Así operaba la banda de extorsionistas que era liderada por policías en Cali

Así operaba la banda de extorsionistas que era liderada por policías en Cali

Diciembre 06, 2018 - 11:20 p.m. Por:
Redacción de El País
‘La Manada’, banda de extorsionistas liderada por policías

El CTI de la Fiscalía y la Policía adelantaron los trabajos de allanamientos y capturas de los integrantes de la banda, a la cual pertenecían varios uniformados.

Especial para El País

Ocho uniformados de la Policía Metropolitana de Cali, que aún comparecen ante un juez tras ser capturados el 30 de noviembre en la ciudad, lideraban una red delictiva (‘La Manada’) dedicada al hurto en negocios y residencias, además de cometer extorsiones, acciones que realizaban con apoyo de falsas órdenes de allanamiento y de captura.

Hoy, ante un juez, comparecerán para definir si son enviados a prisión como posibles responsables de los delitos de uso de documento falso, concierto para delinquir, hurto calificado y agravado, cohecho propio y extorsión.

Y es que los agentes, capturados junto a un noveno uniformado adscrito a la Policía del Valle de Aburrá (Antioquia), tenían roles muy bien repartidos al punto que, con apoyo de dos de los detenidos que eran investigadores de la Sijín, extraían información de bases de datos oficiales a las que tenían acceso para perfilar a las víctimas.

Además, según se pudo conocer con una fuente de la Fiscalía, los policías antes de cada acción se coordinaban con patrullas de algunos cuadrantes para que ellos prestaran vigilancia en las supuestas diligencias judiciales que iban a hacer. Así, de forma preliminar, se habría podido establecer en tres de los siete asaltos cometidos, cuyos robos ascendieron a un monto total de $180 millones.

Cuatro casos de hurto, cometidos por la banda liderada por los policías, ocurrieron entre febrero y julio de 2018, según información manejada por la Fiscalía General de la Nación.

Los policías de servicio comunitario, quienes son los que acuden al llamado hecho por la ciudadanía en casos de emergencia, también tendrían la función de omitir la atención de posibles llamados de auxilio que las víctimas pretendieran hacer cuando estaban siendo asaltadas por la banda.

Lea también: Capturan a nueve policías que conformaban banda de apartamenteros en Cali

Los uniformados, hoy capturados, dotaban con prendas oficiales de la Sijín de la Policía a por lo menos seis civiles de la banda, cinco de ellos detenidos, quienes eran los que ingresaban a los predios a hacer efectivos los supuestos allanamientos y capturas, mientras que los policías, vestidos de civil, esperaban en carros particulares en la parte externa de cada lugar.

Una vez los delincuentes estaban dentro de las viviendas, estos intimidaban con armas de fuego a los residentes para que dieran a conocer el lugar donde estaban guardados elementos de valor, como joyas y dinero en efectivo. Al parecer, en un solo caso los ladrones se habrían llevado más de $80 millones en efectivo que estaban en una caja fuerte.

Para dar con el paradero de ‘La Manada’ fueron claves un informante, varios seguimientos encubierto y la revisión de cámaras de seguridad, donde habrían quedado registrados los movimientos de los policías en diferentes vehículos, los cuales, según se conoció, eran alquilados por fuera de Cali para cometer las fechorías en la capital del Valle.

La investigación, trabajada en conjunto entre Sijín y CTI, se inició hace diez meses, la cual contó con interceptaciones legales por parte de las autoridades tras orden de una autoridad judicial.

Los formatos de allanamiento y captura, utilizados para cometer los asaltos y las extorsiones, eran elaborados por miembros de la banda que hacían parte de la Sijín de la Policía de Cali.

Otra fuente de la Seccional de la Fiscalía Cali contó que los uniformados escogían direcciones de casas y números de contacto de personas con algún tipo de antecedente judicial o con deudas pendientes con la justicia, esto para caracterizar a la víctima y determinar el momento exacto para adelantar la actividad delincuencial.

“Estos policías eran muy astutos y lo que hacían ellos era caerles a personas enredadas con la justicia por delitos como lavado de activos para garantizar que estas no fueran a poner un denuncio y que ellos pudieran ser identificados, lo que garantizaba el éxito de cada caso. Alias Andrés, uno de los policías, lideraba la búsqueda en bases de datos para perfilar las víctimas, mientras que alias Cachorro, otro uniformado, daba las órdenes”, explicó el funcionario.

Falsas capturas para extorsionar

Según pudo conocer este diario, ‘La Manada’ sería responsable de extorsionar a personas con buena condición económica, cuya información de vida, al parecer, era conocida por los policías de mano de personas muy cercanas a las víctimas, lo que facilitaba la caracterización de las personas, datos que incluían movimientos.

Los delincuentes llegaban a las viviendas o negocios comerciales para, mediante la presentación de una supuesta orden de captura contra el propietario, llevarse a los ciudadanos retenidos en carros hacia sitios desolados de la ciudad, desde donde llamaban a los familiares de las víctimas para exigirle la entrega de un dinero en efectivo a cambio de no realizar la captura. De nuevo ‘La Manada’ coordinaba con cuadrantes para que estos omitieran posibles llamados de ayuda.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad