Así ocurrió el robo al carro de valores que terminó en tragedia en el norte de Cali

Así ocurrió el robo al carro de valores que terminó en tragedia en el norte de Cali

Noviembre 01, 2018 - 06:50 p.m. Por:
Redacción de El País
Carro de valores Los Alcázares Cali

Los hechos ocurrieron en la Calle 71 con Carrera 1A5.

Wirman Ríos / El País

En la tarde de este jueves, vecinos y comerciantes de la vía principal de Los Alcázares intentaban regresar a su cotidianidad mientras asimilaban lo ocurrido en horas de la mañana, a las 11:30, cuando un intenso tiroteo, que acabó con la vida de cuatro personas, sacudió la tranquilidad de este barrio popular.

A esa hora, antes de mediodía, el carro 372 de la empresa de seguridad Brinks llegaba, como cada semana, a abastecer un cajero automático al interior del almacén Surtifamilar.

Dos hombres de seguridad descendieron del carro e ingresaron al supermercado para realizar la operación de rutina. Sus nombres: Germán David Fontalvo y Cristian Andrés Zúñiga.

Atrás, en el carro, permanecía el conductor. Y un cuarto uniformado acompañaba la acción a bordo de una motocicleta.

La delicada operación había sido llevada a cabo muchas veces de la misma manera. Pero en esta ocasión, siete delincuentes armados decidieron evitar que se concretara con éxito.

Lea también: 'Cuatro muertos deja intento de robo a carro de valores en el norte de Cali'.

Los asaltantes esperaron a que los agentes Fontalvo y Zúñiga entraran las tulas cargadas con dinero a Surtifamilar, y una vez allí desenfundaron sus armas e iniciaron el asalto.

El supermercado es el más grande de Los Alcázares. Ocupa la mitad de la cuadra entre las calles 71 y 71B. Se vende de todo, desde verduras hasta elementos de hogar. Y como era de esperarse, en una mañana de jueves, estaba lleno de clientes.

Las balas empezaron a cruzar de un lado a otro, y el pánico se apoderó no solo de quienes estaban adentro sino del resto de personas en la concurrida Calle 71.

"Estábamos montándonos en la moto, parqueados frente al carro de valores. Apenas sonaron las balas salimos en pura. Eso uno no voltea a ver", cuenta la señora Deisy, quien trabaja en una verdulería justo en la acera del frente a Surtifamilar.

"Yo lo que hice fue agacharme para que no llegara una bala perdida. Sonaron los tiros como un minuto", agrega don Milton, quien estaba ubicado con su carro de refrescos y limonada en la esquina la 71.

Lea también: 'En octubre, Cali registró la cifra más baja en homicidios de los últimos 26 años: Policía'.

Mientras que afuera todos corrían, o se refugiaban, adentro del almacén, los asaltantes acababan a punta de disparos con la vida de los agentes Fontalvo y Zúñiga, y la tula llena de dinero quedaba a disposición de los delincuentes.

Una vez tomaron el botín, los hombres emprendieron su camino a la salida, y allí se encontraron con el agente motorizado, quien disparó su arma y logró dar de baja a dos de los ladrones y herir a un tercero. Los demás huyeron con el dinero.

El desespero cesó, y los vecinos y comerciantes de la calle se enteraron del saldo de lo ocurrido: cuatro hombres muertos - entre ellos los dos asaltantes - y, al menos, una mujer herida, quien sería cajera del supermercado. "Los mataron de una", se escuchaba decir a uno de los presentes.

La línea 123 fue marcada, y varias patrullas de la Policía Metropolitana llegaron al lugar. Además de otras autoridades judiciales, que hicieron el levantamiento de los cuerpos en medio del llanto y el desconcierto de algunos.

Guarda asesinado en intento de robo

Antes de dar las 12:00 del mediodía, un intenso cruce de disparos sorprendió a comerciantes y vecinos del popular barrio del norte de Cali. Cuatro personas murieron, dos de ellas eran guardas de seguridad.

Especial para El País

Horas después, en la tarde, las autoridades de Policía informaron que el ladrón que resultó herido fue encontrado cuando llegó al Hospital Mario Correa con varias heridas en el abdomen. Ese es el único judicializado hasta ahora. Se sabe que tiene antecedentes por hurto calificado.

Para dar captura a los demás responsables, el coronel Fabián Ospina, de la Policía, indicó que se están revisando cámaras de seguridad de Surtifamiliar y de otros negocios cercanos.

De ser capturados, enfrentarán cargos por los delitos homicidio agravado, hurto calificado y agravado en grado de tentativa en concurso con fabricación, tráfico, y porte de armas de fuego, accesorios, partes, y municiones.

Fuentes anónimas de las autoridades judiciales le dieron a El País que el monto hurtado se calcula en $250 millones. Aunque se espera la confirmación por parte de la empresa Brinks, responsable del vehículo.

Los cuerpos de los dos guardas de seguridad serán entregados a sus familias. Mientras que los de los asaltantes permanecen en los laboratorios de Medicina Legal, donde se busca su identificación a través de la tipificación molecular y el cotejo de perfiles genéticos.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad