¿Va a comprar un carro de segunda? Cuatro claves para llevarse el mejor usado a casa

Gracias por hacer parte de El País.

Queremos que sigas disfrutando de los mejores contenidos.

¿Aún no tienes suscripción digital con El País?

Suscríbete aquí

¿Ya eres un suscriptor digital de El País?

INICIA SESIÓN

¿Va a comprar un carro de segunda? Cuatro claves para llevarse el mejor 'usado' a casa

Julio 12, 2019 - 11:45 p.m. Por:
Redacción de El País
Cuatro claves para llevarse el mejor 'usado' a casa

El estado de la cabina refleja el trato que se le ha dado al vehículo. Por eso, antes de comprar un auto se deben revisar los asientos, el tablero y los paneles de las puertas.

Foto: Archivo de El País

Según las estadísticas del Runt, el año pasado los traspasos de autos de segunda en Colombia superaron en más de tres veces los registros de matrículas de coches de estreno, que en el 2018 alcanzaron una cifra cercana a las 257.000 unidades facturadas.

Cabe anotar que una gran parte del millón y pico de compatriotas que realizaron el traspaso de un vehículo usado durante el año pasado fueron personas que dejaron de ser peatones o motociclistas para tener el primer coche de su vida.

Por este simple y válido motivo, estos compradores ‘primíparos’ desconocen el largo listado de importantes detalles, que se deben tener en cuenta al adquirir un auto con kilómetros acumulados en su odómetro.

Teniendo en cuenta lo anterior y pensando en estos compradores y en los otros miles de colombianos interesados en adquirir un auto usado, vale la pena repasar los pasos a seguir antes de firmar el respectivo traspaso y de cancelar el valor pactado por un vehículo de origen y uso desconocido.

1. Verifique los antecedentes del auto

Esto lo puede hacer solicitando en la respectiva Secretaría de Tránsito el estado de cuenta (multas, impuestos, etc) y el correspondiente certificado de tradición. De igual manera, es preciso constatar que el Soat y el certificado de Revisión Tecno-Mecánica (si el auto tiene más de 6 años) estén al día.

2. Hágale un peritaje

Lo recomendado es invertir en un peritaje profesional para verificar el estado general del coche en ciernes.

Entre los sistemas y elementos que revisan minuciosamente los expertos durante el peritaje figuran:

Estructura

Al inspeccionar el auto levantado se puede conocer si ha sufrido choques fuertes o volcamientos. De igual manera hace posible comprobar el estado general de los sistemas de dirección y suspensión y verificar que no haya fugas de líquido de frenos, aceite de motor, caja o del sistema hidráulico de dirección.

Carrocería

Durante la detallada inspección de la carrocería los peritos miden visualmente las separaciones entre las distintas piezas (tapas de motor y baúl, puertas, guardabarros y persiana, entre otras) para saber si el coche conserva las líneas originales o ha sufrido un accidente.

La pintura

De otra parte, está la revisión de la pintura que hoy en día se realiza de forma precisa, mediante pequeños instrumentos capaces de medir el grosor de la pintura. Gracias a estos aparatos electrónicos, el prospecto comprador puede conocer a ciencia cierta si la pintura del auto es original o no.

Motor

Por ser el ‘corazón’ de un coche, el motor de un auto usado es sometido a estrictas pruebas por parte de los centros de peritaje que prestan especial atención a sonidos u olores extraños mientras el motor está en funcionamiento.

De igual manera, constatan que no existan fugas de aceite o líquido refrigerante y mucho menos humaredas al acelerar.

Pero lo más importante es la verificación de las condiciones del motor, que se hace midiendo la compresión o ‘inflando’ el motor, que es sin duda alguna, la mejor prueba para saber si la máquina todavía tiene unos buenos miles de recorrido para ofrecer.

3. No descuide el habitáculo

Además de estos importantes detalles, el interesado en un auto de segunda o más manos debe inspeccionar en detalle la cabina de pasajeros, que es testigo inexorable del trato dado al vehículo por el anterior o anteriores propietarios.

Por este motivo. se debe revisar el estado de asientos, paneles de puertas, tablero y tapicería en general.

Vale anotar que si se observa un volante, palanca de cambios o pedales con un desgaste no correspondiente al kilometraje del auto, es señal inequívoca de que hay ‘gato encerrado’ y le están engañando.

4. Chequee el piso

Por último, hay que levantar los tapetes y tapa de bodega (donde va la llanta de repuesto) para darle un vistazo al estado del piso y poder detectar esquirlas de vidrios, que son secuelas inequívocas de un accidente.

Si el auto pasa este necesario examen, es hora de cerrar el negocio y empezar a disfrutar de la esperada y objetiva adquisición.

Lea además:

Datos de interés

En el caso de los autos de intención familiar los colombianos compran 3.7 autos de segunda mano por solo uno de vitrina.

Aunque lo ideal para blindarse contra engaños es someter el auto de segunda a un peritaje profesional, el certificado de revisión tecno mecánica es un buen indicio de que el auto está en buenas condiciones mecánicas.

Los usados certificados de Toyota y otras marcas son la opción perfecta para adquirir un auto de segunda.

Por haber pasado las primeras y más importantes revisiones de garantía un auto de uso con pocos kilómetros (entre 10 y 20 mil) brinda la misma o más confiabilidad que uno de vitrina.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad