El complejo ajedrez militar que mantiene a Maduro en el poder

Gracias por hacer parte de El País.

Queremos que sigas disfrutando de los mejores contenidos.

¿Aún no tienes suscripción digital con El País?

Suscríbete aquí

¿Ya eres un suscriptor digital de El País?

INICIA SESIÓN

El complejo ajedrez militar que mantiene a Maduro en el poder

Enero 27, 2019 - 07:55 a.m. Por:
Juan Francisco Alonso / corresponsal de El País en Caracas 
Vladimir Padrino, ministro venezolano de Defensa

El jueves, el ministro de Defensa, Vladimir Padrino(c), acompañado de la cúpula militar, rechazó la autoproclamación del líder del Parlamento, Juan Guaidó, como presidente encargado de Venezuela y calificó esa decisión como un “evento reprochable” que acarrea alta peligrosidad.

EFE / El País

El ruido de sables se hace cada vez más sonoro en Venezuela. En especial luego de que en la madrugada del pasado lunes una treintena de efectivos de la Guardia Nacional, GN, asaltaran dos puestos de ese organismo castrense en Caracas y tomaran otro, desde el cual enviaron videos en los que desconocían a Nicolás Maduro y llamaban al pueblo a sublevarse.

Aunque las autoridades detuvieron a los uniformados a las pocas horas y ninguna otra unidad se les unió, lo ocurrido volvió a poner en entredicho el control que el chavismo ejerce sobre los cuarteles, el mismo que el ministro de Defensa, Vladimir Padrino, pretendió dejar en claro de inmediato: “En la Fuerza Armada Nacional, FAN, estamos dispuestos a morir, como lo hemos jurado, para defender esta Constitución, este pueblo, estas instituciones y a usted (aludiendo a Maduro) como Magistrado Supremo, como Presidente de la República puesto por el pueblo”.

Le puede interesar: Video: oposición venezolana siente "esperanza" con Guaidó como presidente interino

Las palabras del general en jefe parecían destinadas a despejar toda duda en relación con su alineación con el Mandatario, luego de que a comienzos de año el diario ‘The Washington Post’ asegurara que en diciembre Padrino le habría solicitado a Maduro que renunciara a su cargo so pena de que él dejara la cartera castrense.

¿Será que la declaración del militar le asegura al chavista su permanencia en el poder después de que Juan Guaidó se declarara presidente interino con el apoyo de EE. UU. y buena parte del continente?

Sí, por ahora. Así lo creen expertos consultados por El País, para quienes la alianza entre militares y Maduro sigue, sin que descarten que en el tiempo se rompa.

“La FAN es el único elemento objetivo que lo mantiene en el poder y por ello a lo largo de su mandato la ha mimado con más poder económico y político del que tuvo en las últimas décadas”, afirmó Rocío San Miguel, presidenta de Control Ciudadano para la Seguridad y la Fuerza Armada, ente civil que monitorea la situación en los cuarteles y quien recordó que el 27% de los miembros del Gabinete hoy son uniformados. Además, ellos controlan entidades como Petróleos de Venezuela (Pdvsa), que aporta el 96 % de las divisas del país.

Tras asegurar que lo ocurrido el lunes con un grupo de la GN (policía militarizada) no puede calificarse de “alzamiento” y sí como “una expresión de descontento que no encontró respuesta en otras unidades”, la experta se preguntó cómo es posible que 30 uniformados hayan asaltado dos unidades ubicadas en polos opuestos de la ciudad sin ser detenidos.

Además recordó que esas sedes ya habían sido tomadas el año pasado por comandos de la Inteligencia Militar en supuestos hechos de insubordinación.

La directora de la consultora DataStrategia, Carmen Beatriz Fernández, comparte la tesis de que la alianza con los uniformados es lo único que mantiene al Mandatario en Miraflores, pero agrega que esa también es su principal debilidad.

“En la medida en que Maduro ha ido aferrándose más y más al poder, ha hecho que su Gobierno sea más frágil, pues ha ido dependiendo más de los militares. La única legitimidad que tiene él es la de la fuerza y esa no recae directamente en él, sino en la FAN, que es la que tiene las armas. Esa dependencia lo coloca en una posición frágil y por eso no creo que pueda continuar en el poder hasta el 2025”, explicó.

Sin confianza

“El Gobierno se sustenta hoy en una parte de la institución armada que está empoderada, pero hay una persecución interna que se tradujo el año pasado en más de 300 detenciones y denuncias fundadas de tortura a militares y a sus familiares”, afirmó el periodista especializado en temas militares y de seguridad, Javier Mayorca.

Y agrega que eso “ha enviado el mensaje interno a la FAN de que ahora es mandatoria la lealtad por encima de cualquiera de los otros valores que caracterizan a los ejércitos profesionales, como el cumplimiento de la misión o los méritos, lo que está incidiendo en que la FAN no se manifieste como lo espera parte de la población”.

Lo cierto es que un centenar de militares presuntamente involucrados en conspiraciones para derrocar al Gobierno siguen tras las rejas según Control Ciudadano y el Tribunal Supremo de Justicia ratificó las condenas a nueve uniformados, entre ellos el exviceministro de Educación Superior para la Defensa, general Oswaldo Hernández, por planificar un complot en 2014.

Para San Miguel esta ola de detenciones revela que la confianza del Gobierno en la FAN se ha quebrado. “La política de ataques preventivos para disuadir conspiraciones se ha extendido y ello ha dejado un lamentable saldo de decenas de militares privados de libertad injustamente”.

Mayorca, por su parte, asegura que las deserciones son otro signo del descontento dentro de la institución armada: “Muchos soldados terminan sus turnos y se van con sus fusiles supuestamente a venderlos en el mercado delictivo, porque así obtienen los fondos que no logran con su trabajo”.

Abriendo puertas

Con el fin de quebrar la alianza entre la cúpula militar y el Gobierno chavista, la Asamblea Nacional aprobó el pasado 15 de enero una amnistía para civiles y uniformados que “colaboren en la restitución del orden constitucional”. Sin embargo, los expertos descartan que en lo inmediato esto se traduzca en un cambio político.

“La amenaza de un golpe no la veo clara, pero ciertamente los golpes no se avisan, porque si se avisan, fracasan”, apuntó Mayorca, mientras que San Miguel añadió: “Los militares controlan el poder y quieren seguirlo haciendo, por eso podrán acordar una transición ordenada si sienten que tienen garantías, pero creo que aún no las tienen claras y no creo que vean en Guaidó una alternativa real de poder”.

Y esa tesis fue ratificada por el propio Padrino al conocer la decisión del presidente de la AN: “El desespero y la intolerancia atentan contra la paz de la Nación. Los soldados de la Patria no aceptamos un Presidente impuesto a la sombra de oscuros intereses ni autoproclamado al margen de la ley. La FAN defiende nuestra Constitución y es garante de la soberanía”.

Hasta ahora el único respaldo militar a Guaidó provino de uniformados exilados en Perú o Colombia y de pocas individualidades en Venezuela, lo cual para los expertos es insuficiente. “No hay señales, por ahora, de abandono a Maduro, por parte de la FAN”, señaló San Miguel.
Así, está por verse si el apoyo militar al Mandatario venezolano se mantendrá o si optarán por otra figura para preservar el poder que han ido adquiriendo.

Cifras de la deserción

En el 2018, cuando Venezuela entró oficialmente en hiperinflación, 4309 uniformados abandonaron la Guardia Nacional, según una lista citada por Control Ciudadano, que estima que diez mil miembros de la Fuerza Armada han dejado la institución desde el 2015.

De hecho, para intentar frenar la huida de la tropa y de la oficialidad, el año pasado el Ejecutivo dirigido por Nicolás Maduro les aprobó aumentos salariales de 2400 %.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad