Trabajo temporal crece un 10% durante Navidad y fin de año en Cali

Trabajo temporal crece un 10% durante Navidad y fin de año en Cali

Noviembre 23, 2018 - 11:45 p.m. Por:
Redacción de El País
Restaurantes

El sector de restaurantes es uno de los que más ocupa personal extra en las festividades navideñas y de fin de año.

Redacción de El País

Cristian González, un estudiante universitario de ingeniería, ha pasado sus últimas dos vacaciones de fin de año trabajando como vendedor de almacén en un centro comercial del sur de Cali.

“Es un dinero extra que me sirve no solo para mis gastos personales sino para ayudarles a mis papás”, dice.

Cristian es contratado con salario mínimo y prestaciones durante 45 días.
Además tiene derecho a comisiones por ventas y seguridad social, por tratarse de un trabajo legal.

Él forma parte del ‘ejército’ de caleños que cada año durante las festividades navideñas y decembrinas son enganchados temporalmente por almacenes, restaurantes, hoteles, discotecas, estaderos y oficinas de turismo.

Esta oportunidad es aprovechada en su mayoría por jóvenes estudiantes de ambos sexos, personas desempleadas, o que laboran por días en prestación de servicios. Y hasta figuran amas de casa —en especial cocineras y reposteras experimentadas— que prefieren trabajar durante esa época por fuera del hogar para ganar dinero extra.

Según Jorge Hernando Peña, director del Servicio Público de Empleo del Sena en Cali, durante el último trimestre del año la oferta de vacantes y la contratación de personal extra aumenta en promedio un 10%.

“Son personas contratadas desde mediados de octubre hasta diciembre, ya que se trata de la temporada de mayor movimiento comercial y de ventas, y en especial durante los días de la Feria de Cali” señala.

En el sector manufacturero la contratación es menor, aunque algunas factorías (en especial confeccionistas) acuden a algunos apoyos extras para atender el aumento de pedidos y ciertos picos de producción.

Lea también: 'Estas son las modernas marcas de ropa y comida que abren sus puertas en Cali'.

Las personas que son contratadas
de manera temporal deben ganar salario mínimo legal, tener todas las prestaciones de ley, y deberán ser afiliadas a la seguridad social.

¿En qué trabajan?

Meseros, personal de apoyo y limpieza, guardas de seguridad, vendedores de mostrador, cajeros, ayudantes de transporte y logística, recreacionistas, y bodegueros, conforman la mayor parte de las vacantes extras que ocupan habitualmente empresas y establecimientos durante esa época.

Antier, por ejemplo, fueron contratadas las últimas 170 personas con esos perfiles en el marco de una microrrueda de empleo que organizó el Sena en la ciudad.

Peña recordó que hasta octubre año, el Servicio Público de Empleo en Cali se recibió una oferta de 30.553 vacantes y se colocaron 17.097 trabajadores. Muchas de esas vacantes son para empleos temporales de fin de año.

Pese a ello, a la fecha 156.000 caleños siguen sin trabajo, aunque la tasa de desocupación bajó al 11,1% en septiembre último, según el Dane.
Fenómeno habitual

El empleo temporal navideño se volvió una costumbre, no solo en Cali, sino en el resto del país.

El presidente de la Asociación Colombiana de Empresas de Servicios Temporales, Acoset, Miguel Pérez García, señala que es tal el auge de este tipo de contratación, que cada fin de año alrededor de 50.000 personas en promedio son enganchadas de forma extraordinaria a escala nacional.

“Son empleos o trabajos en misión con remuneración legal y prestacional que facilitan a muchas personas obtener un ingreso (así sea temporal) que les ayuda a sortear sus gastos del hogar”, dice el dirigente.

La acogida a esta modalidad laboral ha llevado incluso a que muchos restaurantes y hostales de carretera estén creciendo en diversas regiones, sobre todo durante las vacaciones de medio año y Navidad para atender la avalancha de turistas.

Un ejemplo de ello es el Eje Cafetero, en particular municipios como Salento y Filandia (Quindío), que hoy son importantes polos recreativos y de descanso, y donde se recluta personal extra principalmente para los parques de atracciones y hoteles.

Tanto que muchas personas emigran desde el interior del país hacia esa región turística con la esperanza de ser contratadas.

Otras ciudades de gran demanda de empleos temporales son Bogotá y Medellín, lo mismo que Cartagena y Barranquilla, por el tamaño de su mercado comercial y turístico, y que se crece particularmente durante las festividades navideñas.

Cabe recordar, que por ley, este tipo de trabajadores debe cumplir una jornada de ocho horas. Si la misma se eleva a diez, el establecimiento deberá pagar dos horas extras diarias.

El empleo temporal para menores de edad está prohibido por la ley colombiana, por lo que es importante que los padres de familia y los patronos conozcan este impedimento.

Cabe recordar, que para ser enganchado temporalmente ya no se necesita libreta militar.

‘Rebusque’ e informalidad

Así como el empleo temporal crece en las festividades decembrinas, también lo hace a la par el llamado ‘rebusque’ o las ocupaciones de corte informal.

“Es usual que al final de cada año haya una explosión de personas que salen a buscar una oportunidad laboral, especialmente en ventas ambulantes y callejeras”, dice Alfonso Santacruz, miembro del Observatorio Laboral del Valle del Cauca. Por su complejidad es difícil saber el tamaño de este tipo de mercado.

Sin embargo, es un reflejo más, anota, de esa tasa del 50% que constituye el empleo informal en la ciudad.

En los sanandresitos y negocios populares del centro de Cali también se engancha personal extraordinario para atender ventas, transporte y vigilancia.

Otra modalidad habitual en esta temporada es también el llamado empleo “por cuenta propia”. Es decir, el de personas que compran mercancías para revender y obtener alguna ganancia. Ninguna tiene seguridad social.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad