Siguen los cuestionamientos al Gobierno Petro por compra de aviones de combate

Diciembre 21, 2022 - 11:55 p. m. 2022-12-21 Por:
Redacción de El País
Ceremonia ascenso

El sábado, durante la ceremonia de ascensos en la FAC, el presidente Petro anunció la compra de los aviones.

Foto: Colprensa/El País

“No se gastará un solo peso de la reforma tributaria ni de la inversión social en aviones de combate. Las prioridades de mi Gobierno son y serán reforma agraria, hambre cero, educación superior gratuita, bienestar de las madres cabeza de hogar y los jóvenes del país”.

Con estas palabras escritas en su cuenta de Twitter el presidente Gustavo Petro intentó ponerle fin ayer a la polémica por la renovación de los aviones que anunció el sábado, generando una ola de rechazo tanto por el costo y la financiación de los mismos como por el hecho de que esa compra tenga primacía sobre otras tareas del Ejecutivo.

“Esos fines constitucionales implican unos instrumentos para que seamos capaces, en cualquier momento, de hacer respetar la soberanía nacional”, afirmó el Mandatario al informarle al país sobre la compra de los aparatos que serán operados por la Fuerza Área Colombiana, FAC.
Sin embargo, las críticas no se han hecho esperar, siendo las de Jorge Robledo, director del Partido Dignidad, una de las más vehementes.

Le puede interesar: ¿Cómo lograron la Alianza Verde y la bancada del Gobierno volver a estar unidos y en paz?

“Gustavo Petro engaña y ofende la inteligencia de los colombianos cuando dice que “no se gastará un solo peso de la reforma tributaria” en aviones de guerra que el país NO necesita. Gustavo Petro debe respetar y no tratar a los colombianos como si fuéramos imbéciles”, escribió ayer en respuesta al trino del Jefe de Estado.

Y antes había ‘refrescado’ tres tuits del entonces candidato presidencial Gustavo Petro “rechazando que Iván Duque comprara los aviones de guerra internacional que Colombia no necesitaba. Y que tampoco necesita ahora, cuando Petro presidente anuncia que los comprará”.

Además, Robledo ha insistido durante toda la semana en que “Iván Cepeda, Wilson Arias, David Racero y Gustavo Bolívar, con toda la razón, rechazaron que Iván Duque fuera a botar $14 billones en unos aviones de guerra internacional innecesarios. ¿Qué dirán ahora que cuestan $25,5 billones y el comprador se llama Gustavo Petro?”.

Precisamente Cepeda, senador por el Pacto Histórico, trino ayer: “Lo digo con toda claridad: rechazo por principio el uso de armas, su producción y compra. A eso me he opuesto siempre y lo seguiré haciendo”.

Y como para ratificar que los reclamos no han provenido únicamente de sectores adversos al actual Ejecutivo Roy Barreras, presidente del Senado dijo: “Los jóvenes no marcharon por aviones de guerra sino por justicia e inclusión social. Conozco las limitaciones de nuestra flota aérea, pero las nuevas y positivas condiciones internacionales, empezando por el restablecimiento de relaciones con Venezuela, aplazan esa urgencia”.

Incluso el propio hijo del Jefe de Estado Nicolás Petro dijo a través de la misma red social: “No estoy de acuerdo con la compra de aviones de combate. Todo para la paz, nada para la guerra”.

Le puede interesar: Roy Barreras criticó compra de aviones de guerra porque "el país tiene otras prioridades"

En cambio, el presidente de la Cámara de Representantes, David Racero, sí respaldó al presidente Petro: “En el marco de negociación, los aviones (necesarios) solo se empezarían a pagar en cinco años. Nada de inversión social y económica proyectada en el corto y mediano plazo se afectaría. Gobernar implica priorizar y planificar para no descuidar todas las necesidades”.

Y con una postura similar se pronunció la senadora por el Centro Democrático Paloma Valencia: “Los aviones para la Fuerza Aérea son necesarios, la flota colombiana es obsoleta y es tan vieja, que es peligrosa. No se entiende por qué casi matan a Duque por querer cambiarlos, ni se entiende el aumento tan significativo en el precio”.

Entre tanto, su copartidaria María Fernanda Cabal anotó: “La lógica de los izquierdistas. Cuando los aviones costaban 14 billones de pesos no era procedente comprarlos; pero ahora, que costarán 26 billones de pesos, les parece muy buena la inversión”.

Jota Pe Hernández, senador por la Alianza Verde, también había expresado su rechazo al anuncio presidencial: “Antes de ser presidente, Petro se opuso a la compra de los aviones. Ahora, incoherentemente (natural) anuncia que SÍ los comprará. Yo me pregunto: ¿Para qué aviones de guerra si se avecina una PAZ TOTAL y por qué esta gran inversión cuando se avecina una PROFUNDA CRISIS ECONÓMICA?”.

No hay contratos firmados: Gobierno

“El valor que se invierta en la adquisición de nuevos aviones va a ser retribuido con aumento de capacidades para lograr avanzar en el desarrollo de la industria aeronáutica con la Fuerza Aérea Colombiana”, dijo ayer el ministro de la Defensa, Iván Velásquez, a propósito de la polémica por la anunciada compra de aeronaves de combate por parte del Gobierno Petro.

Le puede interesar: Directora del Icbf aseguró que Veronica Alcocer fue quien le ofreció el cargo

De igual forma, en un documento la Presidencia de la República señaló que “renovar es necesario, debido a que la flota actual ha tenido más de 42 años de uso (más de 30 años de operación en Colombia). Su operación y mantenimiento es costosa y puede ser riesgosa. Colombia es hoy prácticamente el único operador de la plataforma Kfir. Eso quiere decir que no se producen aeronaves ni repuestos; es decir, es una capacidad insostenible”.

Agregó que el Gobierno estudió tres ofertas (una de EE. UU., una de Suecia y una de Francia) e hizo la preselección de esta última para la adquisición de 16 aviones Rafale, por ser la “mejor opción para el país en relación precio, eficiencia y operatividad. Una hora de vuelo de un avión Rafale e aproximadamente 30 % más barata que la hora de vuelo de un K-FIR (estimada en $89 millones)”.

Según el documento, “no hay contratos firmados. Es una prenegociación. Se trata de la continuación de un proceso que se inició hace doce años, a través del Ministerio de Defensa y la FAC”.

De igual forma, precisa que la oferta que estudiará el Gobierno Nacional tiene un costo estimado de hasta $15 billones y no de $26 billones, “como se ha dicho de manera errónea”. En caso de concretarse la negociación, la deuda se empezará a pagar dentro de cinco años.

VER COMENTARIOS