Elección de las JAL, el otro pulso político que se libra en Cali

Elección de las JAL, el otro pulso político que se libra en Cali

Septiembre 08, 2019 - 07:55 a.m. Por:
Kelly Sánchez, reportera de El País
JAL, elecciones 2019

Los ediles (miembros de las JAL) juegan un papel clave para inclinar la balanza a favor o en contra de determinados candidatos a los cargos de elección popular.

El País

En las elecciones de 2015 todos los candidatos a las Juntas Administradoras Locales, JAL, en Cali consiguieron sumar 357.371 votos para esos cargos. Una cifra nada despreciable que, quizás, sea la razón principal por la que ahora estas organizaciones hayan tomado mayor relevancia en el juego político.

Los ediles (miembros de las JAL) juegan un papel clave para inclinar la balanza a favor o en contra de determinados candidatos a los cargos de elección popular, y los partidos políticos han entendido que estas son la base fundamental para fortalecer sus colectividades. A los ojos de algunos analistas, las JAL se han convertido en las ‘patronas electorales’.

“Lo novedoso en este momento es que como hay tantos candidatos al Concejo, entre las caras nuevas y los repitentes, los partidos tradicionales están, de alguna manera, aceitando esas maquinarias a nivel de territorio, y eso lo reconocen los mismos ediles, que dicen que por primera vez los están apoyando económicamente para las campañas políticas”, señala Duván Guerrero, jefe de Comunicaciones y Relaciones Corporativas del Concejo de Cali.

Dice Guerrero que ese apoyo les agrada a los ediles porque creen que ahora sí los están viendo como “una fuerza democrática que elige y apoya la democracia a nivel local”.

Las elecciones de octubre se harán en condiciones de Cali como municipio y no como Distrito Especial, por lo que se mantendrá la dinámica de elegir ediles para las 22 comunas y los 15 corregimientos.

“Si algo hay que reconocer es que Cali con su Asociación de Ediles y la Asociación de Edilesas se han convertido en verdaderos polos de liderazgo a nivel político y eso, de alguna forma, les está generando réditos a ellos para las próximas elecciones, al punto de que algunos han sido llamados a formar parte de las listas al Concejo de Cali”, indica.

A propósito, Gustavo Corrales, presidente de la Asociación de Ediles de Cali, Asoediles, confirma que hace algunos años ningún directorio político les prestaba atención, pero en estos últimos cuatro los han tenido mucho más en cuenta.

“Ya por lo menos usted ve concejales compartiendo publicidad con ediles, antes no sucedía. Nos tenían invisibilizados. A raíz de esta última elección en la que cada uno casi que puso 1000 o 2000 votos en sus territorios, comenzaron a vernos de otra forma”, afirma Corrales.

Lea también: Candidato podría perder su aspiración a la Gobernación por doble militancia

El edil cree que hay cierto nivel de aprovechamiento porque “estamos despertando. Algunos están sacando beneficio propio porque las votaciones van a ser más elevadas este año”.

Mientras tanto, Arturo Torres, fiscal principal de Asoediles, cree que el hecho de que ahora sean más reconocidos tiene que ver con que se han visto los resultados de su gestión “que no ha tenido mucha difusión pero que de a poco se va mostrando al interior de las comunidades, y eso trasciende al municipio en general”.

Dice también que si bien es cierto que se ven obligados a pertenecer a un partido por cuestiones del aval, es enfático en que “esto no implica que nosotros seamos súbditos incondicionales de las organizaciones políticas”.

Las JAL tienen, por un lado, la cercanía con el votante y, por otro, la posibilidad de participar en el situado fiscal territorial, que es la partida que se les asigna a las comunas para realizar inversiones. Si hacen bien su labor de invertir esos dineros “pueden sacar un potencial electoral gracias a la gestión realizada”, dice Santiago Londoño, politólogo de la Universidad Javeriana.

“Esto se ve reflejado en las estructuras políticas de los partidos, puesto que los concejales buscan sus votos justamente en los territorios, y para ello se alían con los líderes, que se terminan convirtiendo, muchos de ellos, en miembros de las JAL, para tener una línea clara de cómo buscar implementar sus visiones en política y afectar directamente la ejecución de los presupuestos”, afirma Londoño.

Otras voces catalogan a las Juntas Administradoras Locales como “el primer eslabón del clientelismo y el voto amarrado”.

Vea también: Cada 36 horas se registra un hecho violento contra candidatos a las regionales en el país

Así lo considera la politóloga Rosalía Correa, quien afirma que allí se reproduce en pequeña escala lo que pasa “desde el Congreso hasta el Concejo”.

De hecho, Correa cuenta que llegó a ser comunera y “en mi ingenuidad, creí que era un espacio político y no politiquería”. Una experiencia que, dice, la marcó y “me llevó a la academia para enseñar y promover jóvenes que hagan la política, ojalá de otra manera”.

Aunque Doris Lara, miembro de la Asociación de Mujeres Ediles de Cali, afirma que este tema es relativo, pues “no se puede generalizar ya que muchos candidatos de las JAL tienen una visión constructiva para su comuna y corregimiento y no está basada en intereses personales”.

En ese sentido, el profesor de Ciencia Política de la Universidad Javeriana de Cali, Joaquín Tovar, dice que, aunque es una discusión que no se puede negar, no se debe ver al líder comunitario solo con la idea de que representa los intereses de un candidato o un partido determinado.

“Hay que tener en cuenta que históricamente nuestro país se mueve más por intereses determinados que por un interés colectivo, pero (los ediles) juegan un papel determinante para lograr la consecución de recursos en sus comunidades, son más intereses en el ámbito comunitario barrial”.

Para las próximas elecciones, 1.178 personas aspiran a ser elegidas ediles de las comunas y corregimientos de Cali, de los cuales, 333 podrán ocupar los cargos.

Los más votados

El Partido de la U fue el que obtuvo la votación más alta para ediles en las pasadas elecciones regionales, con 88.325; seguido del Liberal, con 65.183, y el Conservador, con 65.183.

“Esto muestra que los partidos más tradicionales tienen clara una estrategia para obtener tanto el poder, como los votos desde el territorio y cómo lograr mantenerse, lo que da unos frutos al ver la representación en el Concejo frente a los cupos logrados en las JAL”, indica Santiago Londoño.

Tania Fernández, la concejal que obtuvo la votación más alta del Partido de la U, dice que reconoce la labor de las JAL de “promover la participación de los ciudadanos, sumado a la importante gestión que realizan como colaboradores en la defensa de los derechos fundamentales de sus vecinos”.

Le puede interesar: Los tres partidos novatos que se volvieron 'fábricas' de avales para elecciones

Sin embargo, dice que “en la ciudad nos ha faltado darle más herramientas a las JAL para realizar su trabajo”.

Por su parte, Clementina Vélez, quien ocupó el segundo puesto en votación por el Partido Liberal, señala que los líderes comunales “no son ciegos ni sordos” y saben quienes son los concejales que hacen bien su trabajo, en esa medida no trabajan con cualquiera por conseguir un aval.

Dice no estar de acuerdo con que las JAL sean consideradas como un eslabón del clientelismo. “Estar enterados de la problemática de los barrios no es clientelismo, al contrario, ellos deben estar enterados en cuanto a si se cumplió o no con el Plan de Desarrollo del periodo del alcalde”.

Asimismo, el concejal Fernando Tamayo, quien sacó la mayor cantidad de votos en el Partido Conservador, afirmó que tanto las JAL como las JAC (Juntas de Acción Comunal) son fundamentales dado que desde el Concejo a veces es difícil “estar pendiente del sentir de los barrios y comunas. Esa es la función que cumplen estas en las organizaciones políticas”.

Tamayo también resalta que los ediles hacen un trabajo poco reconocido y no remunerado, y que “es más grande el esfuerzo y el sacrificio que hacen, que lo que reciben a cambio”.

Antes de ejercer su cargo, los miembros de las Juntas Administradoras Locales electos se posesionan ante el alcalde municipal respectivo en un acto colectivo o individual.

Abecé

¿Qué es una Junta Administradora Local?

Las Juntas Administradoras Locales, JAL, son corporaciones administrativas que sirven para ejercer control, veeduría y apoyar la administración de las comunas, localidades y corregimientos.

¿Cuántos miembros integran las JAL?

Están integradas por no menos de cinco miembros, llamados ediles, y no más de nueve.

¿Qué hacen las JAL?

En general, participan en la elaboración de los planes y programas municipales cuando el alcalde lo autoriza. En el caso del Distrito Capital, las JAL pueden distribuir y apropiar partidas globales asignadas a las localidades en el presupuesto anual.

¿Cuáles son sus principales funciones?

Vigilar y controlar la prestación de los servicios municipales en la comuna o corregimiento y las inversiones hechas con recursos públicos. Formular propuestas de inversión ante las autoridades encargadas de elaborar los planes de inversión y las demás que le deleguen los concejos.

¿Cómo se eligen los ediles?

Los miembros de las JAL son elegidos por voto popular por períodos de cuatro años que deben coincidir con el período de los concejos. Cada comuna o corregimiento constituye una circunscripción electoral.

Diferencias entre JAL Y JAC (Juntas de Acción Comunal)

Ambas son organizaciones comunales que deben trabajar mancomunadamente. Aunque son varias las diferencias, una de estas es que las JAC trabajan a nivel de barrios y JAL a nivel de comuna.

*Información de la Registraduría Nacional

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad