La Feria es Cali

La Feria es Cali

Enero 02, 2019 - 11:55 p.m. Por: Editorial .

Alegría, Salsa y rumba son las tres palabras que mejor definen la Feria de Cali. A la versión 61 que terminó el 30 de diciembre hay que añadirle otras más como organización, seguridad y eficiencia, o si se quiere resumir en una expresión más precisa, entonces se puede hablar de éxito.

Y no porque todo haya salido perfecto durante los seis días que duró la Feria, lo cual sería una utopía. Lo que sí muestran los resultados es que este año superó al anterior, que los caleños se sienten más cercanos de su fiesta más tradicional y la ciudad sigue siendo el destino favorito de miles de colombianos y extranjeros al final de diciembre. De hecho, a la del 2018 llegaron visitantes de 37 naciones de los cinco continentes, así como de 22 departamentos del país, según el estudio realizado en estos días por la Pontificia Universidad Javeriana.

Si algo reconfirmó esta 61 Feria de Cali es que está pensada para que todos disfruten de ella, por esa razón el 95% de los 55 eventos oficiales fueron gratuitos, 42 se diseñaron para asistir en familia y la fiesta se trasladó con 37 conciertos a las 22 comunas y 15 corregimientos de la ciudad. La combinación con programas deportivos, culturales, gastronómicos y dedicados por primera vez a las mascotas, brindaron una amplitud de opciones que fueron bien recibidas por los caleños.

Al Salsódromo inaugural así como a los desfiles de Autos Antiguos y del Cali Viejo asistieron por día 100.000 personas, mientras que el Encuentro de Melómanos y Coleccionistas tuvo lleno total y fue visitado a diario por 20.000 personas. Las críticas de otros años por la poca presencia de artistas locales quedaron superadas: de las 220 agrupaciones participantes en el 2018, 90% fueron caleñas.

El éxito de la Feria no se queda exclusivamente en la programación propia. El prestigio que tiene ha llevado a que en la ciudad se realicen al mismo tiempo un centenar de eventos privados, todos con asistencia masiva y resultados positivos, generando empleo e impulsando la economía local. A la par de ello la ocupación hotelera ha crecido en los años recientes durante esta época, siendo la del 2018 la más alta con cerca del 79% de disponibilidad de camas vendidas durante las festividades.

Todo ello es el resultado de la organización y el compromiso demostrado por Corfecali, entidad que ha sabido atender los requerimientos de los caleños y ha hecho de la Feria de Cali una empresa sostenible, que exalta los valores y las tradiciones de la ciudad así como de su gente. También es el logro de un público que apoya su Feria, responde a la invitación que se le hace para divertirse y gozar de estos días con tranquilidad y responsabilidad. Así mismo hay que agradecerle a la Policía Metropolitana y a las autoridades en general por mantener el orden y la seguridad durante los seis días de fiesta.

Sin duda hay aspectos para mejorar, como la agilización en el ingreso a algunos eventos, pero el balance es sobre todo positivo. De nuevo Cali demostró que sabe cómo hacer una Feria alegre, en la que se puede disfrutar de forma sana y que sus brazos están abiertos para acoger con hospitalidad y cariño a quienes la visitan en esta fecha.

VER COMENTARIOS
Columnistas