Rico pagar más impuestos

Rico pagar más impuestos

Septiembre 10, 2014 - 12:00 a.m. Por: Poncho Rentería

Sí hubo gol de Yepes y Shakira es triunfadora en el mundo y en seis meses le llega un hijo. Ricos días tienen Shakira, Carlos Vives, Yepes, James Rodríguez y Pékerman, pero son muy odiosos los impuestos que les cobrarán a ustedes pronto. Lo de rico pagar impuestos es frase de un burlón que cuida su buen genio. ¿Y el gobierno cuida los miles de millones que recoge en IVA y patrimonio? Sí, son la “Prosperidad para todos”, frase que me suena a humor negro, a Groucho Marx, a Cantinflas cuando era estadista.Aleluya: golpeada la alcancía del gobierno, viene una catarata de impuestos y el “Yo soy capaz”. Soy capaz de pagar más impuestos para que Colombia sea una sana democracia donde no haya peculados ni marrullas. Bonita frase. Azucarada frase, prima de aquella que dice: “La paz ya casi llega”, aunque en el Putumayo, el Caquetá, Córdoba y el Meta sea una película de ficción.Mauricio Cárdenas Santamaría es el ministro de Hacienda. Cuadró caja y le faltan 87 mil millones de dólares, para no ser un “país en bancarrota". Un publicista argentino, alumno del J.J. Rendón, lanzó una frase genial: “El pueblo es feliz pagando impuestos porque se siente socio de su país”.Alégrense: Horacio Serpa, Roy Barreras, los Galán-Pachón y Armando Benedeti aprobarán un proyecto que dice: “Todo colombiano dueño de casa o de pequeña finca o taller o local, pagará patrióticamente el dos y medio por ciento de su patrimonio por los próximos cuatro años”. Fijo lo aprobarán los santistas. Negativo lo votarán los del Polo y los 21 uribistas del Senado. Sientan envidia: los senadores ganan 23 millones al mes más dos carros blindados, tiquetes semanales y ocho ayudantes. Dice un adagio japonés del Siglo XV que “cuando Dios quiere castigar la soberbia de los pueblos, los condena a vivir en un país muy interesante” y Colombia, no lo duden, es un país muy interesante. Y eso que no ha llegado el postconflicto feliz, para el que pedirán miles de millones vía más impuestos. Pero no sean pesimistas, llega la soñada “Prosperidad para todos” y frescura, en La Habana, Cuba siguen cocinando el feliz futuro de ustedes. Alégrense, seremos el país de las maravillas.

VER COMENTARIOS
Columnistas