Escuchar este artículo

Así avanzan los diálogos ciudadanos que buscan reconciliar a Cali tras el paro

Septiembre 15, 2021 - 11:48 p. m. 2021-09-15 Por:
Redacción de El País
Compromiso Valle

Compromiso Valle es un plan que surgió después de un proceso de escucha activa durante el pasado paro nacional. Se pretender conocer las problemáticas en las comunas y generar soluciones.

Foto: Especial para El País

John Eider Viáfara Quiñones es un abogado, el representante de la Fundación Bochinche en el oriente de Cali. La fundación hace un montón de cosas, de ahí el nombre. “Es una organización que surge del conjunto de diversas opiniones y narrativas. Tenemos programas sobre derechos sexuales y reproductivos, prevención de embarazos en adolescentes, derechos humanos, la defensa de los mismos, los individuales y colectivos. Lo que hacemos en el fondo es generar escenarios de encuentro intergeneracionales para la construcción de la paz”, dice John, quien, además, es uno de los jóvenes que vienen participando de los diálogos que surgieron en Cali en los días del paro nacional, promovidos tanto por el sector privado como por la sociedad civil.

“El principal logro de estos diálogos es que los empresarios comenzaran a caminar los territorios vulnerables y empobrecidos de la ciudad. Y que los caminaran no desde la burbuja de sus privilegios, sino rompiendo con esa burbuja para interesarse de manera genuina con lo que está pasando con quienes no tienen esos privilegios, los que no tienen salud, educación, empleo, la certeza si almorzarán mañana. Ese intercambio de realidades distintas, y esa conversación entre esas realidades, es un logro enorme. Las diferencias que nos dividían como sociedad, nos están uniendo”.

Lea también: Hombre que vandalizó y robó semáforo en el oriente de Cali fue capturado por la Policía

Cuando habla de “los empresarios”, John se refiere a Compromiso Valle, una iniciativa que surgió durante el pasado paro nacional (28 de abril) justamente para eso: que empresarios de todos los ‘tamaños’ en el Valle conversaran con los jóvenes, conocieran su realidad y, a partir de ese entendimiento, trabajar en distintos frentes - empleabilidad, emprendimiento, educación, liderazgo - para transformar esa realidad.

María Isabel Ulloa, directora de la Fundación ProPacífico, y quien lidera Compromiso Valle, advierte que la iniciativa no es la solución a los problemas que generaron el enorme descontento social que persiste en Colombia y que estalló en el paro, pero sí pretende ser parte de la solución de esos problemas.

Héctor Obando coincide. Héctor es un joven que pertenece a la barra Barón Rojo Sur del América, y desde hace 5 años se dedica al barrismo social para “resignificar” los comportamientos de las barras. Que esa pasión por un equipo de fútbol que a veces termina en violencia, se dirija mejor a trabajar por las comunidades. Por eso, junto a otros aficionados de ‘La Mechita’, creó una fundación en el oriente de Cali: Un Distrito en Paz, se llama.

“En la fundación, gracias a los acercamientos que lidera Compromiso Valle, les mostramos a los empresarios las necesidades que tenemos en este sector de Cali en emprendimiento. Y gracias a ese diálogo con ellos se han abierto oportunidades para los jóvenes de Aguablanca. Por eso estoy seguro que estos diálogos van a permitir que Cali y el Valle consoliden una generación de muchachos emprendedores y trabajadores sociales que van a llevar al departamento a otro nivel con su talento. El diálogo está permitiendo transformar la inconformidad juvenil, para ser una ciudad donde los jóvenes tengan las oportunidades de progresar”, dice Héctor.

Para hacer realidad esos diálogos no hay una metodología especial, una agenda. Básicamente, explica María Isabel Ulloa, se trata de llegar a las comunas, escuchar a los jóvenes y a los líderes, entenderse. John, de la Fundación Bochinche, recuerda por ejemplo el día en que los jóvenes les preguntaron a los empresarios que los visitaron por qué les reclamaban que tuvieran empatía, cuando la ciudad no ha tenido empatía con ellos.
O cuando les mencionaron que Cali es llamada la ‘Sucursal del Cielo’, pero que desde Siloé o Aguablanca el cielo queda muy lejos. Lo que se trata es que ambas partes se pongan en los zapatos del otro, se generen reflexiones profundas, y tras ese entendimiento y esa confianza, dejar de juzgarse, desactivar la rabia, para buscar las soluciones. Algunas ya se han concretado.

Una de los objetivos de Compromiso Valle es garantizar la seguridad alimentaria en las comunidades, sobre todo en estos tiempos de pandemia del coronavirus . Inicialmente la meta era abrir 88 comedores comunitarios en Cali, y ya van en 77. Se abrirán diez comedores más tanto en Yumbo, como en Palmira, y dos en Candelaria.

En cuanto al empleo, explica María Isabel Ulloa, se busca atacar la raíz de un problema generalizado en Cali: los jóvenes no consiguen trabajo en parte porque no hay una comunicación clara entre la oferta y la demanda. Para corregirlo se están caracterizando las necesidades de las empresas en cuanto a vacantes, además de capacitar a los jóvenes en las habilidades que requieren esos puestos de trabajo.

Al mismo tiempo se adelanta un piloto de emprendimiento. En los diálogos que adelanta Compromiso Valle identificaron diversos emprendedores que ya fueron vinculados a los programas de la Cámara de Comercio, la Fundación Carvajal, la Fundación WWB, donde se les respalda en temas de formación, conexiones comerciales, capital semilla, créditos.

Igualmente, tras una iniciativa que lidera la Unidad de Acción Vallecaucana, se inició el curso de gobernanza con 40 jóvenes, a quienes se les brindará herramientas para que continúen ejerciendo el liderazgo en sus comunas.

“En conclusión, a lo que apuntamos desde Compromiso Valle es a intervenir los problemas de ciudad que amplían las brechas sociales. Tenemos que hacerlo juntos para consolidar también los altos niveles de confianza que ya empiezan a ser evidentes en la ciudad”, dice María Isabel Ulloa.

Otras iniciativas

Además del trabajo de Compromiso Valle, en Cali se han consolidado iniciativas de reconciliación nacidas desde la sociedad civil.

Una de ellas es el Comité de Mediación por Cali, que se reúne cada martes para generar conversaciones sobre los puntos de conflictividad en la ciudad y pensar las maneras de resolverlos. En este espacio participan también el sector privado, la Arquidiócesis, activistas como Mapi Velasco y en su momento el recién nombrado Ministro Consejero de Colombia en EE.UU., Óscar Gamboa.

Y el Acuerdo por Cali, otra iniciativa ciudadana que busca lograr que la ciudad se reconcilie tras lo sucedido en el paro nacional.

Obtén acceso total por $4.700/ trimestre Suscríbete aquí
VER COMENTARIOS