Los ladrones no solo suplantan a la Policía, tenga en cuenta estas recomendaciones

Los ladrones no solo suplantan a la Policía, tenga en cuenta estas recomendaciones

Septiembre 11, 2019 - 11:30 p.m. Por:
Redacción de El País
Policías uniforme referencia

La chaqueta reflectiva tiene un número único asignado a cada uniformado y puede ser verificado en cualquier parte del país a través de la Línea 123. Ningún policía realiza operativos en jeans, usan pantalón verde oliva y deben identificarse con un carné que tiene hologramas.

El País

En lo corrido del año, 46 hurtos bajo la modalidad de suplantación de identidad se han presentado en Cali. Uno de los casos más recientes es el del reconocido pintor Pedro Alcántara, ocurrido el pasado 30 de agosto.

Según denunció en una carta enviada al alcalde Maurice Armitage, el atraco fue perpetrado en una calle del barrio Santa Rita, oeste de la ciudad, por dos hombres que se hicieron pasar por policías.

Señaló que una de estas personas dijo estar haciendo una investigación sobre tarjetas clonadas. “El trato engañoso de los supuestos policías me confundió y me hizo vulnerable, porque luego acudieron a las armas que yo creí que tenían de dotación para esculcarme directamente”, contó el artista, a quien le robaron dinero en efectivo y una tarjeta débito que fue utilizada hasta su límite.

De acuerdo con cifras del Observatorio de Seguridad y Justicia de Cali, dicho episodio estaría enmarcado en los 40 hurtos a personas cometidos por delincuentes este año que se hacen pasar no solo como policías, sino también como trabajadores de servicios públicos o servicios de mensajería (Rappi, por ejemplo).

Lea también: Temor e inseguridad acechan a los ciclistas que entrenan en vías hacia Jamundí

Además, en el 2019 se han registrado tres hurtos a residencias bajo esa misma modalidad dos a establecimientos comerciales, y uno a celulares. Frente a estos casos, en especial de ladrones que se hacen pasar por miembros de la Fuerza Pública, el coronel Alberto López, jefe del Área de Prevención de la Policía de Cali, recomendó que ante cualquier actitud sospechosa, las personas deben llamar a la Línea 123.

“Los ladrones suelen ser convincentes en este tipo de hechos, pero hay cierta forma de sospechar de alguien así, por ejemplo, al enseñar una actitud de imponencia más no de respeto, informar que está adelantando acciones como agente encubierto o no estar cerca del vehículo de la Policía en el que debería movilizarse”, explicó López, quien agregó que la Línea 156 es otra forma de dar aviso de este tipo de episodios.

Y sobre el uniforme, el Jefe del Área de Prevención advirtió que es muy importante prestar atención a la placa, que es de bronce y cuenta con el número de identificación del agente, y que los delincuentes suelen sustituirla por una de plástico o pasta.

Gráfico para conocer un Policía

A esto se suman hurtos que también son llevados a cabo por quienes se hacen pasar por funcionarios de Emcali, que en el primer semestre del año dejó dos casos de hurto a residencias y cuyos responsables aún no han sido capturados. “Estas personas tienen una noción de cómo operan nuestros funcionarios y contratistas, por lo que alegan un arreglo al interior de una casa”, explicó el coronel Germán Hernando Huertas, jefe de Seguridad de las Empresas Municipales de Cali.

De acuerdo con Huertas, estos son casos que ocurren cuando el usuario no ha solicitado ningún servicio o reparación al interior de su vivienda, por lo que anotó que las líneas 3250000 y 8995302 funcionan las 24 horas del día para reportar este tipo de casos, así como del hurto de infraestructura externa: tapas de alcantarilla, medidores, cables, entre otros elementos.

El Jefe de Seguridad agregó que pese a que se ha adelantado una carnetización en todos los funcionarios de la organización, los uniformes de estos pueden llegar a encontrarse en el mercado negro.

“Hasta junio de este año hemos logrado capturar junto con las autoridades a 10 personas que se hacían pasar por trabajadores de Emcali. Una de ellas era un excontratista”, precisó Huertas.

Otro caso reciente es uno registrado el pasado 25 de julio, cuando un hombre simuló ser un mensajero de Rappi para robar a las personas que estaban dentro de una peluquería ubicada en el barrio La Flora, oeste de Cali. Este episodio fue captado por una cámara de seguridad, en donde se ve que el hombre llevaba casco de motociclista y cargaba una caja con el logo de la App.

Luego de que El País se contactara con la empresa, esta respondió en un comunicado que “es importante recalcar que cuando el usuario solicita un domicilio, está garantizado que la persona que llevará su pedido está 100% verificada por la plataforma y es un Rappitendero oficial, que ha pasado por filtros fuertes, del cual tenemos todos los datos”.

Rappi aclaró que pese a que sus trabajadores no están obligados a portar un uniforme que los identifique como tales, sí deben contar con una maleta que cumpla con los requisitos para entregar un producto en las mejores condiciones y es por eso que la empresa ofrece la opción de comprarlas a través de un tercero.

“La mayor recomendación que podemos dar a la ciudadanía es que si no está esperando una entrega de servicios de domicilios o algún servicio de telefonía o servicios públicos, no permitan el ingreso de personas no esperadas a su vivienda, pues podría tratarse de un caso de suplantación”, advirtió la organización.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad