Diario español resalta 'Los pasos de la salsa' en Cali

Diario español resalta 'Los pasos de la salsa' en Cali

Septiembre 22, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Diario español resalta 'Los pasos de la salsa' en Cali

El periodista Guillermo Abril llegó a Cali seducido por el estreno de la película ‘Delirio’ en las carteleras de cine de España, el pasado 5 de septiembre, y que fuera rodada por la española Chus Gutiérrez.

Un generoso artículo del diario El País de España recorre los espacios y actividades que han convertido a Cali en la capital de la salsa.

Durante todo un día, el periodista español Guillermo Abril recorrió Cali tratando de hallar las razones de cómo la ciudad logró construir su identidad cultural a través de la salsa. Y las encontró: el diario El País de España publicó en su edición del 19 de septiembre un extenso reportaje, ‘Cali, capital mundial de la salsa’, en el que Abril detalla con fascinación el amor de los caleños por esta expresión artística. En sus líneas aparece Luis Eduardo Hernández, ‘El mulato’, “dictando un ‘macrotaller’ de salsa” para cerca de 250 personas. Se lee una visita a la escuela ‘Stilo y sabor’, que hoy acoge a 80 chicos de barrios populares. También una alusión a los 1.300 bailarines que se vuelcan a la calle, una tarde de diciembre, para el Salsódromo y otra más a Jimmy Boogaloo, el creador del pasito ‘cañandonga’. Y, claro, un par de párrafos más abajo menciona a Delirio, al que denomina una “especie de Circo del Sol de la danza”. Justamente seducido por ‘Delirio’, la película de la española Chus Gutiérrez que se estrenó en su país el 5 de septiembre, el reportero aterrizó en Cali para entender las claves detrás de esa historia de amor rodada entre zapatos de colores, pasos acrobáticos y frenéticos y cinturas mulatas. “Cali, que aún da nombre a uno de los cárteles de la droga más temidos, se convirtió desde hace una década en más que narcotráfico. Y el baile ha tenido mucho que ver. Saca a chicos de la calle y es alternativa en barrios deprimidos. Ha dado una profesión a quien nunca la tuvo. Y le colocó la etiqueta de destino turístico. Un epicentro de la salsa, con permiso de Cuba y Puerto Rico”, escribe Abril. El periodista viajó incluso a los orígenes mismos de la manera particular en que se baila en la ciudad. El ‘Cali style’, como se le conoce en el mundo. Entonces se remonta a los años 30, “cuando aparecieron las primeras emisoras de radio y proliferaban los locales con bombillo rojo, adonde llegaban la guaracha y el mambo y toda la música que algunos llamaban antillana y otros cubana”. Líneas después deja a los lectores en los 60 y un “ritmo nuevo llamado boogaloo; cuando éste aterrizó en Cali ‘cambió el sistema’, pues la memoria cuenta que alguien, nadie sabe quién, decidió acelerar aquellos discos y los hizo girar a 45 revoluciones por minuto en las discotecas (en lugar de 33), y así ‘la vieja escuela’ aprendió a bailar de forma acelerada y fuera de clave, creando un estilo propio”. Después de ese viaje por la historia, Guillermo Abril descubre que hoy existen unas 50 escuelas de baile en la ciudad, cerca de 1.250 bailarines profesionales y otros 2.500 más que están en el proceso de asumir el baile como una profesión.“Llevaban años gestando una identidad propia en el ritmo. Una salsa ultrarrápida y eléctrica. Diferente al resto. Caleña, dicen los entendidos (...) Con aquella victoria, los caleños se empezaron a mirar los pies con dignidad”, concluye el periodista español.Detalles del textoDestaca a nuevos talentos del baile como Alejandra Arcos, de 5 años; y Juan Felipe Orozco, de 8, campeón infantil en la World Latin Dance Cup de Miami. El autor reflexiona sobre cómo una ciudad que no es del Caribe, cuna de ritmos latinos, acogió con tanta fuerza la salsa. “Se encuentra al sureste, cerca del Pacífico. Su historia salsera está aún por escribirse. De momento, pertenece a la tradición oral”.Hoy la salsa, explica el autor, es apreciada en todos los estratos. “Es una industria efervescente que reune a 3.000 personas en la Plaza de Toros, para ver las semifinales del mundial, mientras otro millar acude al espectáculo Delirio, más selecto y exclusivo”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad