Escuchar este artículo

Feminicidios, crímenes que no dejan de preocupar en Colombia

Noviembre 22, 2020 - 01:35 p. m. Por:
 Elmer Stiven Hurtado Segura, del Semillero de Periodismo USC-El País
feminicidios

Una de las estrategias de la Agenda de la Gobernación frente a este tema está enmarcada en el fortalecimiento de la atención de las víctimas de violencia de género con la puesta en funcionamiento de la Casa Rosa en Tuluá y un Consultorio Rosa en Buga.

Especial para El País

El 25 de noviembre de 1960 la Policía Secreta de República Dominicana, al mando del dictador Rafael Leonidas Trujillo, asesinó con excesiva crueldad a las hermanas Patria, Minerva y María Teresa Mirabal, destacadas activistas y opositoras.

Las mujeres, entre los 25 y 36 años, fueron apaleadas, ahorcadas y lanzadas en un carro por un abismo para simular un accidente, pero el caso se convirtió no solo en el fin de la dictadura sino en el inicio, en 1981, del Encuentro Feminista de Latinoamérica y el Caribe, que se realiza cada año en Bogotá.

Para 1999 la ONU convirtió esta fecha en el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, como un espacio para denunciar la violencia de género en los hogares, violaciones, acoso sexual y asesinatos.

Para el caso del Valle, en lo que va del año se registraron 109 asesinatos de mujeres; 31 de ellos clasificados por la Fiscalía como feminicidios; un saldo que preocupa a las autoridades y a la sociedad porque representa un aumento del 41% comparado con el mismo periodo del año anterior, cuando hubo 22 casos.

Puede leer:

Según la Fiscalía, de los 31 feminicidios que van este año, “11 están en el nivel de avance, porque tienen solicitud de orden de captura, pero están sin materializar; en 15 de los casos los agresores están capturados y en prisión, y 5 más están en esclarecimiento por suicidio del agresor”.

En el 16% de estos hechos criminales contra las mujeres, los agresores después de terminar con la vida de su compañera sentimental, optan por el suicidio.

En opinión del director de la Fiscalía seccional Valle, “la parte psicológica de un ser humano es tan compleja que no sabemos la reacción de un sujeto de estos cuando ataca a su esposa, a su compañera, a la mujer con la que convivió. No es fácil determinar cuál es su reacción; sin embargo, estas personas, ante lo ocurrido, en las próximas dos horas la reacción de algunos de ellos es precisamente, cometer suicidio”.

Las víctimas tienen en Cali a Casa Matria, que difunde y promueve un municipio libre de violencias de género. Está ubicado en la Clle. 10 # 9N–07 barrio Juanambú. Tel: 6688250.

Las investigaciones

Para el Director de la Fiscalía Seccional Valle los avances que se han logrado en las investigaciones de los feminicidios se debe, en buena parte, a la expedición de la Ley 1761 del 6 de julio de 2015, Rosa Elvira Cely, que ha dado las herramientas para impulsar y articular las rutas de trabajo, las rutas de investigación y sobre todo, para caracterizar y tipificar toda muerte de mujer inicialmente como feminicidio, “ya después con los elementos que se obtienen en la investigación se determina si definitivamente fue feminicidio u homicidio de mujer”.

Agrega que “las estrategias promovidas desde la Fiscalía General, impulsan estas investigaciones activando la ruta desde el inicio de la información en actos urgentes; es de inmediato que se activa un equipo de trabajo para el manejo de la escena tratando de obtener todos los elementos materiales probatorios y evidencias físicas en escena y activando esa investigación con éxito, en menos de un mes. Estas investigaciones han dado frutos muy rápido, precisamente, por la estrategia investigativa impulsada a nivel nacional en el tema del feminicidio”.

Las cifras en Cali son aún más desoladoras. Entre el 1 de enero y el 22 de octubre de este año hubo un aumento del 100% en el número de feminicidios, comparado con el mismo periodo del 2019. Mientras en el año anterior fueron 10 los casos reportados, este año las estadísticas revelan que de las 69 mujeres asesinadas en la capital del Valle, 20 fueron feminicidios.

“En Cali llevamos 20 feminicidios, que representan un número muy grande en relación con el año anterior y que han sobrepasado todos los esfuerzos que se vienen haciendo desde la institucionalidad por evitarlos y enfrentarlos. Estas acciones del Estado aún requieren de mayores procesos de articulación y se necesita más personal para que sirva de apoyo en estas labores, para que así haya mejores resultados al atender estos casos”, puntualizó Nancy Faride Arias, subsecretaria de Equidad de Género.

feminicidios

Por el asesinato de Daniela Artunduaga, una de las víctimas más recientes en Cali, sus allegados clamaron justicia.

Especial para El País

Aunque los resultados hablan de un mayor interés de parte de las autoridades para identificar a los feminicidas y lograr las órdenes de captura en su contra, organizaciones de mujeres insisten en que lo importante es que se les preste atención antes de que sean víctimas de cualquier tipo de violencia, porque cuando van a presentar las denuncias, aseguran, sienten que no hay interés y se sienten desamparadas.

Como lo sostiene Elsa Quiñones, quien no solo ha vivido un drama como víctima de maltrato intrafamiliar, sino porque en marzo perdió a su hermana Mariluz, dos años mayor que ella, víctima de feminicidio.
Elsa, de 25 años de edad, se atrevió a denunciar los constantes abusos a los cuales era sometida por parte de su expareja sentimental, pero, como en muchos casos, no le dieron la importancia que ameritaba.

“Sufrí cinco años de violencia intrafamiliar, al principio él era diferente, me trataba muy bien; sin embargo, después de un tiempo mostró su verdadera personalidad; no me dejaba salir, me decía cómo vestirme, me trataba muy mal y empezaron los maltratos físicos”, contó Quiñones.

“Hice varias denuncias, pero no fui escuchada. Incluso, una vez mientras me golpeaba llamé a la Policía y unos agentes se lo llevaron y momentos después lo soltaron y volvió a pegarme. Después me agredió de nuevo con un puñal y me amenazó de muerte si volvía a denunciarlo; solo lo llevaron preso una vez que denuncié que me robó un celular y me sentí muy mal porque vi que les interesa más el robo de un celular, que es algo material, que la vida de un ser humano”, cuenta la mujer.

La concejal Ana Erazo cree que uno de los factores para evitar que sigan en aumento los feminicidios en Cali es la educación de género. “Aumentar la capacidad y la articulación institucional para dar respuestas oportunas a las violencias de género que ya se presentan a diario en Cali”.

“De igual forma, es urgente enfocarse en proporcionar esa educación de género en diferentes espacios, como laborales, educativos e institucionales. Adicionalmente, ejecutar los planes, programas y proyectos necesarios para dar más garantías a las mujeres”, señala la concejala caleña.

Aún queda mucho por hacer

La violencia contra las mujeres por razones de género es un flagelo que se ha incrementado no solo en el Valle y en Colombia, sino en el mundo a raíz del confinamiento por la pandemia causada por el Covid-19.

Mediante la campaña Línea Únete, la Personería de Cali invitó durante el aislamiento a las mujeres que eran violentadas en sus hogares a pedir ayuda, “con el fin de darles alternativas de apoyo frente a las diversas violencias que vivieron en el confinamiento, cuando tenían que convivir con el agresor las 24 horas del día”, precisó el personero de la ciudad, Harold Cortés.

Desde su dependencia, asegura, todo el tiempo se realizan acciones afirmativas en aras de salvaguardar los derechos de las mujeres a través de campañas de sensibilización y de prevención, para mitigar el flagelo de las violencias que afrontan. “De igual forma, existen espacios de la administración central desde donde se abordan y se evalúan los índices de violencias y las estrategias en torno a seguridad, rutas de atención y seguimiento a la ley 1257 del 2008”.

Para el director de la Fiscalía seccional Valle falta más trabajo social para evitar la violencia contra la mujer y los feminicidios. Que el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, las Comisarías de Familia, por ejemplo, se acerquen a las víctimas.

Desde la Fiscalía, asegura, hemos generado intervenciones desde el punto de vista social con las administraciones municipales, invitando a las Comisarías de Familia, a las estaciones de Policía a que nos apoyen para que hagan los diálogos con la familia.

“Nosotros generamos el reporte de las víctimas que han denunciado para evitar precisamente que se llegue al feminicidio. Generamos las alertas desde la Fiscalía para evitar esto. Pero sobre todo, se tiene un formato que es el de identificación del riesgo.

Una vez se activa la ruta del delito de violencia intrafamiliar, siempre y cuando sean niños, niñas, adolescentes, mujeres, miembros LGBTI, activamos el formato de identificación del riesgo y cuando el riesgo es inminente, extremo, de inmediato se activa la ruta, se generan las alertas para evitar esos feminicidios”, concluye el funcionario.

Paremos ya, el 26

Este jueves , a las 4:00 p.m., se realizará la segunda versión del evento Paremos ya, que busca reflexionar en torno a la pregunta: ¿y usted qué está haciendo para combatir la violencia de género?

Este espacio es organizado por El País, la Secretaría de Educación del Valle, la Fundación Kunsejana y Mujer vence tus miedos. Se transmitirá por los Fblive de @elpaiscali y @SecEducaValle.

La voz de las hermanas de 3 víctimas, qué hacer desde lo publico y cómo enfrentar la violencia, los ejes centrales del evento.

Acciones

Clara Luz Roldán, gobernadora del Valle presentó la Agenda Interdisciplinaria que trazará el camino para la garantía de los derechos de las vallecaucanas.

Esta agenda incluye estrategias que van desde la renovación del Observatorio de Género del Valle (OGEN), el Pacto ‘Mujeres invencibles’ para fortalecer temas como la seguridad y la sensibilización y pedagogía
a través de una serie audiovisual.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS