El patrimonio de Colombia

Agosto 27, 2021 - 11:55 p. m. 2021-08-27 Por: Editorial .

Colombia tiene 17,6 millones de hectáreas de zonas naturales protegidas, que deberían ser sagradas. Allí se encuentran los ecosistemas y recursos más preciados para el segundo país con mayor biodiversidad del mundo.

Por eso preocupa que 45 de los 59 parques y reservas ambientales estén amenazados. El primer informe de Parques Cómo Vamos, una iniciativa que comenzó en el 2018 impulsada por las universidades de los Andes y Javeriana, organizaciones como WWF Colombia y otras fundaciones, hace un diagnóstico lo más aproximado posible sobre lo que sucede en los Parques Nacionales Naturales, los Santuarios de Fauna y Flora, las Reservas Nacionales Naturales y las Áreas Naturales Únicas. Es la herramienta que se necesita para saber el estado en que se encuentran y las acciones a emprender.

Ya se conocía, por ejemplo, que hay presencia de cultivos ilícitos en 15 de esas zonas de protección ambiental que ocupan el 12% del territorio patrio y tienen un valor excepcional por su diversidad. Y que esa actividad, junto con prácticas como la minería ilegal, el tráfico de madera y el de especies silvestres, son los grandes enemigos de las reservas naturales.

La otra preocupación es que en el 76% de los parques se han detectado ecosistemas bajo amenaza, lo cual pone en peligro la biodiversidad que hay en ellos al igual que los recursos funfsmentales para la vida, como las fuentes hídricas que los abastecen. Con los datos obtenidos se estableció que en los sistemas de reserva habitan 22.300 personas, sin contar a quienes integran los grupos étnicos, de las cuales el 63% vive en situación de pobreza y debería recibir atención especial del Estado para mejorar su calidad de vida y a la vez hacerlos partícipes activos de la protección.

Si bien las reservas más afectadas se encuentran en el Caribe y en la Orinoquía , en el Pacífico y en el Valle del Cauca hay parques que demandan de atención inmediata, como los Farallones de Cali donde según el informe hay cinco ecosistemas en condición vulnerable y uno en peligro crítico de desaparecer. Llama la atención, positivamente, que otras zonas naturales del departamento, como Uramba-Bahía Málaga y Malpelo, no presentan sistemas ecológicos bajo amenaza, mientras que el Páramo de Las Hermosas tiene tres con leve vulnerabilidad que se restauran con éxito.

La importancia del informe de Parques Cómo Vamos radica en que al conocer o al menos acercarse a la realidad del estado de las reservas ambientales protegidas de Colombia se pueden tomar las decisiones correctas. Reconociendo el trabajo de Parques Nacionales en 70 años, es claro que solo no puede; es necesario aunar esfuerzos para salvaguardar y restaurar las zonas naturales del país, mejorar la gobernabilidad que es en primer lugar responsabilidad de las autoridades locales y regionales, y trabajar los problemas existentes desde la perspectiva ambiental sin descuidar lo social y económica.

En esas 17,6 millones de hectáreas de reserva, más las dos millones conformadas por humedales, hoy en su mayoría desprotegidos, en los sistemas marinos y en los 60 ecosistemas únicos que hay en el país, todos los cuales cumplen una función vital para el medio ambiente y contra el cambio climático, está el patrimonio de Colombia. Por eso hay que cuidarlos.

VER COMENTARIOS