Casos de 'colados' en el MÍO han aumentado un 499%

Gracias por hacer parte de El País.

Queremos que sigas disfrutando de los mejores contenidos.

¿Aún no tienes suscripción digital con El País?

Suscríbete aquí

¿Ya eres un suscriptor digital de El País?

INICIA SESIÓN

Casos de 'colados' en el MÍO han aumentado un 499%

Agosto 19, 2019 - 11:10 p.m. Por:
Redacción de El País
Colados en el MÍO

El análisis de evasión en el MÍO indica que los días de mayor ocurrencia de los casos fueron los lunes martes, y jueves.

Foto: Archivo El País

La escena se repite en las estaciones ubicadas sobre la Calle 5, la Carrera 1, la Carrera 15, el Centro, el Oriente, casi en todas...

En su mayoría son personas jóvenes, que luego de percatarse de la ausencia de la autoridad dan un ligero salto e ingresan al MÍO por las puertas telescópicas para evadir el pago del pasaje.

Según cifras del Observatorio de Seguridad de Cali, este mal comportamiento ha aumentado cinco veces más frente al mismo periodo del año pasado. Entre enero y julio 21 se identificaron 5227 ‘colados’ en las estaciones del transporte masivo, un 499% más en comparación con el 2018 cuando el registro fue de 873 casos en el mismo lapso de tiempo. Estas personas son identificadas tanto por personal que labora en el MÍO como por la Policía.

Las estadísticas demuestran que de todos los problemas que se registran en el masivo, las evasiones ocupan el primer lugar con un 83% .

“Los evasores oscilan en edades entre 18 a 29 años, la mayoría argumentan que lo hacen por la facilidad que tienen para acceder al sistema porque tenemos algunas puertas que no funcionan; otros señalan que tienen por costumbre ingresar sin pagar el tiquete”, explica el capitán Alveiro Sierra, comandante de la Policía del MÍO.

Le puede interesar: Desde este martes no se puede girar a la izquierda en la Carrera 100 con calles 13 y 16

Sin embargo, usuarios del sistema como Claudia Prieto, que utiliza a diario la estación Conquistadores (Carrera 29 con Diagonal 30), se queja de otros factores que contribuyen a la evasión: “A las 6:00 de la mañana es mucha la gente que accede a la estación y llega un momento en que se acaban las tarjetas de un solo pasaje, entonces la taquillera cierra la taquilla mientras va al torniquete para recoger las que ya están utilizadas y volver a vender los pasajes, pero a veces debe esperar hasta 40 minutos para que le abran nuevamente la taquilla desde el centro de control”, cuenta la usuaria.

Según Prieto, mientras transcurren esos 40 minutos, son cientos los usuarios que se cuelan saltando los torniquetes o pasando por debajo de estos “y en la estación no les dicen nada porque como no hay quién les venda el pasaje, entonces les toca colarse. Una vez un señor me dijo que llevaba un año sin pagar pasaje”.

Para Mauricio Venté, miembro del Comité Usuarios MÍO, el problema viene creciendo “de manera grave” y lo atribuye a la falta de seguridad. El veedor considera que se debe fortalecer la aplicación de los comparendos de Policía, a través de los cuales se sanciona a los evasores. Asimismo, señala que establecer una tarifa diferencial para estudiantes ayudaría a mitigar el flagelo.

“De nada nos sirve tener cámaras si la Policía no puede reaccionar frente al colado, el problema es grave más aún cuando sabemos que la ciudad no tiene la cantidad de Policía suficiente para atender estos casos, porque en toda la ciudad hace falta pie de fuerza”, asegura Venté.

En efecto, Alveiro Sierra, el comandante de Policía del MÍO, reveló que este año no se ha suscrito un convenio de seguridad con la Administración Municipal para el transporte masivo. Sin embargo, la autoridad realiza planes preventivos y dispone de 160 funcionarios para cubrir 56 estaciones y cuatro terminales del masivo.

“Nos focalizamos en todo lo que tiene que ver con delitos que afectan la convivencia y seguridad ciudadana, apuntando siempre a los de mayor impacto, en este caso la modalidad del hurto en materia de cosquilleo, y si se genera algún tipo de evasión o infracción al Código Nacional de Policía, se aplica la norma”, afirma Sierra, y precisa que este año se han aplicado 200 comparendos a evasores.

¿Cómo frenar el problema?

Arturo Villareal, gerente de la Unión Temporal de Recaudo y Tecnología, Utryt, operador encargado del recaudo en el MÍO, señala que en sistemas como el de Bogotá la evasión es superior al 15%, mientras que en Cali es menor al 1%. El empresario afirma que “una cosa que debería suceder para mejorar es que la Policía contribuya, ya que es la única que tiene acción de detención sobre los evasores”.

“Lo otro son las barreras, hay un proyecto de Metrocali para reparar las puertas telescópicas, se van a comenzar a reparar en los sitios donde hay más evasión y la idea es que tengan un diseño nuevo en el cual, cuando la puerta se abra va a sonar un timbre, si hay un evasor va a recibir un mensaje”, dice Villareal.

A su vez, Íngrid Ospina, presidenta de Metrocali, confirma que los 5227 evasores registrados este año representan menos del 1% del total de los viajes pagos en el MÍO, que para julio de este año ya superaban los 76 millones.

La funcionaria indica que las cifras de ‘colados’ no necesariamente significan un aumento, sino que reflejan una mejor gestión y seguimiento de este flagelo, ya que en los años anteriores el control se hacía solo por parte de las personas de taquilla y desde este año Metrocali exigió a la Utryt, que los guardas y los asesores de servicios conformaran equipos especiales con la finalidad de tener un mayor control del fenómeno.

“Otra de las estrategias que se está desarrollando es la instalación de una serie de parlantes que, unidos a las cámaras de monitoreo, permiten al personal del Centro de Control de la Operación de Metrocali realizar un llamado de atención a las personas que evaden el pago del pasaje, esta es más una sanción social pues alerta al personal de seguridad y de Policía ubicado en las estaciones, así como empodera a los demás usuarios para que rechacen estas conductas lesivas del patrimonio público”, explica Ospina.

Sobre el convenio con la Policía, Ospina afirma que la seguridad de los usuarios del sistema y de toda la ciudad es una responsabilidad que debe atender la autoridad más allá de que exista un convenio o no con el Municipio. “La Policía viene prestando el servicio y ha dedicado una parte de sus recursos físicos (personal, carros, motos) para constituir un grupo especial de vigilancia en el MÍO”, expresa Ospina, y añade que así como Metrocali viene reforzando su servicio de transporte, esperan que la Policía disponga de mayor atención a la seguridad e incremente el pie de fuerza para el MÍO.

La Policía indicó que este año se han aplicado 200 comparendos a ‘colados’. El artículo 146 del Código de Policía establece una multa general tipo 2 por evadir el pago del pasaje, es decir, ocho salarios mínimos diarios legales vigentes ($220.824).

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad