Tras incautación de pentolita, autoridades siguen en alerta en el Cauca

Gracias por hacer parte de El País.

Queremos que sigas disfrutando de los mejores contenidos.

¿Aún no tienes suscripción digital con El País?

Suscríbete aquí

¿Ya eres un suscriptor digital de El País?

INICIA SESIÓN

Tras incautación de pentolita, autoridades siguen en alerta en el Cauca

Enero 25, 2019 - 11:20 p.m. Por:
Redacción de El País y Colprensa
Capturados por transportar más de 100 kilos de pentolita

Los capturados fueron puestos a disposición de la Fiscalía en Cali para el proceso de judicialización por transportar pentolita.

Foto: Cortesía Ejército Nacional

Esta semana, el Cauca ha estado convulsionado por una serie de sucesos en diferentes municipios del departamento que tienen en alerta, sobre todo, a la Fuerza Pública.

El hecho más reciente ocurrió la noche del jueves, cuando un vehículo de servicio público fue incinerado en la vía que de Padilla conduce a Corinto, norte del Cauca. Al parecer, hombres armados salieron a la vía e intimidaron al conductor y a los pasajeros para que se bajaran y luego le prendieron fuego al bus.

Las autoridades atribuyeron el hecho al no pago de extorsiones por parte de los propietarios, pero no descartan una acción terrorista por parte de grupos de disidencias de las Farc o del ELN que hacen presencia en la zona.

El mismo jueves, pero en la mañana, campesinos e integrantes de la Policía fueron testigos de la activación de una carga explosiva al paso de una patrulla, cuando transitaba sobre la vía que comunica El Estrecho, El Patía, con el municipio de Balboa, ambas localidades del sur del departamento.

Lea también: Incautaron 118 kilos de pentolita entre Timba y Suárez, Cauca

La situación sucedió alrededor de las 11:45 a.m., informaron los pobladores de la zona, cuando pasó el vehículo policial en su rutina de patrullajes sobre este sector de la región, por fortuna la onda expansiva no generó afectación entre los uniformados.

“Llamaron a la Estación para denunciar un supuesto hecho delictivo, por lo que se verificó esta información con los pobladores del lugar, y al encontrar una respuesta positiva, las unidades se desplazaron hacia las afueras de Balboa, dándose luego el ataque. Por fortuna los policías realizaban el patrullaje de forma rápida”, explicó el comandante de la Policía del Cauca, coronel Fabio Rojas.

Los hechos mencionados se suman a otras situaciones presentadas en la semana, en otros corredores viales como el tramo de la Panamericana que comunica Popayán con Cali, así como sobre el espacio vehicular que une a Inzá, oriente del Cauca, con el municipio de Nátaga, Huila.

En relación con el primer caso, fueron efectivos de la Seccional de Tránsito y Transportes de la Policía quienes frustraron un atentado sobre la Panamericana, luego de sorprender a dos hombres que al parecer pretendían lanzar explosivos contra las patrullas de esta institución.

La situación sucedió en el sector de la Meseta, jurisdicción del municipio de Cajibío, cuando los funcionarios observaron cuando dos delincuentes, en motocicleta, se movilizaban por el lugar, y al notar la presencia de los agentes, emprendieron la huida, dejando abandonadas dos granadas y 2700 eslabones.

“Posiblemente ellos integraban el grupo que pretendía atacar a las unidades, ya sea de la Policía o del Ejército, que patrullan por este punto de la Panamericana, entonces ellos optaron por abandonar los elementos de guerra y huir en la motocicleta sin placa que usaban”, explicaron integrantes de este grupo especial de la Policía.

Por otro lado, en una de las vías que comunica los departamentos de Cauca y Huila, efectivos del Ejército desactivaron una carga explosiva elaborada con ocho granadas de fragmentación, las cuales serían accionadas con un detonador artesanal, posiblemente al paso de la Fuerza Pública.

“Integrantes del resguardo indígena El Colorado fueron quienes alertaron de la existencia de estos explosivos, permitiendo que se cerrara la vía mientras que los soldados neutralizaban estos elementos, ubicando una contracarga y desactivando así el sistema de activación artesanal”, agregó el Comandante de la Policía del Cauca.

Pero tal vez el hecho que mayor impacto causó en la Fuerza Pública, y que la puso en alerta ante posibles atentados, fue el hallazgo el miércoles en Suárez, Cauca, de 118 kilogramos de pentolita y un lanzagranadas.

De acuerdo con el Ejército, dos hombres, que serían del Frente Che Guevara del ELN y que fueron capturados, eran los que transportaban estos elementos en un vehículo.

Para Julio Pantoja, experto en seguridad del Cauca, estos hechos son un llamado de alerta para las autoridades, pues luego del atentado en la Escuela de Cadetes de la Policía General Francisco de Paula Santander de Bogotá, era más que cantado que la guerrilla del ELN y las mismas disidencias de las Farc generen zozobra.

“Estos grupos, de aquí en adelante, se harán sentir en el departamento, y en las regiones que tengan presencia. El ELN, por ejemplo, se atribuyó el ataque en la capital del país y dijo que fue por varios operativos contra el grupo, varios de esos realizados en el Cauca. Entonces no se puede echar en saco roto estos últimos hechos”, explicó Pantoja.

¿Relación con Cali?

Andrés Villamizar, secretario de Seguridad de Cali, dijo: “quiero aclarar que la incautación de los explosivos no fue en Cali como se dijo en un principio, sino en Suárez, Cauca. Además, no se ha determinado que estuvieran destinados para ser utilizados en un atentado terrorista en Cali, digo esto para tranquilidad de todos los caleños”.

Villamizar añadió que de todas formas ya funcionarios de Inteligencia y Policía Judicial están indagando más sobre el destino final que iban a tener los 118 kilos de pentolita, el mismo tipo de explosivo utilizado en el carro bomba que fue activado dentro de la Escuela General Santander en Bogotá y que dejó 20 policías muertos, e hizo un llamado a la calma.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad