Aún no terminan los escrutinios y siguen las pujas por curules para el Concejo de Cali y Asamblea

Escuchar este artículo

Aún no terminan los escrutinios y siguen las pujas por curules para el Concejo de Cali y Asamblea

Noviembre 05, 2019 - 11:30 p. m. Por:
Redacción de El País
Registraduría escrutinio

De acuerdo con la Registraduría, en Cali quedan aún catorce comisiones escrutadoras pendientes por culminar el proceso y hacer la lectura final de los resultados. Se están resolviendo 160 reclamaciones.

Jorge Orozco / El País

Una semana y media después de las elecciones locales, el escrutinio en el Valle del Cauca aún no termina y al interior del Partido Conservador todavía sigue la pelea por curules y posiciones en el Concejo de Cali y la Asamblea Departamental.

En el caso del Cabildo, la puja es por el tercer y último escaño: entre Juan Martín Bravo, quien ganó el cargo con 10.255 votos según preconteo de la Registraduría; Albeiro Echeverry, el cuarto en lista con 9477 sufragios, y Richard Rivera, que sacó 9463.

Los equipos de los tres aspirantes estuvieron toda la semana en el Coliseo María Isabel Urrutia, sede del escrutinio, para cuidar y recuperar sus votos o, en su defecto, mermar la diferencia que dejó el preconteo entre uno y otro: A Rivera le hacían falta 14 sufragios para superar a Echeverry, quien, a su vez, estaba a 778 de superar a Bravo.

Entre sumas y restas, Bravo aseguró ayer que las posiciones se mantienen: “Ayer (lunes) me informaron que ya voy en 10.579 votos (324 más), Albeiro 9888 (411 más) y Richard 9638 (175 más), es decir, todos hemos perdido y recuperado votos. Faltan cerca de 44 mesas”.

Sin embargo, estos datos no concuerdan con los de Rivera, quien afirmó que con la recuperación su contador de sufragios ya estaría en cerca de 9500, lo que lo posiciona en el cuarto lugar, “y el quinto (que sería Echeverry), está más lejos de mí”.

El País se comunicó con Echeverry para confirmar la información, pero no obtuvo respuesta de su parte.

En esta disputa se llegó a rumorar que los dos últimos estarían preparando una demanda a Bravo por doble militancia. Sin embargo, esta versión fue negada por Rivera: “De mi parte no he hecho absolutamente nada”.

Frente a ello, Bravo (que pertenece a la Fuerza Social, que lidera el exgobernador Ubeimar Delgado) aseguró que la demanda ya existió y falló a su favor: “A mí ya me habían demandado ante el Consejo Nacional Electoral, CNE, porque inicialmente yo hice la solicitud de inscripción por el Centro Democrático, pero como nunca obtuve la respuesta, decliné y me inscribí por el Partido Conservador. Ya hay un fallo que dice que yo no estaba en militancia porque tenía todas las constancias”.

Lea también: Luis Chávez aceptó victoria de Óscar Escobar y rechazó curul en el Concejo de Palmira

Una situación similar con este partido se vive en la contienda por la Asamblea del Valle, donde Javier Giraldo, con 23.109 votos, quedó a 234 sufragios de John Jairo Caicedo, que logró la última curul, con 23.343.

Giraldo ya venía denunciando que “en el primer boletín del preconteo estaba en el primer lugar y que el cuarto era John Jairo Caicedo. Yo me quedé estancado y él estaba a más de 1500 votos en el 80 % del preconteo, pero creció de un momento a otro y me sobrepasó”.

“En un escrutinio en Bolívar los dos teníamos 600 votos y a él le aparecieron 730, subió más del 20 %. Esa curul no está segura para ninguno de los dos. Seguimos denunciando mucha anomalías”, acotó Giraldo.

Justo el equipo de este candidato fue protagonista de una fuerte discusión en la Comisión Municipal de Cali el sábado que quedó grabada en un video publicado en redes sociales.

“Encontramos jurados de votación totalmente inexpertos, que no saben sumar, que convierten un 1 en un 7 o un 4. En Bolívar teníamos 22 votos en un E14 y quedamos con 2. En Tuluá y Roldanillo pasó algo similar. En Cali esa situación generó que hiciéramos reclamaciones ante la Comisión Municipal y todas las negaron. Pero lo que exaltó todo fue que dijeran que el candidato no estaba presente, cuando él estaba allí. No es fácil, porque al negarnos la reclamación ya tenemos que elevar la petición a la Comisión Departamental” dijo la diputada Amanda Ramírez, ‘dueña’ de los votos de Giraldo.

Por su parte, Caicedo señaló que esta situación hace parte de la contienda electoral y que entiende las inconformidades de su contrincante.

“Uno cuando entra en esto tiene que tener la madurez profesional para ganar y saber perder. Ante sus acusaciones, debo ser respetuoso con la Registraduría y pido que se tomen las medidas pertinentes. Mis votaciones importantes se concentraron en el centro del Valle. Estamos tranquilos con la curul, seguimos cuidando y recuperando votos”, aseveró Caicedo.

Escrutinio no ha cerrado

De acuerdo con la página oficial de la Registraduría, el escrutinio ya terminó en 36 de los 42 municipios del Valle. Sigue en espera la formulación de las Actas Generales de Escrutinio, AGE, en Buenaventura, Obando, Palmira, Yumbo, Zarzal y Cali.

Ángela Ochoa, delegada departamental, dijo que el proceso en Cali avanza con la lectura de catorce comisiones zonales que no han finalizado y la resolución de 160 reclamaciones.

“Hasta que la Comisión Municipal no dé lectura total en todas sus comisiones zonales, no se puede hablar de un resultado. Toca esperar para poder realizar declaratoria tanto para la Alcaldía como para el Concejo, por lo que aún no podemos hablar de un tiempo estimado para terminar. En el Valle faltan ocho municipios por leer para poder acceder a declarar Gobernación y Asamblea”, informó Ochoa sobre el proceso de escrutinio.

Reclamo por curul 21 de la Asamblea

El actual diputado por el Partido Cambio Radical Antonio Ospina, que aspiraba a su reelección, le solicitó a las Comisiones Escrutadoras Generales que le informe cómo se repartirán las curules de la Asamblea del Valle y si alcanzó la votación requerida para ocupar una curul allí.

Ello en razón a que no está de acuerdo con que las autoridades electorales le otorguen la curul 21 de la Duma a la excandidata a la Gobernación Griselda Janeth Restrepo, en virtud de lo dispuesto en el Estatuto de la Oposición.

”Con base en el resultado de los escrutinios, mi votación es suficiente para representar a mis votantes en la Asamblea del Valle. Sin embargo, y en virtud de una interpretación inconstitucional e inconvencional, el tercer puesto en las elecciones a Gobernación pasaría a ocupar mi curul, desconociendo la efectividad y eficacia del voto en blanco como institución jurídica fundante de nuestro Estado Social y Democrático de Derecho, al derecho de elegir y ser elegido generando una defraudación al electoral de todo rechazo, inconformidad y disenso frente a esos candidatos”, dijo en carta enviada a esa instancia.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad