Instantáneas

Escuchar este artículo

Instantáneas

Agosto 18, 2019 - 06:35 a.m. Por: Carlos Duque

Llorar y reír recordando a Galán y a Garzón es la radiografía macabra de nuestra realidad.

“Podrán matar a las personas, pero no a las ideas” era la frase que repetía Galán ante la certeza de que sería asesinado. Lo más triste es que después de 30 años parece que también sus ideas fueron acribilladas.

La idea de Garzón no era hacernos reír sino pensar. No es chiste.

La muerte de Jaime Garzón no fue un asesinato, fue una masacre. Mataron a Godofredo Cínico Caspa, Heriberto de la Calle, Josefina Tibaná, Néstor Elí, John James, John Lenín, Oficial del Quemando Central, Inti de la Hoz, Émerson de Francisco, William Garra…

El frío tenaz que estamos sintiendo en Bogotá es puro calentamiento global.

El feminismo es la manera que se inventaron las mujeres para que los hombres las veamos más allá de la tetas.

Hay que tirarle pelota al fútbol femenino.

Matemáticas de la tragedia política colombiana: dividir a la ciudadanía, restarle importancia a la violencia, multiplicar la estupidez y sumar líderes sociales asesinados.

Cada vez que queremos enmendar un disparate social histórico procedemos a expedir una ley que luego debemos reformar porque esta no funciona, y así.

Es curioso ver a Claudia López y a Gustavo Petro sacándose los trapitos al sol en tuteádose de tuit a tuit.

Así va la campaña conservadora 2019 para gobernación de Antioquia: que Juan Camilo Restrepo no es Juan Camilo Restrepo.

Ya arrancó la campaña de Paloma Valencia a la presidencia. Dice que “Dar subsidios a los ricos no es un delito”.

Después de entrevistar a la viuda de Galán, Yamid Amat abre encuesta a los televidentes preguntando: “¿Usted cree que valió la pena el sacrificio de Luis Carlos Galán?”. ¿Será que para Yamid hay asesinatos que valen la pena?

Sigue en Twitter @_carlosduque

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS