La historia detrás del macabro robo al carro de valores que dejó cuatro muertos en Cali

La historia detrás del macabro robo al carro de valores que dejó cuatro muertos en Cali

Noviembre 04, 2018 - 08:00 a.m. Por:
Redacción de El País 
Guarda asesinado en intento de robo

Momento en que las autoridades sacan el cadáver de uno de los guardas asesinados.

Wirman Ríos / El País

La celebración fue el mismo día del asalto. La noche del jueves, en una cuadra del barrio Alfonso Bonilla Aragón, en el suroriente de Cali.

Hubo música a todo volumen, whisky de varias marcas y hasta ‘perico’ (cocaína). También hubo marihuana para los presentes. Incluso, a algunas personas que estaban en el lugar se les repartió dinero.

El motivo de la celebración, aunque pocos ahí lo sabían, era un hecho del que toda la ciudad estaba hablando en ese momento: en la mañana de ese jueves, un grupo de cinco personas había asaltado un carro de valores de la empresa Brinks en el supermercado Surtifamiliar del barrio Los Alcázares, nororiente de la ciudad, y se habían hurtado entre $160 millones y $250 millones. El hecho dejó, tras un cruce de disparos, dos escoltas y dos presuntos ladrones muertos.

Los pormenores los relata una fuente cercana a la investigación, que cuenta, además, que en el festejo no importó la muerte de dos de los integrantes de la banda, sino el dinero obtenido.

Lea también: Así ocurrió el robo al carro de valores que terminó en tragedia en el norte de Cali

El atraco, exactamente, se presentó a las 11:30 de la mañana luego de un tiroteo en el interior del mencionado supermercado, cuando escoltas de Brinks iban a aprovisionar de dinero un cajero de ATH que está en el lugar.

Al sitio, como es costumbre, llegaron en el carro de valores identificado con el número 372, y de inmediato empezaron a cumplir con los protocolos de seguridad que realizan al llegar siempre a un cajero, a un banco, a una casa de cambios.

En este caso eran cuatro escoltas (o tripulantes) armados, dos se bajaron con el dinero, uno se quedó en el vehículo y otro vigiló desde una motocicleta. Siempre portan armas como guacharacas, revólveres o pistolas 9 milímetros.

Los reportes de las autoridades y de la empresa de seguridad indicaron que los escoltas fueron abordados por los cinco hombres de la banda, que estaban armados y que llegaron en motos y un taxi.

Los asaltantes dejaron los vehículos cerca al supermercado y se acercaron caminando a los dos escoltas que se habían bajado con las tulas de dinero para surtir el cajero.

Asalto a carro de valores en Cali

Vecinos y comerciantes de la vía principal del barrio Los Alcázares se vieron sorprendidos tras el asalto millonario al carro de valores de la empresa Brinks.

Wirman Ríos / El País

Los escoltas, identificados como Germán David Fontalvo y Cristian Andrés Zúñiga, recibieron de a un disparo en la cabeza y murieron en el sitio.

Germán David Fontalvo, escolta.

Germán David Fontalvo, escolta.

Especial para El País

Cristian Andrés Zúñiga, escolta.

Cristian Andrés Zúñiga, escolta.

Especial para El País

El tercer trabajador de la Brinks, que estaba en la moto, forcejeó con los delincuentes y reaccionó, al igual que el que estaba dentro del carro de valores, que disparó y ultimó a dos de los presuntos ladrones, identificados como Édgar Gutiérrez Perdomo y Diego Fermín Vargas, quienes fueron trasladados heridos al Hospital Joaquín Paz Borrero, en el barrio Alfonso López, nororiente de la capital del Valle, donde fallecieron, de acuerdo al reporte levantado en el lugar de los hechos por la Sijín de la Policía de Cali.

Otro presunto ladrón quedó herido en el tiroteo, y horas después fue capturado cuando llegó al Hospital Mario Correa, suroccidente de la ciudad, con varias heridas en el abdomen. Una mujer, al parecer cajera del supermercado, habría resultado herida.

El resto de la banda, tres hombres (entre ellos el herido), dijeron fuentes oficiales, alcanzaron a huir con el millonario botín. Incluso, se habla de que minutos antes del asalto, dentro del supermercado ya había delincuentes muy cerca al cajero. Una especie de ‘campaneros’.

La empresa de seguridad, según se conoció, venía reportando en las últimas reuniones con las autoridades, varios seguimientos de una banda.

El asalto al carro de valores no fue producto del azar, lo reitera la fuente. Todos los movimientos de los guardas de seguridad de la empresa Brinks venían siendo vigilados por los delincuentes desde hace tres meses.

La banda, incluso, habría desistido de cometer el robo contra Brinks en el Surtifamiliar del barrio Alameda, por cuestiones de logística.

El informante afirma que, al menos, uno de los delincuentes llegó al sitio del asalto en una motocicleta Suzuki DR 650 con un arma larga que sería una AK-47 recortada o una metralleta. Otro hombre habría acudido al atraco manejando una Suzuki Freewind 650.

“Este asalto se planeó en una reunión que se hizo en un hotel de la ciudad. Ahí estuvieron dos tipos conocidos como ‘La Roca’ y ‘Flaco Fokiu’, este último habría estado vinculado al homicidio del jugador del Deportivo Cali Martín Zapata, en 2006”, afirma el hombre.

‘La Roca’, añade la fuente, sería la persona que iba manejando la motocicleta DR 650, en la misma que alcanzó a huir luego de salir con una de las tulas de dinero.

“Uno de los presuntos delincuentes abatidos, que portaba un maletín, habría quedado en el lugar con $3 millones, de los $250 millones que se habrían llevado los ladrones”, según estimaciones extraoficiales de las autoridades.

‘La Roca’ jugó el papel de entregar los ‘fierros’ (armas) para el robo, él es en la ciudad de los grandes ‘reducidores’ (alquilan armas de fuego ilegales). Desde armas hasta granadas le consigue, todo lo tiene”, asegura el contacto.

Luego del asalto, los dos líderes de la banda (grupo sin nombre identificado aún), llegaron al barrio Manuela Beltrán, también en el suroriente de Cali, donde se habría pactado el encuentro de los asaltantes tras el robo. Luego, la rumba de ‘coronación’ fue muy cerca, en el Alfonso Bonilla Aragón.

“‘La Roca’ quedó por ahí con $60 millones, porque es el que manda. Y ‘Flaco Fokiu’ tuvo que haberse quedado con unos $40 millones”, cuenta el hombre.

La celebración, entonces, que fue con whisky Buchanans y Old Parr, se extendió hasta el viernes. Y no era para menos, este hurto, que recordó a ‘Los R-15’, banda que hace unos años usaba fusiles AR-15 en sus grandes asaltos a carros de valores, bancos y joyerías en Cali, tiene en alerta a las autoridades, que realizan trabajos de inteligencia.

Sombra de ‘Los R-15’

El hecho ocurrido en Los Alcázares el jueves pasado, hizo recordar entre la ciudadanía a ‘Los R-15’, banda que delinquió en Cali entre 1993 y 2012.

Las autoridades les atribuyen al menos 50 asesinatos y 100 personas heridas en medio de los asaltos que adelantaban a carros de valores, bancos y joyerías.

El nombre de la banda surgió porque utilizaban el fusil de asalto AR-15.

El modo de operar era calificado de cinematográfico.

Aunque andaban fuertemente armados, trataban de no disparar ni una bala. Para ello se disfrazan, cerraban calles, hacían retenes, infiltraban integrantes de la banda en bancos y en la misma Policía, y cuando era necesario se enfrentaban contra las autoridades o vigilantes donde atracaban.

Recompensa de $20 millones

La Policía informó que ofrece hasta $20 millones de recompensa por información que permita la captura de los responsables del hurto al carro de valores en Los Alcázares.

“Hemos recibido varias llamadas de ciudadanos que nos dan información clave. Por eso, para reforzar esta colaboración ciudadana, hemos dispuesto de $20 millones de recompensa a las personas que nos den información que nos permita identificar, individualizar y judicializar a estos delincuentes”, dijo el general Hugo Casas, comandante de la Policía Metropolitana de Cali.

De ser capturados los responsables del hecho, enfrentarán cargos por los delitos de homicidio agravado, hurto calificado y agravado en grado de tentativa en concurso con fabricación, tráfico, y porte de armas de fuego, accesorios, partes, y municiones.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad