"Crimen de Karina García fue ordenado por un político rival", dice analista Ariel Ávila

Escuchar este artículo

"Crimen de Karina García fue ordenado por un político rival", dice analista Ariel Ávila

Septiembre 29, 2019 - 11:50 p.m. Por:
Redacción de El País
Publicidad de Karina García en Suárez, Cauca

Miembros de la campaña de Karina García no han querido desmontar la publicidad en el municipio de Suárez, Cauca, para hacerle duelo a la candidata asesinada.

Bernardo Peña / El País

La Fundación Paz y Reconciliación, que estudia el conflicto en Colombia, llegó a la conclusión de que el asesinato de Karina García, candidata a la Alcaldía de Suárez, el pasado 1 de septiembre, fue ordenado por un político rival en esta campaña.

A esa afirmación llegaron tras casi un mes de investigación en la zona. Para ellos, la masacre, en la que también murieron cinco personas más, fue pagada por uno de los candidatos rivales de Karina para sacarla del camino, ya que la aspirante liberal era la más opcionada para ocupar el primer cargo de ese municipio.

Dicha conclusión concuerda con información extraoficial entregada a El País por allegados a Karina. La Fundación Paz y Reconciliación va más allá y señala que los hombres armados guiados por Leider Johany Noscue, alias Mayimbú, no son una guerrilla y que en el norte del Cauca esos grupos armados aún no se han repartido el territorio.

El País diálogo con Ariel Ávila, subdirector de Paz y Reconciliación, quien entrega un panorama de cómo están operando los grupos armados en esa región del país.

¿Cómo fue el reacomodo de los grupos armados ilegales en el norte del Cauca tras la firma del Acuerdo de Paz?

El Cauca tiene tres guerras: la del sur (Argelia, Balboa, Bolívar); la de la costa Pacífica (Guapi), y la del norte (Corinto, Toribio, Caloto, Miranda Suárez y Santander de Quilichao).

Entonces ahí hay unos vasos comunicantes de cada una de las guerras. En el norte básicamente está una disidencia del Sexto Frente de las Farc, la columna Jaime Martínez y la Dagoberto Ramos, son tres disidencias que a veces pareciera que se unieran y a veces que se pelearan.

En su momento hubo una disidencia fuerte que se hacia llamar EPL, pero ahora está desapareciendo; el ELN ha intentado incursionar con el frente José María Becerra viniendo desde El Tambo (centro - occidente) por los corregimientos Huisitó y La Paloma, y luego de eso tenemos unas estructuras de narcotráfico que aparecen y desaparecen y que sobre todo vienen entrando desde Jamundí, Valle del Cauca.

Entonces yo creo que el reacomodo todavía no es claro, lo que sí parece muy claro es que se están empezando a dar reparticiones del territorio.

¿Por qué para la ilegalidad esta zona del país es importante?

Hay tres explicaciones fundamentales; lo primero, eso es un corredor de movilidad y de allí se pasa fácilmente al sur del Tolima, al occidente y obviamente el control de la vía Panamericana es fundamental para el tema de insumos; segundo, ahí hay unas zonas de riqueza, principalmente mineras. Ahora la bolsa de oro está casi en 1500 dólares, entonces eso va a ser una tragedia ambiental.

La intención de controlar estas zonas mineras es muy grande, sobre todo en los lados de Suárez y Morales, es decir, al otro lado de la vía Panamericana; y lo tercero, pues hay narcotráfico. Pero esto es poco: marihuana, algunos cultivos de coca. La principal explicación es que es un corredor de movilidad por donde se transita muy fácil.

Lea también: "Al carro le dieron veinte minutos de fusil", duro relato sobre el asesinato de Karina García

¿Quién está al mando de las estructuras disidentes en esta región del país?

Ha variado mucho. Ahora por todo lo que pasó (asesinato de Karina) ha sonado mucho ‘Mayimbú’, pero todo parece indicar que él no es el jefe de eso, lo que hay es una serie de versiones y eso va a depender mucho del reacomodo que venga. Yo no me atrevo a decir, por todos los nombres que surgen, quién es el líder para no equivocarme.

¿En el norte del Cauca ya se está haciendo efectiva la alianza disidencias de las Farc con el ELN?

Lo que pasa es que el ELN en esta zona es muy débil, ellos son fuertes en El Tambo (centro – occidente) y han intentado subir hacia el norte, pero eso no es una explicación como lo que ocurre en Arauca y Norte de Santander. Yo más bien lo que siento es que el tema con el ELN en el norte del Cauca es una repartición de territorios, pero no son alianzas.

¿Cuántos hombres, se presume, tienen las disidencias de las Farc en el norte del Cauca?

Es muy difícil saberlo. Las disidencias deben estar sobre 400 personas; lo que queda del EPL pueden ser 60 o 70 personas. Ahí lo que es difícil determinar son esas estructuras de narcotráfico.

¿La forma de operar de estos grupos es diferente a la de las Farc en época del conflicto?

Yo creo que ha variado mucho. No podemos pensar que la estructura de ‘Mayimbú’ son disidencias de las Farc, eso ya son es bandidos, son un proceso de degradación. Es muy difícil hablar de que eso es una guerrilla. Pero sí, han cambiado mucho las formas de operar, ya no está la costumbre campamentaria, ya no está la cultura de la formación política. Eso ya no existe.

Vea también: Advierten que índice de trashumancia de votos es mayor que en años anteriores

¿Hay carteles mexicanos en el norte del Cauca y Jamundí?

No. Hay emisarios mexicanos en la costa pacífica caucana (Guapi y municipios de la región Naya) pero ese comunicado de que el asesinato de Karina fue obra del ‘Cartel de Sinaloa’ eso es falso. Eso fue la disidencia de las Farc y sacaron eso para disimular que ellos no habían sido.

¿Estos emisarios qué papel juegan?

Básicamente están reorganizando el negocio del narcotráfico con la salida de las Farc y en lo fundamental están ahí para evitar disputas y cuadrar la pasada de droga. En el norte del Cauca operan disidencias y unos narcos del Valle del Cauca. Eso ahí no hay mexicanos; la droga sí se la venden a ellos pasando la costa pacífica.

¿Entonces para ustedes es totalmente claro que los responsables de la muerte de Karina son disidencias de las Farc?

La información que nosotros tenemos es que eso fue pagado por un político a la disidencia de las Farc y ellos sacan ese comunicado para distraer a la opinión pública y las investigaciones.

¿Quién es ese político?

Nosotros ya más o menos tenemos información, pero no somos la Fiscalía para revelar nombres. Pero sí es claro que fue un crimen pagado por un político rival.

¿Estamos hablando entonces de alianzas político - disidencias?

Alianzas no. Toda esta gente de ‘Mayimbú’ no es una guerrilla, son sicarios que contratan; entonces un político los contrató.

No puede revelar nombres, pero ¿conocen ustedes el monto que presuntamente pagaron por el asesinato de Karina?

Tenemos una información de que se pagaron $50 millones, pero hay que esperar la investigación de la Fiscalía.

Lea además: "Pacífico, una zona roja para candidatos de elección popular": Procurador

¿Cree que la violencia en esta región del país aumentará en los próximos meses?

Yo creo que llegamos a este nivel y vamos a seguir teniendo este desorden y por ahí en seis meses ya se irá clarificando quién domina el territorio.

¿La estrategia del Gobierno debe ser una lucha militar frontal contra estos nuevos grupos armados?

El problema con eso es que el Estado llega militarmente, pero no llega el resto del Estado, entonces no hemos salido de la ilegalidad.

En el norte del Cauca estuvo el Batallón América del M19, después fue la casa de las Farc, entonces históricamente es una zona de conflicto y nunca lo hemos podido lograr resolver y lo único que hace el Estado es satanizar al movimiento campesino, al indígena, al afro. Y así no se hace, entonces yo lo que siento es que la estrategia del Estado es la misma de hace 20 años y por eso es que siempre les falla.

Ariel Ávila

Ariel Ávila, politólogo e investigador de la Fundación Paz y Reconciliación.

Archivo de El País

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad