¿Qué tan 'mala paga' son los caleños?, más de seis mil tienen embargos por no pagar impuestos

Escuchar este artículo

¿Qué tan 'mala paga' son los caleños?, más de seis mil tienen embargos por no pagar impuestos

Octubre 07, 2018 - 07:55 a. m. Por:
Redacción de El País 
Embargos en Cali

Aunque los embargos de bienes inmuebles no se han hecho efectivos por deudas tributarias, se han congelado las cuentas de los morosos. Este año se han enviado 142.519 oficios de cobro persuasivo a deudores de impuesto predial en Cali.

Archivo El País

Hace más de cuatro meses que Daniel Agredo* no puede retirar un peso de un cajero. No es porque los ceros salten a la vista en la pantalla. No. Es porque sus retrasos en el pago del predial hoy le están pasando factura.

Agredo lleva nueve años sin saber qué es cancelar uno de esos recibos azules que llegan cada primer trimestre del año por debajo de las puertas de las casas. En esos nueve años la deuda por no pagar el predial de su vivienda en el barrio La Hacienda ya suma $61 millones.

Esa deuda, que creció como una bola de nieve que rueda cuesta abajo por una colina, llevó al Municipio a embargar la cuenta bancaria de este contribuyente de forma preventiva. Él es uno de los deudores a los que la Dirección de Hacienda Municipal les embargó preventivamente 1123 inmuebles por valor de $8022 millones, con el propósito de empezar a recuperar los dineros que no se han cancelado históricamente por impuesto predial.

“No es que no quiera pagar, sino que la plata está escasa y no alcanza para cubrir el colegio de los niños, el mercado, los servicios públicos, tarjetas de crédito; son muchos gastos y uno no da abasto. El predial es un impuesto demasiado alto y cada año sube más el valor que hay que cancelar, sin siquiera hacerle una mejora a la casa, eso es injusto”, comenta Agredo, quien dice que ha intentado vender su vivienda pero la deuda que tiene con el fisco ha hecho imposible esta tarea.

A pesar de que durante los últimos años ha recibido notificaciones de cobro, para este arquitecto de 48 años el bloqueo de parte de sus recursos “es un abuso de autoridad, porque tienen congelado dinero con el que estaba planeando hacer cosas para el fin de año; este es un dolor de cabeza que no me ha dejado dormir. Yo sé que me tengo que poner al día y la deuda es grande, pero quitarle el dinero a la gente y quién sabe si también la casa o el carro, no es la forma de cobrar”.

Una cartera billonaria

Las deudas que tienen los caleños con el Municipio por no pagar el predial, megaobras e industria y comercio alcanzan $1,1 billones, según advierte la directora de Hacienda Municipal, Patricia Hernández. Por esto su despacho inició el proceso de embargo, tras haber notificado las liquidaciones oficiales y los mandamientos de pago, de las cuentas bancarias de los morosos.

Cabe anotar que los embargos preventivos que está haciendo actualmente el Municipio consisten en la congelación de las cuentas hasta por el doble del valor de la mora de aquellos contribuyentes que tienen compromisos pendientes desde el 2008. Esta labor se está realizando de forma generalizada en las 22 comunas de la ciudad y se está haciendo extensiva a los corregimientos e inmuebles de uso cívico, institucional o privado, industrial y/o comercial y lotes urbanizados no edificados.

“Esto es lo más diligente que podemos hacer en este momento, porque es un ejercicio necesario para que el contribuyente vea que estamos recordándole que está en mora y se ponga al día, es algo a lo que la gente responde y, de hecho, cuando hemos notificado los mandamientos de pago han sido muchas las personas que se han acercado a pagar”, señala Hernández.

La funcionaria añade que “en la cartera privada no se tardan diez años en cobrar, pues si la periodicidad de vencimiento es cada 30 días, el 31 ya están detrás del cliente cobrándole o diciendo que le quitan el servicio. Aquí -en Hacienda Pública- debe ser igual”, indica Hernández, quien señala que la meta de recuperación de cartera por impuesto predial se tasó para el presente año en $61.500 millones y ya se han recaudado $72.404 millones.

Lea también: Nueva sede de pasaportes en Cali comenzará a operar a mediados de octubre

Este año, como medida cautelar, la Dirección de Hacienda Municipal ha enviado 13.712 oficios previos de embargo preventivo en el impuesto predial por valor de $26.553 millones y 4700 embargos preventivos por $337.301 millones. Así mismo, se han proferido 1000 de estas acciones preventivas a deudores de megaobras por una cartera que asciende a $35.900 millones.

La funcionaria acota que el Municipio puede tomarse hasta cinco años en hacer la liquidación oficial de una deuda, pero el mandamiento de pago puede realizarse durante los cinco años siguientes. No obstante, Hernández explica que si pasados estos diez años el Municipio no ha cobrado, la prescripción de esos compromisos “se tiene que analizar, porque cada caso es distinto. Si usted piensa que estamos en el 2018 y puede pedir una prescripción por una deuda del 2011 está equivocado, porque el próximo año puede notificarse un mandamiento de pago y el proceso recobra vida”.

En ese sentido, la Directora de Hacienda Municipal resalta que para evitar llegar a la instancia del embargo se puede acudir a mecanismos de conciliación.

“Nuestro objeto social no es quedarnos con casas, no somos una inmobiliaria. Somos un ente territorial que está buscando recuperar sus recursos para invertirlos en gasto social. El Municipio ha presentado mejoría en los ingresos desde que recuperó su autonomía tributaria, pero esos ingresos no son vegetativos sino que debemos ganarlos con gestión y eso incluye los cobros persuasivos y coactivos. La gente debe entender que si tiene un bien inmueble tiene un compromiso, tal como si tuviera una tarjeta de crédito”, afirma.

Para Luz Betty Jiménez, de la veeduría ciudadana por la democracia y la convivencia social, los cobros y acciones coactivas “en ningún caso puede traspasar los límites establecidos en la Constitución y en la ley, so pena de incurrir en una extralimitación en el ejercicio de las funciones, como sucede con el cobro que se viene haciendo por fuera del término de cinco años del impuesto predial y/o con el cobro de la contribución de valorización por obras que no se ejecutaron en su totalidad”.

Por su parte, el veedor Pablo Borrero dice que “el no haber cobrado oportunamente dichas obligaciones constituye un acto de negligencia constitutivo de un posible detrimento de las finanzas públicas”.

Deudores sobre ruedas

Otra de las rentas por las que las autoridades ya están empezando a “encimar” a los contribuyentes es el impuesto automotor, una tributo que anualmente le reporta a Cali cerca de $5000 millones de libre inversión.

De acuerdo con Martha Isabel Ramírez, gerente de la Unidad de Rentas del Valle del Cauca, actualmente en el departamento hay 66.000 medidas cautelares, de las cuales ya se hicieron efectivos 31.787 embargos preventivos de las cuentas bancarias de propietarios de vehículos por un valor de $23.066 millones. Buena parte de estos procesos son por compromisos que están pendientes desde el 2001 y que no han prescrito.

“Aún no hemos procedido con secuestros de vehículos porque el volumen de morosos es muy alto y debemos surtir todas las etapas del proceso jurídico. Hay quienes no tienen cuenta bancaria, por lo que ya vamos a empezar a analizar los bienes inmuebles que poseen. A partir del próximo año iniciaremos con la requisición de los automotores de quienes deben”, advierte Ramírez, quien señala que ya inició la contratación del parqueadero donde se deberán resguardar los vehículos una vez se empiecen a confiscar.

De acuerdo con la funcionaria, hay varios procesos notificados a personas que, en el momento de vender su vehículo dejaron el traspaso abierto, a quienes les han robado los automotores o quienes los hicieron chatarrizar sin cancelar la matrícula.

“Las personas que están inmersas en esos tres procesos son las más reacias a pagar la deuda, pero si no pagan ahora cada vez la mora va a acrecentarse más y por un vehículo que costaba $5 millones hace siete años puede terminar con toda una casa embargada”, advierte Ramírez.

*Nombre cambiado

Evite un embargo

El embargo es el último paso jurídico que se da a la hora de cobrar una renta, pero previamente se puede acceder a opciones que ayudan a normalizar la situación de cobro y a evitar medidas cautelares o, en el peor de los casos, el secuestro y remate de un bien. Una vez se tenga un compromiso pendiente se debe acudir a los centros de atención al contribuyente para hacer un acuerdo de pago de la deuda. Allí se revisa el estado de cuenta y se establece un plan de pago que sea asequible para cancelarlo en cuotas mensuales durante un determinado plazo.

Cobros perdidos

Pese a que hoy se está haciendo gestión, descuidos y malos manejos del pasado habrían dejado pérdidas incalculables por no cobrar la cartera.
En el caso del Municipio las cosas han sido traumáticas luego que se terminara el contrato con Sicali, empresa que se encargaba del cobro de los impuestos. “Ellos no entregaron las notificaciones de liquidaciones ni mandamientos de pago. Hoy estamos haciendo cobros con oficinas que antes no tenía el Municipio y se ha podido hacer una gestión más efectiva”, indica Hernández, quien señala que no está determinado cuántos prescripciones pudieron darse por predial o ICA.

Un panorama similar se ve en el Departamento con el impuesto automotor, pues hasta el 2012 el recaudo lo hacía el Centro de Diagnóstico Automotor del Valle. Martha Isabel Ramírez, indica que hubo “negligencia” a la hora de ejercer los cobros. “En ese convenio hubo fallas en la administración, no había insumos. Se dejaron perder recursos, no sé cuánto se dejó de percibir”, asegura.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad