Que ‘Pablito’ tuvo la culpa

Que ‘Pablito’ tuvo la culpa

Enero 22, 2019 - 11:45 p.m. Por: Poncho Rentería

El título de esta columna no busca dañarle la imagen al comandante ‘Pablito’, Aníbal Giraldo, hoy señalado como el cerebro que montó el operativo contra los estudiantes-cadetes de la Policía Nacional donde 20 jóvenes perdieron la vida.

Debo recordarles que el tal ‘Pablito’ fue el afortunado de una fuga sospechosa. A él lo envió una jueza al Vichada a rendir una declaración que podía haber dado en Bogotá y el ‘Pablito’ terminó fugándose a Venezuela. Allí fue recibido con alfombra roja por el chavismo y para su regreso le encimaron docenas de pistolas y metralletas.

Atrevido afirmar que don ‘Pablito’ en su fuga tuvo ayuda de la respetable jueza. Don ‘Pablito’ volvió a Colombia y quedó libre para su matoneo guerrillero, tanto que montó emboscadas para eliminar al expresidente Álvaro Uribe. Lo intentó en Neiva y Barranquilla lanzándole plomo y dinamita al automóvil en que viajaba y, sin duda, la suerte lo salvó. Punto.

Nada tan pedante y vanidoso en un escrito literario o periodístico como citar lo que uno escribió. Hoy me toca ese ladrillo porque hace ocho días escribí aquí: “Si Iván Duque tiene en su contra a una guerrilla que puede tumbar helicópteros y secuestrar en tierra a su tripulación, tiene un enemigo poderoso”. Al día siguiente de mi escrito, llegó el infame bombazo que mató a 24 cadetes jóvenes y deportistas que por ser estudiantes aprendían geografía, cívica, historia y milicia en una academia militar. La audacia de lanzarle 90 kilos de dinamita mortal a unos estudiantes fue una descomunal estupidez política. Punto.

Así quieran la guerrilla, el ‘Pablito’ y los tercos elenos incendiar el país, no me dejo quitar mi afición futbolera que el domingo tuvo su banquete: vi los cuatro goles que en Italia anotó el colombiano Duván Zapata. Hacer cuatro goles en un partido oficial, en 29 minutos, es para genios como Messi, Ronaldo, Neymar y el paisano Duván. Punto.

Como soy pacifista, veo con pánico el futuro porque la guerrilla le puso este ultimátum al gobierno: “O acepta conversar a nuestro estilo o le reventamos a dinamita el país”. Lo que nos viene es sangre y muerte así unos cegatones exministros del pasado gobierno digan que ya teníamos la soñada paz. Si eso fuera cierto hoy no estaríamos en un amargo luto nacional solidario con ellos, unos nobles estudiantes.

VER COMENTARIOS
Columnistas