Esa vieja me robó un libro

Esa vieja
me robó
un libro

Abril 23, 2019 - 11:45 p.m. Por: Poncho Rentería

Los titulares anucian: ‘En Sri Lanka, capital Colombo, hubo 300 muertos y 500 heridos por atentados con bombas’. ¿Es civilizado el mundo en este 2019? Ni una millonésima. Por suerte arranca la Feria del Libro que pinta con lluvias. Feria del libro y pienso en Felipe Ossa, el librero que más he explotado con preguntas históricas y literarias. Su gratísima amistad la heredé de José Pardo Llada, gran amigo de Felipe el que se pasea por la cultura con memoria prodigiosa. El pasado domingo El País publicó un delicioso reportaje de Felipe, pídanlo, súper.

En El Tiempo, en El País, en Aló y por televisión daré los nombres de las amigas-amigos que me tienen libro prestado no devuelto. Las llamaré ‘las incultas olvidadizas’ porque acariciando el libro dicen: “Eres un amor, fijo te lo devuelvo, me lo leo este fin de semana que no tengo ni mozo ni tinieblo ni marido”. Puro cuento, no lo devuelven y no se lo leen porque son caóticas y para leer hay que tener reposo, ocio, soltura mental. Punto.

Publicaré este aviso en periódicos: “Poncho Rentería denuncia que tiene prestados 27 libros y sospecha que se los robaron por olvido y publicará sus nombres”. Reclamo de Isabel Allende ‘Sexo & gastronomía’, buenísimo según Sonia Serna. Otro es ‘García Márquez - habla de García Márquez’, de Poncho Rentería, 1979, libro de pasta negra, antes de ser Nobel don Gabo. Otro: ‘Morir de glamour’ de Boris Eisaguirre, me lo tiene Martica Posada Lleras que se vino a vivir a Bogotá y ‘chau’ París. Bravo. Los libros en casa estorban, regálenlos pronto. ¿A usted le ha robado algún libro una amiga? Sí, a miles de mujeres les ha pasado eso y ese feo detallito se ha tirado amistades. Punto.

Durante años estuve clavado en la Feria del Libro porque, tiempos pasados, tenía una empresa, Rentería-Editores, que agenciaba los libros socialistas de la APN_Moksba-Agencia Novosti con sede en Moscú. Me tocaba vender libros por centenas a cooperativas, librerías, sindicatos etc. Todos de ideología socialista, arte socialista y turismo por la exótica Unión Soviética. Luego lidié con libros de fútbol, uno, muy exitoso, con Hernán Peláez Restrepo. Otro: mi gran acierto ‘García Márquez vs García Márquez’ que me dio hace 40 años para ser figurón una semana en radio, revistas, noticieros y salidas vanidosas en televisión. Oh vanidades, en esos años ser entrevistado en televisión sabía a caviar, la delicia, el adiós al anonimato. Y todavía mojo televisión, tengo un espacio en Día a día y con buena crítica. Punto.

Los franceses lloran a su Notre Dame y en Sri Lanka entierran a 300 víctimas de la estupidez humana que ronda por aquí.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
Columnistas