¿Has visto pruebas de usabilidad remotas?

Junio 22, 2022 - 12:15 p. m. 2022-06-22 Por:
Elpais.com.co
Tecnología

Esta prueba es una herramienta metodológica que mide la facilidad de uso de las interfaces de usuario.

Especial para El País

Como creadores de páginas web o aplicaciones, la experiencia de los usuarios con nuestro producto es parte fundamental para nuestro proyecto. Las pruebas de usabilidad remotas son una herramienta para medir este aspecto, se pueden realizar y organizar en una plataforma o pizarra virtual.

Los fenómenos mundiales pasados marcaron una clara y necesaria inclinación hacía trabajo colaborativo remoto, sin embargo, las pruebas de usabilidad remota ya utilizaban esta metodología para hacer evaluaciones. Por lo que su éxito ya se ha comprobado y se han convertido en las favoritas de los investigadores.

¿Qué es una prueba de usabilidad remota?

Una prueba de usabilidad en sí misma es una herramienta metodológica que mide la facilidad de uso de las interfaces de usuario. Mide la calidad de estas interacciones dependiendo de la facilidad de aprendizaje, eficiencia de utilización, frecuencia y gravedad de errores que suceden en las pruebas.

En el caso de las pruebas de usabilidad remota son un tipo de prueba con usuarios, también se les conoce como test de usabilidad. Permiten evaluar el diseño de la interfaz centrado en la interacción del usuario para detectar carencias desde un momento temprano en el desarrollo del proyecto.

Estas pruebas implican una organización e investigación previa muy bien pensada, no dejan lugar a la improvisación. Por lo que no se debe confundir con otro tipo de pruebas más improvisadas como el test de guerrillas. Esto lleva a las pruebas de usuario remoto a ser una de las pruebas con más validez.

Es importante señalar que las evaluaciones realizadas se hacen a la interfaz y no al usuario, no señalan las habilidades de las personas. Pues como diseñadores, consultores y clientes muchas veces creemos que podemos replicar las necesidades e interacciones de los usuarios. Esto puede hacer sentir frustrado al usuario y atribuirse errores pertenecientes a la interfaz, siendo que el objetivo es que les sea útil.

Existen dos tipos de pruebas divididas por la forma en la que son aplicadas, una con un facilitador que se convierte en participante y guía, mientras que la otra es sin facilitador, pero que es grabada y analizada después.

Pruebas de usabilidad remota moderadas:

Un usuario previamente seleccionado se reúne con un facilitador en una plataforma virtual para ejecutar una serie de tareas. Al mismo tiempo que el participante que está ejecutando las tareas es analizado

Pruebas de usabilidad remota no moderadas:

Un usuario previamente seleccionado hace una serie de tareas en una plataforma virtual con instrucciones previamente seleccionadas dirigidas a ciertos objetivos. Mientras hace la prueba es grabado para un análisis posterior. Estos son más usados cuando hay más participantes y poco tiempo disponible.

Beneficios de usabilidad remota

  1. Adaptables a cualquier equipo de trabajo, tanto si están a distancia como en la misma oficina. Pues son colaborativos y se nutren de las ideas de todos.
  2.  Agiliza los tiempos de evaluación, ejecución, planeación y corrección del proyecto.
  3. Permite elegir, contactar y entrevistar usuarios de forma más eficiente, pues hay un mayor número de posibles participantes disponibles. Y ejecutar simultáneamente varias pruebas con más usuarios al mismo tiempo.
  4. Te aseguran una interfaz utilizable y exitosa.
  5. Pueden ahorrarse recursos en dinero y tiempo, pues una usabilidad errónea de tu interfaz puede afectar a tu empresa, presencia de marca, ventas y mucho más.

¿Qué debe medir las pruebas de usabilidad remota?

Antes que realices el correspondiente análisis del diseño de experiencia, debemos de hacer énfasis en que se debe de realizar una estrategia de investigación previa. Con un cuestionario o un guión dirigido a lo que quieres encontrar y sin preguntas que no aporten valor a tu investigación.

Categorías

En primer lugar debes tener en cuenta qué es lo que vas a evaluar conforme a la usabilidad, si en particular tienes un punto en específico de evaluar también lo puedes agregar a esta lista.

1. Contenido, ¿Es claro?, ¿las imágenes están pixeladas?, ¿hay mucho, poco texto?, etc. Todos los aspectos que saltan a primera vista.

2. Estilo de redacción, evaluación de la sintaxis y la gramática de nuestra interfaz, saber si queremos optimizarla para SEO o ASO, congruencia del lenguaje con el contexto de nuestro usuario, etc.

3. Diseño, estructuralmente en términos de flujo, posición de los botones, información, colores, etc.

4. Navegación, mirar subcategorías más pequeñas, la arquitectura, acciones en concreto, etc

Herramientas

● Guión o cuestionario con las tareas, estandarizado para una correcta replica
● Tablas de evaluación con las categorías seleccionadas para indicar el proceso de aprendizaje
● Prueba piloto para asegurarse de que sea suficientemente clara
● Análisis de datos

Usuarios

¿Dónde encuentro a mis usuarios para pruebas de usabilidad remota? Busca en tu entorno más próximo, haz convocatorias en redes sociales, en grupos de investigación en instituciones, o en plataformas que remuneran a participantes de pruebas. Siempre teniendo en mente que deberán de ser usuarios meta para tu proyecto, investigarlos con anterioridad y tener un flujo de comunicación, ellos muy claro y profesional.

Hay muchas opiniones con respecto a la cantidad de usuarios, algunos aseguran que 5 suficientes, mientras que otros creen que son muy pocos. El número dependerá del proceso de evaluación que has planeado, si has definido varios perfiles de usuarios puedes elegir 5 candidatos por perfil, o incluso puedes hacer varios filtros de 5 en 5, todo depende de tu criterio e investigación.

Recomendaciones

Algunas recomendaciones finales que tenemos para ti son, y nunca sobra reiterar:

● Siempre evaluar con usuarios
● No evaluar a los usuarios
● Planificar las pruebas
● Observar, evaluar, validar y ejecutar
● Planificación de los escenarios y probar
● Dejar de lado el miedo a que digan que tiene fallas

Para concluir debemos recordar que el resultado de las pruebas de usabilidad son para corregir errores y mejorar el proyecto de la interfaz, así como de la empresa o marca en general. Y se debe de hacer cuantas veces sea necesario para garantizar una experiencia óptima para el usuario y potencial consumidor. Gastar tiempo y dinero en este paso es una inversión a largo plazo en tu proyecto.

VER COMENTARIOS