Las buenas noticias

Noviembre 25, 2020 - 11:55 p. m. 2020-11-25 Por: Editorial .

En medio de la inquietud que existe sobre el Covid-19 y la manera de contener y acabar la pesadilla, los anuncios sobre el avance en la protección de los colombianos dan claridad y despejan el panorama.

Hasta ahora se sabe Colombia ha realizado 4.903.761 pruebas y el 24% de ellas han salido positivas, 80% de las cuales no presentan síntomas. Extrapolando esos resultados se puede estimar que en una población de 46 millones de habitantes hay 11 millones de contagiados. Eso quiere decir que hay 35 millones de personas expuestas a contraer el virus, de las cuales el 3% está en riesgo de muerte.

Entonces, si el gobierno nacional está anunciando que inicialmente tiene presupuesto para adquirir 15 millones de vacunas, que comenzarían a llegar en el primer semestre del 2021, la información es positiva para el país. Con ellas se atenderán en forma prioritaria a las personas con mayores riesgos, además de que se hará de manera gratuita y sin distinción para todos los colombianos.

También hay que reconocer el aporte que el Congreso de la República está haciendo al tramitar el proyecto de ley que permitirá al Ejecutivo adelantar las negociaciones que se requieran para adquirir las vacunas. Esa es una contribución valiosa que permitirá incluso concertar parte de los impuestos de renta que deben pagar los grandes contribuyentes a cambio de que aporten para la compra de más vacunas.

Así mismo hay que estar preparados para más pandemias que podrán llegarle a la humanidad, similares a la del Covid-19. Por ello es importante que el proyecto incluya también autorizaciones para actuar con rapidez en la inmunización en caso de presentarse cualquier otra enfermedad como ésta en el futuro. Con la ley, que ya fue aprobada en tercer debate en la Cámara de Representantes, se asegura que el país responda como se necesita frente a la actual y a futuras pandemias.

De otra parte, hay que destacar el aumento sostenido en los casos exitosos de tratamientos para reducir los efectos del virus en su etapa temprana, como los que se aplicaron en el ancianato San Miguel de Cali, donde 59 de los 254 ancianos dieron positivo, 19 de ellos de gravedad, pero ninguno falleció.

Así, como acciones positivas, se deben mirar los esfuerzos que se están haciendo para enfrentar la pandemia. Este no es el momento de las polémicas sino de entregar soluciones y reconocer el trabajo que el Estado colombiano realiza para encarar un enemigo desconocido, que ha obligado al mundo a encontrar salidas en tiempos récord, a desarrollar vacunas y realizar pruebas en apenas meses y a disponer de los recursos para hacerle frente a la enfermedad, así como a las consecuencias sociales y económicas que conlleva.

Pero debe recordarse también que la solución sólo estará completa en el año 2022, cuando toda la población haya sido cubierta. Por lo tanto es necesario llamar a la paciencia y a que no se descuiden los protocolos y las medidas necesarias para evitar el contagio.

Por ahora y hasta tanto no se logre el objetivo, hay que mantener el uso de tapabocas, la distancia social y el aseo como los mejores aliados para enfrentar la amenaza del Covid-19.

Lee todo el contenido de El País sin límites. Suscríbete aquí
VER COMENTARIOS