Las claves del nuevo plan para combatir los robos de carros y celulares en Cali

Gracias por hacer parte de El País.

Queremos que sigas disfrutando de los mejores contenidos.

¿Aún no tienes suscripción digital con El País?

Suscríbete aquí

¿Ya eres un suscriptor digital de El País?

INICIA SESIÓN

Las claves del nuevo plan para combatir los robos de carros y celulares en Cali

Mayo 12, 2019 - 08:00 a.m. Por:
Redacción de El País 
Hurtos / Imagen de referencia

En 2019, la Policía Cali ha impuesto 3.285 comparendos por celulares que aparecen como robados, extraviados, con Imeis invalidos o duplicados, entre otras causales de incautación.

El País

En Cali, los delincuentes están tras los celulares y los carros. Son las dos modalidades de hurto que están disparadas en las estadísticas.

Según los datos del Observatorio de Seguridad de la Alcaldía, entre el 1 de enero y el pasado 1 de mayo en la ciudad se registraron 2105 denuncias por celulares robados, 292 más que en el mismo periodo del año anterior, un incremento del 16% subrayado en color rojo, con un ‘asterisco’: no todas las víctimas denuncian, por lo que la cifra real de hurtos de celulares se presume mucho mayor.

Lea también: Riñas, hurtos y embriaguez han ocasionado más de 1132 casos de violencia en Cali

La casilla de los robos a los carros es tan roja como la de los teléfonos: en los primeros 4 meses de 2019 se robaron 691 vehículos como si fuera de lo más sencillo, 151 más que el año pasado, un incremento del 28 %. Cada mes, según las denuncias, en la ciudad se roban 172 carros, algo así como 6 al día.

El hurto a personas es otro indicador tan rojo como la sirena de una alarma: 3521 ciudadanos denunciaron haber sido víctimas de un hurto entre el 1 enero y el 1 de mayo, 880 al mes en promedio, 593 más que el mismo periodo de 2018.

Ni siquiera las bicicletas se salvan. En este 2019 han denunciado 131 robos, 19 más que el año pasado.

Llama la atención lo que sucede con las entidades financieras. Mientras que en los primeros 5 meses del año anterior no registraron ningún robo, en lo que va de 2019 denunciaron siete asaltos.

En total en Cali, en los primeros 4 meses del año, se reportaron 9043 denuncias por robo, 75 al día, 757 casos más que en 2018, un aumento del 9%.

Entre las víctimas están el periodista Jaime Orlando Dinas, que este viernes fue asaltado por dos sujetos en dos motos, quienes, armados, le exigieron su celular, sus anillos y dinero en efectivo; o la madre del concejal Roberto Rodríguez, a quien la amordazaron en su residencia; a la periodista Carmen Alicia Sarmiento la intentaron robar en la Calle 5ª con 44, y a la periodista Diana Ruiz la atracaron en un paradero del MÍO.

Las estadísticas de la ciudad coinciden con lo que está sucediendo en el resto del país: pese a que delitos como los homicidios bajaron, los hurtos de celulares y carros se incrementaron.

El general Hugo Casas, comandante de la Policía Metropolitana, sospecha que aquello se debe a una “mutación del delito”.

Bandas que, por ejemplo, anteriormente se dedicaban a golpes “grandes” como los carros de valores, ahora intentan invertir menos para ganar más y sin tanto riesgo apelando al fleteo o al hurto sistemático de teléfonos.

Eso quizá también tiene relación con las modalidades de hurto que se han reducido en Cali: establecimientos comerciales (-13%) y residencias (-8%).

Para intentar frenar la ola de robos, la Secretaría de Seguridad y la Policía anunciaron un nuevo “plan choque”.

La avanzada incluye una estrategia llamada Plan Imei. Los agentes de policía, durante las requisas, así como solicitan la cédula de los ciudadanos para verificar antecedentes, o las placas de los carros, están facultados para solicitar el Imei del celular y verificar su estado.

Si el aparato está reportado como robado, la persona que lo porta es judicializada.

– Con esta estrategia hemos recuperado 4000 celulares y alrededor de 40 personas han sido judicializadas. Igualmente hemos devuelto a sus propietarios 550 celulares. De ahí la importancia de denunciar. También estamos atacando los centros de distribución de partes robadas de teléfonos. Con estas medidas pretendemos desestimular la oferta y la demanda – dice el general Hugo Casas.

Salir a la calle con un teléfono hurtado ahora es tan grave para la justicia como ser detenido conduciendo un carro robado. Eso tal vez haga que quien pretenda comprar un equipo ‘mal habido’ lo piense dos veces.

Además – es un mensaje trillado pero debe insistirse en ello – comprar robado es financiar un mercado ilícito del que podemos ser las próximas víctimas.

– Todas las quejas ciudadanas sobre inseguridad son válidas y requieren de una acción del Estado. No nos estamos lavando las manos. Pero muy pocas veces la ciudadanía analiza su participación en la solución a las problemáticas. Por ejemplo, los vecinos de la Comuna 19 se quejan de los bicitaxis ilegales, pero ellos mismos los utilizan. La gente se queja de la invasión al espacio público, pero le compran a los vendedores estacionarios. En las redes sociales se quejan del robo de vehículos, pero algunos compran repuestos robados. También denuncian el aumento de robos de los teléfonos, pero buscan una pantalla en el centro a $20 mil, que por el precio se sabe que algo extraño hay. Si existe demanda de objetos robados, habrá oferta – dice el Secretario de Seguridad, Andrés Villamizar.

Según algunos informes de inteligencia, por teléfono hurtado las bandas dedicadas a este ilícito están pagando entre $100 mil y $400 mil, dependiendo del modelo del equipo. Una parte de los teléfonos se queda en el mercado local, para repuestos. El resto son enviados a Ecuador. Algo similar ocurre con los carros hurtados.

Para intentar frenar el hurto a vehículos (marcas como Kia son las más perseguidas por los delincuentes en Cali) el plan choque de la Secretaría de Seguridad y la Policía incluye 120 nuevas patrullas, “para mejorar los tiempos de respuesta y reacción”.

Las nuevas patrullas, que estarán ubicadas en 5 sitios estratégicos, tendrán como objetivo reforzar a los cuadrantes en caso de un hecho de gran magnitud como el robo de un vehículo o el asalto a un banco o a un establecimiento de comercio.

– Es una especie de grupo élite contra el hurto – dice Andrés Villamizar.

La Secretaría de Seguridad priorizó además 30 puntos en Cali considerados críticos para el hurto tanto de celulares como de carros: el Parque del Perro, El Templete, los semáforos de la Avenida de Los Cerros (como el de la Nave), las estaciones del MÍO y en general las comunas 2, 3, 17 y 19, que en los gráficos de las estadísticas de hurtos figuran con barras extremadamente largas.

En esos 30 puntos se instalarán 200 nuevas cámaras de seguridad, con lo que, esperan las autoridades, “se quebrará la tendencia al alza de los robos en Cali”.

Denuncias de hurto por tipo de delito

En abril la Policía desarticuló el clan de ‘Los Pillos’, una banda dedicada a desguazar carros hurtados. Según las autoridades, son responsables de 50 hurtos de vehículos registrados el último año.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad