Escuchar este artículo

Instantáneas

Junio 13, 2021 - 06:35 a. m. 2021-06-13 Por: Carlos Duque

Río revuelto: llegan las elecciones en medio de la pandemia, la crisis económica, la protesta pública, el desempleo, narcotráfico, paramilitarisno urbano… Que Dios nos coja confesados.

Imagínense el lobby tan tenaz que se debe estar moviendo en el Congreso para que no pase la Ley de Comida Chatarra, con el hambre de los congresistas en busca de billete para financiar las campañas de marzo.

Señores empresarios de la industria de los alimentos: ¿en lugar de seguir estimulando la corrupción política haciendo lobby para que no pase la Ley de Comida Chatarra en el Congreso, no deberían reflexionar sobre la responsabilidad que tienen con la salud de los consumidores? Ya es hora de asumir los retos del cambio.

La violencia es a la política lo que la pornografía al sexo. La persuasión es a la política lo que la seducción al sexo.

Vea pues. El país político y los medios pendientes de quién será el próximo capitán de este Titanic cuando lo que necesitamos con urgencia son cursos intensivos de natación.

Tengo hermanos y amigos de derecha e izquierda que amo y critico, he publicitado y votado por políticos de todos los colores, he anunciado bancos, gaseosas, festivales de arte y telenovelas. Hoy votaría por mujeres que defiendan la causa de los jóvenes y la dignidad de los animales.

¿Saben cuántas generaciones necesita una familia colombiana para pasar de ingresos bajos a medios según World Economic Forum?: 11 generaciones, es decir 100 años. Y después nos preguntamos por qué estamos como estamos. Si estás de acuerdo con que esto tiene que cambiar es el momento de inscribir tu cédula y VOTAR.

Descubres que eres adulto mayor cuando empiezas a llamar berrinche a la protesta de los jóvenes como si se tratara de pataleta de niños. Se te olvida que esos niños están en capacidad de votar y cambiar el destino fatal al que los hemos condenado. Tocó aprender a escucharlos.

Al gobierno, (a todos los gobiernos), se les había olvidado que el derecho a una vida digna incluía también a los jóvenes de los sectores más vulnerables. Llegó la hora de recuperar la memoria.

No hay puesto de domicilio en Rappi para tanto joven desempleado.
Sigue en Twitter @_carlosduque

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS