A Mónica la expulsaron

A Mónica la expulsaron

Enero 28, 2015 - 12:00 a.m. Por: Poncho Rentería

A Mónica Villamizar Villegas, destacada periodista caleña, enviada por la cadena televisiva Al Jaszira a Caracas, la expulsaron a empujones del país los policíacos. El motivo da para risas, dizque por ser “una espía de la CIA en tareas golpistas”. Mónica es una prestigiosa periodista que labora en Washington exitosamente. El trato que le dieron en Caracas fue de típico matoneo. Los escándalos que soplan en Colombia, taparon la noticia de su expulsión y por ello el periodismo colombiano no censuró la guachada a la colega.Horas después de la expulsión, me llamó desde Caracas el empresario Miguel Amat Cugat, me dijo que el periodismo arrodillado al gobierno de Maduro aprobó el atropello. ¿Por qué? le pregunté, me respondió que por chavistas sectarios, que están bien pagados, que están cobrando caro su apoyo a Maduro con contratos millonarios, los llamados “de prestación de servicios”. El periodismo gobiernista en Caracas se está ganando loterías y el cariño del poder. Punto.Que el expresidente Andrés Pastrana viajó a Caracas “pagado por los narcos y los fascistas de Venezuela”. Esa chorrada la soltó por televisión Nicolás Maduro, el locuaz gobernante venezolano, el gordo busca-pleitos. Andrés Pastrana estuvo frente a la cárcel donde está preso su amigo Leopoldo López. No pudo verlo. Lo atajó la Policía. Valiente Pastrana, en cambio, Juan Manuel Santos se pasa de prudentísimo, ignorando los insultos del Maduro a Pastrana y al expresidente Uribe. Punto.La revista turística ‘Andando y viajando’ circulando en Cali, me hizo un reportaje telefónico. Salió regio, estuve lúcido, frívolo y alegrón. Pero apareció una frase que nunca dije: “Estoy orgulloso de mis 27 años escribiendo en dos diarios importantes, en radio, en televisión, y me he ganado muchos premios”. Nunca dije lo de los premios, no me he ganado ninguno, no gusto a los ‘jurados imparciales’. Punto.Y buen paseo es ir al ‘Hay Festival’ en Cartagena desde mañana. No vienen Marcel Proust ni Carpentier ni Don Gabo Márquez. No lloverá cultura, es un paseo delicioso de cuatro días, con almuerzos, bailoteos nocturnos, pasarela, 300 fotógrafos y un reencuentro amistoso con amigas cultas y con charlistas inteligentes como Juan Esteban Constaín, Roberto Pombo y Héctor Abad. Ese ‘Hay Festival’, en el bello teatro Heredia, cerca al mar y a los bares, refresca al periodismo que sufre los escándalos políticos. Allá nos vemos, otro ocio es refrescante.

VER COMENTARIOS
Columnistas