Otro contrato polémico

Noviembre 28, 2022 - 11:55 p. m. 2022-11-28 Por:
Elpais.com.co

Las revelaciones sobre las maniobras para ampliar el contrato para reparación de la malla vial es otra sorpresa más de aquellas que indignan a los caleños. Y vuelven a reclamar la presencia de la Procuraduría y la Contraloría para aclarar lo que puede ser un nuevo y costoso descalabro en las finanzas municipales e impedir las posibles irregularidades que se han denunciado.

Desde el inicio del segundo gobierno de Jorge Iván Ospina se anunció una inversión multimillonaria para reparar las vías de la ciudad, algo que correspondía al reclamo de los caleños. Sin embargo, el cambio en el objeto social de Emcali y los intentos por realizar esa inversión de $89.000 millones mediante un convenio interadministrativo con esa entidad despertaron la sospecha y el rechazo. Como resultado, el Municipio debió realizar una licitación en el 2022, es decir dos años después, con un consorcio y en medio de la polémica de la propuesta.

Según la adjudicación, la inversión total sería de $86.000 millones e intervendría 587 vías entre el 1 de julio y el 31 de diciembre. Hoy sólo se han desembolsado $15.000 millones, el contrato apenas tiene un progreso del 25% y es muy posible que no se cumpla en el tiempo estipulado. Las explicaciones del Secretario de Infraestructura a esa demora, que además no han sido mencionadas por el contratista, se refieren a que las lluvias han demorado las obras, por lo cual habrá que prorrogar el contrato hasta el 2023.

Y viene lo más difícil de entender. En septiembre, el municipio abrió una licitación por $9106 millones para intervenir 66 tramos más antes del 31 de diciembre, la cual fue suspendida por esa misma dependencia, manifestando que el plazo era “demasiado corto para la ejecución de ese tipo de contrato”, como lo habían expresado los proponentes de esa licitación. Pero no tuvo inconveniente en sumar esas obras al contrato con el Consorcio Vial que vence el próximo 31 de diciembre.

Más aún, la adición de los 66 tramos le costará ahora al municipio $13.800 millones, es decir, $4694 millones más. Y será ejecutada en el mismo tiempo que antes había declarado como “demasiado corto”, aduciendo también que con la confusa figura de agregarla a un contrato ya existente se ganaba tiempo, así no esté claro si se puede hacer esa adición que cambia las condiciones del que fue adjudicado mediante licitación.

Ahora, y mientras se espera la solicitud al Concejo para que amplíe hasta el 2023 la partida presupuestal que permitirá prorrogar el contrato de acuerdo con los deseos del Gobierno Municipal, desde muchos sectores de la ciudad se pregunta qué es lo que de verdad está sucediendo y qué consecuencias tendrá para la transparencia y los recursos de la ciudad.

Por ello es necesario que la Contraloría y la Procuraduría hagan uso de sus facultades para ejercer controles de advertencia y revisen esas actuaciones con el propósito de dar claridad a la preocupación que expresan algunos concejales y voceros de la ciudadanía. Y si llegan a encontrar las anormalidades que se denuncian, se pueda evitar un nuevo descalabro para Cali.

VER COMENTARIOS
Publicidad