en el cual la política está cada vez más llena de confrontaciones y radicalismos.

Hoy debemos lamentar la partida de un vallecaucano ilustre y un servidor público ejemplar. Carlos Holmes Trujillo murió en ejercicio de sus funciones al frente del Ministerio de Defensa y a causa de esa pandemia que deja estragos y dolor en todo el mundo. Colombia, el Valle y Cali sienten el dolor que causa la desaparición de quien fue ante todo un caballero en el ejercicio de la política y del servicio a los colombianos, buscando la paz y pensando siempre en el bien común para nuestra Nación.

El País expresa sus sentidas condolencias a su señora esposa, a sus hijos, nietos y familiares, y a todos sus amigos y seguidores. Su trayectoria debe servir de ejemplo para encontrar en la conciliación y el respeto a la diferencia la posibilidad de ejercer la política y el servicio público con nobleza.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS