Inflación y educación

Noviembre 23, 2022 - 11:55 p. m. 2022-11-23 Por:
Elpais.com.co

Pasada la polvareda que levantó la decisión de algunas universidades de aumentar sus matrículas por encima del Índice de Precios al Consumidor, el Gobierno Nacional se prepara para reglamentar un artículo de su reforma tributaria dirigido a crear una ‘contribución voluntaria’. Es la forma de realzar el papel que pretende darle al Icetex como financiador y benefactor de los estudiantes, quizás sin entender que está aumentando los costos de ofrecer educación superior en Colombia.

El incremento notorio de las matrículas a partir del 2023 es producto de un fenómeno que afecta la economía y los bolsillos de los ciudadanos en todo el mundo. Se llama inflación, y ha sido tenido en cuenta cada año para afectar un asunto tan sensible para las familias y la sociedad como el valor de las matrículas. El cálculo de esa inflación aplicada a las matrículas es responsabilidad del Ministerio de Educación, y se fija casi siempre con base en las estadísticas que registran el fenómeno al final del mes de octubre de cada año.

Esta vez, la situación se hace más notoria puesto que la inflación llegó al 12,20% en los últimos doce meses, lo que de por sí es un golpe para el costo de las matrículas. Y no es un incremento que se hace para generarle más utilidades a las universidades privadas, como se ha insinuado, si no la necesidad de tener cómo financiar un servicio que ha sido de gran importancia para la educación, la investigación y la creación de capital social en Colombia.

Debe quedar claro que carecen de certeza las afirmaciones que pretendían descalificar a las instituciones de educación privada y desconocer que en su inmensa mayoría son entidades sin ánimo de lucro que dedican sus excedentes a mejorar y ampliar sus servicios. Y que lo que se haga para gravar su operación puede repercutir inmediatamente en la calidad de la educación y en la oferta de cupos para formar a la juventud del país.

Es el caso de la supuesta contribución voluntaria que le cobrarán a las universidades por recibir estudiantes financiados por el Icetex. Según anuncios, esta entidad cobrará por intereses solo el equivalente al costo de vida, pero de acuerdo con el artículo 95 de la reforma tributaria, fijará un excedente que deberá ser pagado por las universidades donde se matricule el beneficiario.

En la práctica, lo que producirá el citado artículo es un impuesto disfrazado a la educación. Es decir, en vez de incentivar un servicio clave para una sociedad, se producirá un incremento en los costos de la educación superior en Colombia bajo el argumento de beneficiar a los usuarios del crédito como lo muestran las declaraciones oficiales.

A través de la historia, las universidades en Colombia han realizado una labor de gran significación para el progreso de la Nación colombiana, y no son entidades movidas por el ánimo de lucro. Pero, además de los intentos por deslegitimar su labor, no pueden ser objeto de gravámenes que, como el artículo 95 de la reforma tributaria, puede convertirse en un elemento que golpea su viabilidad aunque beneficie las arcas del Icetex y el discurso del Gobierno Nacional.

VER COMENTARIOS