Escuchar este artículo

Cuidado con las falsas ofertas de trabajo con las que están estafando

Octubre 23, 2020 - 11:55 p. m. Por:
 Redacción de El País
estafa

Este año, en el país van 569 denuncias por estafa laboral por medio de redes sociales.

Especial para El País

Con la búsqueda de trabajo a través de redes sociales, que hoy en día es muy común, las autoridades están alertando a los ciudadanos sobre falsas convocatorias de empleo que terminan siendo estafas.

Al respecto, el Centro Cibernético Policial indicó que en lo que va corrido del año, ante el CAI Virtual de la Policía Nacional se han reportado 569 denuncias de estafa por falsas ofertas de trabajo en todo el país, varias de esas en Cali, un ciberdelito que continuamente es denunciado por los ciudadanos a través de las redes.

La falsa oferta laboral es un delito por medio del cual delincuentes aprovechan que las personas están constantemente buscando empleo y ofrecen oportunidades que a simple vista son confiables, porque son compartidas en plataformas digitales orientadas a la búsqueda de trabajo.

Puede leer: Crimen de mujer en Av. Roosevelt sería investigado como feminicidio

De hecho, aplicaciones y plataformas digitales como LinkedIn, Indeed, Computrabajo, Elempleo, Google Careers, entre otras, se han convertido en una herramienta que le facilita a los ciudadanos el proceso de aplicar a convocatorias de empleo y a las compañías la fase de selección de candidatos, sin embargo, estas también son el medio que le facilita al delincuente cometer el delito.

¿Cómo funciona la estafa?

Según han indicado víctimas por varias redes sociales, aunque no todos los delincuentes utilizan las mismas técnicas, el resultado sí es siempre el mismo.

Lo que usualmente hacen los estafadores es publicar todo tipo de ofertas de empleo en plataformas digitales, algunas veces suplantando la identidad de compañías reconocidas o firmas especializadas en reclutamiento de personal. Y en otras ocasiones aseguran ser del equipo de talento humano de empresas ficticias.

Posteriormente, una vez los candidatos aplican a las convocatorias, los victimarios les dicen que para continuar con el proceso de selección es necesario hacer una consignación por algún tipo de examen, certificado o curso de formación y luego les indican cómo deben realizar el supuesto pago, al cual las víctimas acceden fácilmente debido a sus necesidades de empleo.

Frente a ello, la docente universitaria de talento humano, Silvia Cujar, comentó que es vital que las personas tengan conocimiento sobre cómo funcionan los procesos de selección porque “es completamente irregular que exijan un pago. Hay que mirar qué empresa es, siempre hay que investigar porque es delicado enviar dinero”.

Y es que, así como lo manifestó Cujar, el Artículo 11 de la Resolución 2346 de 2007 detalla que en un proceso de reclutamiento los costos de exámenes médicos y pruebas adicionales “estarán a cargo del empleador en su totalidad. En ningún caso pueden ser cobradas ni solicitadas al aspirante o al trabajador”.

Por lo tanto, David Serpa, experto en ciberseguridad, dijo que “jamás se debe entregar información confidencial como los datos bancarios. Por ningún motivo se deben realizar transferencias a personas o entidades que no conozcan, hay que tener en cuenta que aunque las ofertas laborales son competitivas y escasas, en el desarrollo de estas no se pide ningún tipo de acuerdo monetario”.

Cultura en ciberseguridad

Aunque la falsa oferta de trabajo no es una estafa nueva y además los signos suelen ser los mismos, los ciudadanos continúan siendo víctimas porque “normalmente no están formados o educados para enfrentar estos desafíos”.

Es por eso que expertos aseguran que es necesario que las personas aprendan a identificar los factores que evidencian que una oferta de trabajo es falsa, sobre todo ahora que redes como Facebook, Instagram y WhatsApp también son utilizadas para divulgar ofertas laborales.

Según las denuncias de las víctimas, entre los signos de alerta más comunes están: las respuestas por parte de la supuesta compañía son inmediatas; los correos que envían son genéricos; no dan detalles adicionales sobre la oferta; y los mensajes suelen tener errores de ortografía. Además, las redes sociales tienen poca información o incluso poco tiempo de creación.

De acuerdo con lo indicado con LinkedIn sobre este tipo de estafa, entre los factores de alerta también están las ofertas de empleo que solicitan datos de cuentas bancarias y, las convocatorias que tienen ofertas salariales muy altas o que aseguran que el pago son grandes cantidades de dólares o euros en poco tiempo.

¿Cómo evitar ser víctima?

Para evitar ser víctima de este tipo de estafa, los expertos indicaron que es vital que las personas tengan precaución al momento de compartir sus datos personales por redes sociales.

“Hay que verificar los canales de comunicación oficiales de la empresa. A veces piden que se envíe la hoja de vida a un correo, las compañías serias siempre lo hacen por un correo institucional que da garantías. También se puede llamar a la empresa para verificar que efectivamente la oferta laboral que tienen es cierta”, dijo la docente Silvia Cujar.

De igual manera, David Serpa insistió en que “es de vital importancia actuar siempre con precaución, mantenerse alerta ante cualquier actitud o dato sospechoso. Se debe verificar si los datos son reales, si la información de la persona o funcionario que los contacta coincide o existe”.

Finalmente, Serpa afirmó que hoy en día cuando se buscan ofertas de empleo “no se puede renunciar a las oportunidades que hay de encontrar trabajo por las redes, pero siempre la recomendación es la de la cautela. Los números de teléfono y correos electrónicos que se relacionen en los perfiles de redes sociales deben ser alternos, nunca los principales”.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS