La tragedia del desplazamiento

La tragedia del desplazamiento

Junio 24, 2019 - 11:10 p.m. Por: Editorial .

El llamado del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados para que se redoble la solidaridad con los miles de personas obligadas a huir de sus hogares cada día es una alerta para que la comunidad internacional reaccione.

Según el informe anual de la Acnur, el número de personas que huyen de la guerra, persecución y conflictos en el mundo superó los 70 millones en 2018, el nivel más alto del que la organización humanitaria tenga constancia en sus siete décadas de existencia. Para tener una idea sobre la magnitud de lo que esto significa, la cifra duplica el número de desplazados hace 20 años, supone 2,3 millones más que en el 2017 y corresponde a una población similar a Tailandia o Turquía.

Y eso que la organización advierte que estos 70 millones son una estimación conservadora dado que sólo refleja parcialmente lo que ocurre en Venezuela. En total, según los datos de los gobiernos que los reciben, cerca de cuatro millones han salido de su país, convirtiéndose en una de las mayores crisis de desplazamiento en el mundo. Aunque la mayoría requiere protección internacional como refugiados, apenas medio millón ha solicitado asilo formalmente.

Capítulo especial merece Colombia y que debe alertar a las entidades encargadas de enfrentar este fenómeno. Con más de siete millones de desplazados internos, el país ocupó por cuarto año consecutivo el primer lugar en el mundo en víctimas de desplazamiento forzado dentro del mismo país, una situación que en el Planeta deja 41 millones de víctimas.
Y en general, en desplazamiento tanto interno como externo, Colombia con un total de ocho millones de víctimas ocupa el segundo lugar en el mundo, después de Siria.

La preocupación de la Acnur se centra en Norte de Santander, Nariño, Antioquia y Chocó, departamentos donde el conflicto armado persistió a pesar de la dejación de armas de las Farc. Sin embargo, en estas regiones otros grupos violentos incursionaron para apoderarse de los espacios dejados por la guerrilla.

La ONU también alertó sobre lo que ocurre en zonas fronterizas. Los problemas de desplazamiento forzado son graves en los límites con Venezuela, Ecuador y Panamá. La situación tiende a ser más compleja en la medida que la violencia se ha recrudecido en varias zonas del país y por la continua llegada de más venezolanos que huyen de la dictadura de Maduro.

El número de personas desplazadas y refugiadas en el mundo ha vuelto a aumentar desde 2009, y registró una fuerte subida entre 2012 y 2015 con el conflicto sirio. Estas cifras lo que hacen es confirmar la tendencia al alza a largo plazo en el número de personas que necesitan protección a causa de la guerra, conflictos internos o persecuciones.

Por eso recogiendo las palabras del Alto Comisionado de la ONU, Filippo Grandi, urge redoblar los esfuerzos de ayuda e involucrar a todo el mundo en lo que el funcionario ha denominado el Pacto Mundial sobre Refugiados, que no es otra cosa que la implicación de los Estados, de las empresa privada y de las sociedades en la solución de este drama. Es la hora de tender la mano.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS