Hasta de domiciliarios se disfrazan los criminales en Cali, ojo con las suplantaciones

Gracias por hacer parte de El País.

Queremos que sigas disfrutando de los mejores contenidos.

¿Aún no tienes suscripción digital con El País?

Suscríbete aquí

¿Ya eres un suscriptor digital de El País?

INICIA SESIÓN

Hasta de domiciliarios se disfrazan los criminales en Cali, ojo con las suplantaciones

Enero 30, 2019 - 11:30 p.m. Por:
Redacción de El País
Robo

El robo se registró hacia las 3:00 a.m. del domingo

Colprensa

El año pasado se presentaron en Cali 75 casos de hurto por suplantación de funcionario. Es decir, los delincuentes se hicieron pasar por miembros de la Policía, la Fiscalía e incluso por empleados de empresas de servicios y domicilios para cometer sus delitos.

De acuerdo al Observatorio de Seguridad de Cali, de los 75 casos de hurto, 48 fueron por robo a personas, 19 a residencia, 4 de celulares, 3 de establecimientos y 1 de motocicleta.

La preocupación por este proceder de los ladrones aumentó estos últimos días, luego de dos casos específicos ocurridos en la capital del Valle.

En el primero, que sucedido el viernes, seis hombres disfrazados de policías hurtaron dos apartamentos de un edificio ubicado al norte de la ciudad.

Lea también: Avanza investigación por asesinato de ciudadano holandés en Cali

Los hechos ocurrieron sobre las 12:30 p.m. en un edificio situado en la Calle 18 N con Carrera 4, barrio Versalles.

“Llegaron seis hombres a un edificio del norte, y por la modalidad de suplantación de autoridad, engañaron al portero, lo amenazaron e ingresaron a hurtar dos apartamentos que quedan en el último piso de la torre”, aseguró el coronel Fabián Ospina, subcomandante de la Policía de Cali.

Sobre los elementos hurtados, Ospina dijo que los hombres se llevaron una caja fuerte y varias joyas. Sin embargo, hasta el momento no se conoce el monto exacto del botín.

“Estamos esperando la respectiva denuncia para conocer cuánto dinero hurtaron. Además, estamos haciendo labores investigativas con las diferentes cámaras del edificio y sus alrededores para dar con los responsables”, puntualizó el Subcomandante de la Policía de Cali.

El segundo caso fue el asesinato en Ciudad Jardín de Carlos Fernando Soto Marulanda, ocurrido el lunes pasado, y el cual sorprendió porque el presunto homicida estaba disfrazado como un repartidor de la empresa Rappi.

En este caso, según las autoridades, el sicario disparó contra la víctima desde una moto, simulando ser mensajero de una empresa de domicilios al usar un cajón, una chaqueta y una gorra, todos elementos de color naranja.

Al respecto, Rappi lamentó el hecho y en un comunicado informó que “rechazamos enfáticamente el uso ilegal e inescrupuloso de nuestra marca para actos delictivos y aclaramos que las personas implicadas no están relacionadas con la compañía”.

Además, agregaron que “para Rappi la seguridad de nuestra operación es una prioridad y siempre que se hace un pedido por nuestra APP estás seguro. El rappitendero que te lleva el servicio está validado por nuestros filtros de seguridad: verificamos su identidad y antecedentes y durante el pedido realizamos seguimiento de GPS”.

La empresa, en todo caso, entabló un diálogo con las autoridades competentes para colaborar con la investigación del hecho.

En otros casos reportados por lectores de este diario, se denunciaron hurtos perpetrados por personas que se hicieron pasar por trabajadores de Claro y de Emcali.

Ante todos estos casos, el Subcomandante de la Policía Cali, dice que es vital, ante todo, identificar la actitud de servicio de los agentes y demás trabajadores de empresas que puedan ser suplantados.

“En el caso de la Policía, por ejemplo, es importante conocer los elementos de los uniformes para no ser víctima de un falso agente y así evitar que se sigan cometiendo robos en las residencias”, explicó el coronel Ospina.

Identifique a sus policías

Desde la Policía Metropolitana de Cali se hizo una serie de recomendaciones para que la ciudadanía identifique a sus uniformados y no sean víctimas de hurtos por suplantación de autoridad.

“El policía que patrulla las calles de Cali tiene, entre otros elementos, una presilla de grado (puede ser blanca con rojo), que es la unidad a la cual pertenece. Es primordial tener a mano el número del cuadrante del barrio o llamar a la Línea 123 de la Policía”, dijo Ospina.

El Coronel agregó que “la chaqueta (verde) reflectiva tiene un número asignado a cada uniformado. Y trae el escudo. Utilizan una gorra tipo beisbolera con letras bordadas en color amarillo, color que cambió para la Policía Nacional en el año 2015. El corte de cabello es corto, en el caso de los hombres”.

Asimismo, añadió Ospina, “el carné tiene un código de barras y debe estar colgado de una cinta verde con la inscripción Policía Nacional en mayúsculas. Se debe observar también las insignias que tienen registradas las placas de los carros y motocicletas.”

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad