Óscar Gamboa: "Llegaré con las manos libres, no llego a hacer mandados"

Escuchar este artículo

"Llegaré con las manos libres, no llego a hacer mandados": candidato Óscar Gamboa

Septiembre 28, 2019 - 12:00 a.m. Por:
Kelly sánchez, reportera de el país
"El desafío del posconflicto es combatir la desigualdad" Óscar Gamboa

.article .captioned-image .image-icon-zoom {visibility:hidden}.article .captioned-image .image, .article .video-module .image{display: none;}

Óscar Gamboa quiere convertirse en el primer afrocolombiano elegido gobernador del Valle del Cauca y dice que tiene todas las posibilidades de hacerlo porque las maquinarias se están oxidando y “el ciudadano hoy es más rebelde con su voto”.

El candidato cree que es “una infamia” que el Partido Liberal le haya dado la espalda y hoy respalde a su principal contrincante, pero asegura que los liberales de base están con él.

¿Faltando un mes para las elecciones, ve más posibilidades de ganar esta vez que hace cuatro años?

Las vi hace cuatro años y las sigo viendo ahora, claro que uno tiene que ser realista y saber en el escenario donde está metido, pero yo sigo, como dirían los militares, con la moral en alto, con una firme convicción de que el pueblo vallecaucano en estas últimas semanas que quedan va a hacer la pausa reflexiva y va a entender que necesita un revulsivo en la gerencia pública vallecaucana. Estoy caminando el Valle del Cauca y encuentro que la gente está decepcionada, aburrida. Si lo que la gente le dice a uno se refleja el 27 de octubre, aquí va a haber sorpresas.

¿Por qué cree que si hay esas insatisfacciones en la gente, quien parece ser la favorita es la candidata de la actual Gobernadora?

Porque las personas que afincan sus conceptos electorales en el tema de las maquinarias pierden los sentidos lógicos de la política seria, de la democracia, simplemente hacen cuentas con cuántos concejales tienen, cuántos congresistas, hacen su mapa y con eso se dicen imbatibles, pero no hacen cuentas del sentir individual de la gente. Yo recomiendo que hablen con los ciudadanos y con los mismos líderes de los barrios y de las comunas y se van a enterar de que las cuentas no son tan alegres.

¿Entonces cree que estas maquinarias se están ‘oxidando’?

Las cifras lo dicen todo. Si por maquinaria fuera, hace cuatro años Dilian hubiera sacado un millón de votos; si por maquinarias fuera, Vargas Lleras sería el presidente de Colombia porque él contaba con el apoyo de la Gobernadora y no llegó a 150.000 votos en el Valle, de 800.000 que habían prometido. Entonces, ¿dónde estaban las maquinarias? Son los hechos, no un deseo. El ciudadano hoy es más rebelde con su voto y está votando más a conciencia.

¿Se reafirma en que va hasta el 27?

Absolutamente. Soy un demócrata y soy coherente con la democracia; sería irresponsable y antidemocrático que un candidato que terminó siendo el único independiente vaya a traicionar a la gente que lo ha venido acompañando desde hace cuatro años, diciéndole a estas alturas ‘yo me retiro porque hice acuerdo con fulano’. Yo voy hasta el 27 de octubre y estoy seguro de que el pueblo vallecaucano sabrá valorar el por qué y para qué lo hice, para gobernar con criterios modernos, éticos, gerenciales, para que el Valle del Cauca sea el departamento que tiene que ser.

Hace cuatro años usted se inscribió por el Partido Liberal, ahora esta colectividad apoya a Clara luz Roldán, ¿ve eso como una traición?

Lo considero una infamia porque yo soy liberal, ser liberal no es militancia sino un pensamiento, pero es vergonzante que después de que Jorge Homero Giraldo decide renunciar a la candidatura, después de habérseme negado el aval hace cuatro años, yo asumo en una candidatura de última hora, una campaña de 92 días, sin plata, sin partido, porque estaban apoyando a Dilian, aunque no era oficial. Aquí excluyo al liberalismo de Buenaventura, que me apoyó y algunos dirigentes liberales pura sangre, pero el partido como tal, diputados, concejales y congresistas estaban con Dilian. Entonces, después de que yo hago eso por el partido, le entrego 108.000 votos, cuatro años después yo no existo para el Partido Liberal. Terminaron premiando a los que fueron desleales con los estatutos del partido y castigaron a quien fue leal. El liberalismo de base sabe que el candidato no es el que dijeron los parlamentarios liberales sino que el candidato soy yo.

¿Y porque le dieron esa ‘patada’?

Primero, porque para algunos de los congresistas liberales del Valle mi perfil no aplica para sus expectativas, ellos saben que no soy politiquero y que no ando haciendo transacciones politiqueras para que me apoyen. Segundo, el concepto de pragmatismo en la política se ha desplazado. El Partido Liberal en el Valle tiene músculo para poner Alcalde de Cali y Gobernador, pero prefieren sacrificar las mayorías liberales por irse a acomodar con una candidata que es distante de las ideas del partido. Nadie entiende que teniendo con quién dar la pelea quieren acomodarse.

Tercero, yo soy negro y tengo claro que esta sigue siendo una sociedad clasista. Hemos avanzado, sí, pero estoy seguro de que si Óscar Gamboa tuviera otra fenotipia, sería el candidato del Partido Liberal.

Se ha hablado de una posible alianza para hacerle frente a Clara Luz, ¿cree que tiene futuro o llega tarde?

En política siempre hay que hacer intentos por dialogar y por concertar porque eso es la política. Yo sí creo que la encuesta pudo tener un gran retraso porque queda muy poco tiempo para reacomodar el nuevo escenario para los que participaron. No sé hasta dónde las bases van a copiar al que gane. Allí hay un riesgo, pero eso es propio de la hermenéutica de la política.

Fui invitado y agradezco a quienes han liderado ese propósito, pero decidí a apartarme porque soy el único que va por firmas y sería irrespetuoso traicionar a la gente que cree en mí. No quiero perder mi condición de independiente porque creo que es lo que la gente reclama, un gobernador que no llegue a cumplir compromisos de transacciones politiqueras.

¿Es de los que creen que la gestión de la actual Gobernadora no ha sido tan buena como se dice?

Sin desconocer que ha hecho cosas buenas, sí se ha inflado mucho la gestión. Me llama la atención que somos un departamento, fiscalmente hablando, el mejor, pero poco le cuentan a la gente cuánto está debiendo el Valle del Cauca. Yo quisiera que públicamente nos dijeran hace cuatro años cuánto debía el Valle y hoy cuánto deben, pero que nos digan también qué hicieron con esa plata, eso sí me daría un indicador contundente de eficiencia y eficacia. Lo que yo critico es que no cuenten la verdad como es.

Y en qué se diferenciaría una Gobernación suya de la actual?

Primero, porque llego con las manos libres, no llegaré a hacer mandados ni a cumplir compromisos politiqueros. Tampoco voy a decir que no le daré participación a la clase política, pero las reglas del juego las pongo yo porque no estoy pagando acuerdos políticos, sino decisiones técnicas para conformar un gabinete de lujo. Segundo, en la forma de la gerencia pública. Este departamento necesita una gerencia pública que sepa administrar sus fortalezas y corregir sus debilidades; necesita un modelo de gerencia que despierte confiabilidad, integralmente hablando, que no tenga ranuras por las cuales se genere alguna sospecha de manejo dudoso o cosas por el estilo, que la gente cree en la institucionalidad y no que crea porque la Gobernadora tiene poder y mejor no pelear con ella.

Usted señaló a algunos candidatos de haber apoyado a Dilian Francisca en las pasadas elecciones y que ahora la critican, ¿incoherencia?

Sí, hay incoherencias. A mí no me vayan a venir con el cuento de que apenas se enteraron quién era Dilian; ellos sabían perfectamente hace cuatro años y hace más tiempo quién era. Hace cuatro años estaban en hombros con ella y yo, siendo candidato oficial del Partido Liberal, algunos colegas que hoy compiten prefirieron irse a la zona de confort con la que iba a ganar, participaron de su Gobierno y hoy los escucho de manera muy agresiva diciendo que no podemos seguir en eso.

¿Quiénes son esos incoherentes?

Todo el mundo sabe que la doctora Griselda apoyó a Dilian, no a mí, que era el candidato liberal; el doctor Andrés Clavijo apoyó a Dilian y no a mí; Álvaro López, que era del equipo de Ubeimar, que era el gobernador, se la jugó por Dilian. Yo no critico el apoyo, eso no es lo malo, lo malo es que hoy estemos con una postura absolutamente apocalíptica, ahí es que encuentro la incoherencia.

Pero dicen que se equivocaron...

Ellos han reconocido que se equivocaron, que creyeron, pero, por Dios, ¿creí o sabía que era así? Uno tiene derecho a equivocarse, pero cuando uno se equivoca sin saber es una forma de equivocarse; cuando uno se equivoca sabiendo, esa es una forma perversa de equivocarse. Sé que eso va a generar molestia, pero no estoy diciendo nada que sea mentira. No es una cosa personal, es parte de la hermenéutica de la política.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad