El Contralor en Cali

Septiembre 29, 2022 - 11:55 p. m. 2022-09-29 Por: Editorial .

Si se cumplen sus ofrecimientos, hoy debe estar en Cali el Contralor General de la República para realizar la audiencia en la cual se conocerán las denuncias y se harán lo análisis sobre lo que ha ocurrido y sigue pasando en la contratación y el manejo de los recursos de Emcali y de la Alcaldía Municipal. Esa es otra oportunidad para que el organismo a su cargo les rinda cuentas a los caleños sobre lo que ha sido su actuación ante las acusaciones que se han presentado en los últimos dos años y solo han tenido pocas respuestas.

Por supuesto, lo más llamativo por ahora es el contrato por $215.000 millones para instalar contadores en la ciudad, y las estrambóticas compras que la empresa de servicios públicos, a través de su gerente y representante legal firmó después de quince modificaciones al pliego y de un complejo proceso de revisión que involucra a varios funcionarios.
Pero ese negocio, que originó la caída de todos los gerentes de área de Emcali y ha obligado al alcalde de Cali a dar declaraciones que han sido poco satisfactorias, es una parte de los numerosos contratos que tienen a la entidad en el ojo de un huracán de corrupción y de impunidad aumentado por el silencio de los organismos de control.

El contralor Carlos Hernán Rodríguez, quien es vallecaucano y ha tenido vínculos con actores de la política regional, debe estar enterado del cúmulo de denuncias presentadas por ciudadanos, organizaciones sociales y cívicas y concejales de la ciudad que le muestran el panorama de lo ocurrido en Emcali. Más importante aún, debe estar ya enterado de las acusaciones y denuncias sobre la manera en que se han utilizado los recursos de la Administración Municipal, la forma en que se produjeron contratos escandalosos como el alumbrado navideño en diciembre de 2020, la Feria Virtual del mismo año, o la reparación de cámaras de seguridad con la Imprenta Departamental por $7000 millones, usando como disculpa la pandemia.

Todo eso y mucho más causa gran indignación. Y ha desnudado la alianza que el alcalde Ospina ha establecido con personajes de la política y los gobiernos de Cali y el Valle conocidos por el contralor Rodríguez en las épocas que tuvo relación con el sector político de nuestra región. Son muchos los que han estado involucrados en las denuncias que, debemos repetir, no han tenido la respuesta que merecen los ciudadanos de Cali y el Valle.

Es casi lo mismo que se le expresó al delegado de la Procuraduría General que el pasado lunes realizó una audiencia en la cual se le informó la manera en que se burlan los regímenes de la contratación y las maniobras que direccionaron la adjudicación de contratos en Emcali y la administración municipal. O para endeudar a la ciudad en $600.000 millones sin saberse para qué.

Tal es la situación que recibirá el jefe de la Contraloría Nacional, entidad que solo hace unos días renunció al control preferente sobre Emcali pese a las denuncias y a los hechos que se estaban produciendo. Es el momento para que el doctor Rodríguez les dé respuesta a los caleños sobre el inexplicable silencio de su entidad sobre la corrupción en Cali y el Valle.

VER COMENTARIOS