El ‘man’ money de Maduro

Escuchar este artículo

El ‘man’ money de Maduro

Junio 16, 2020 - 11:45 p. m. Por: Poncho Rentería

Los gringos son muy poderosos pero a veces se meten autogoles. Uno, cuando sus violentos policías disparan a cuanto negro ciudadano les cae gordo por el color de la piel o porque tiene el pelo chuto o porque lleva un teléfono celular que para un racista es un arma peligrosa. Segundo autogol gringo: cuando se les fuga un colombiano millonario y eso ha pasado con don Álex Saab que tiene una acusación grave en USA: “Guardar y esconder centenas de millones de dólares de propiedad de honorables funcionarios de Venezuela aliados del presidente Nicolás Maduro”.

Nos ha castigado 88 días el virus chino y hablar de lo terrible que viene no es de buena nota y me voy a un tema que tiene seducidos a los trece mil periodistas que por Colombia informan, a Álex Saab que es el hombre en la noticia por ser multimillonario costeño, barranquillero, de familia muy conocida, muy figurón del carnaval costeño donde se disfraza y baila champeta. El hombre hace rato es buscado por los gringos y la Interpol pero como es más veloz que una ardilla australiana se les ha escapado.

Personaje don Álex Saab y su retención -no prisión- en la republiquita africana de Cabo Verde, es noticia en Miami, en Caracas y en Colombia porque el hombre compraba millones de dólares en alimentos para reenviar a Venezuela y eso como delito es flojón-flojón. Vanessa De La Torre, Yamid Amat y Julio Sánchez Cristo daban ayer como un hecho que iría extraditado por la CIA a Boston o Atlanta. Se apoyaban en noticias de Univisión pero a vía de futuros. Hoy ellos y los entendidos ven que se derrumbó la extradición porque Álex Saab tiene un bonito pasaporte venezolano color vinotinto que lo acredita como ‘Embajador y diplomático del gobierno de la República de Venezuela’. Con esa chapa y unos cuatro millones de dólares que reparta al presidente de la seudo república de Cabo Verde y sus 8 ministros, arregla el lío y vuelve a Caracas al hotel Tamanaco a repetir una frase muy de nuevos ricos fantoches y venezolanos: “Oye tú mesero, tráeme un whisky doble etiqueta negra”.

Extra: aumentan los abrazados por el virus en Bogotá, Medellín y Cali, ante eso más encierro, algo insoportable, es que los 88 días que llevamos de “juiciosos y abstemios” nos tienen hasta la coronilla y colorín colorado.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS