La empresa caleña de software Open Systems llegó a competir a EE.UU.

La empresa caleña de software Open Systems llegó a competir a EE.UU.

Marzo 29, 2019 - 11:40 p.m. Por:
Andrés Felipe Martínez / Reportero de El País 
William Corredor, Open System

William Corredor, Open Systems.

Foto: Especial para El País

La pequeña ciudad de Fort Collins, Colorado, famosa por contar con uno de los pocos relojes atómicos que existen en el mundo, tiene desde el año pasado una conexión especial con Cali.

Cada vez que un residente de esa población estadounidense recibe y paga su factura de servicios públicos, lo hace fácilmente gracias al talento humano que se forma y trabaja en la capital vallecaucana.

La responsable de esa conexión es Open Systems, una de las compañías ‘bandera’ del sector de software en Colombia. En 31 años se ha consolidado en el mercado de servicios en tecnología para empresas públicas como Emcali, en la capital del Valle; o EPM, en Medellín, y luego de conquistar las principales ciudades de Colombia, y localidades de otros 19 países latinoamericanos, en el 2018 dio el gran salto a los Estados Unidos y México.

William Corredor, su gerente, habló con El País sobre cómo ha sido la experiencia de abrirse a la nación norteamericana, y cuáles son los retos que enfrenta.

Lea además: Japón levanta 'alerta roja' a sus ciudadanos para visitar el Pacífico colombiano

¿Cómo llegaron a EE. UU.?

Empezamos un plan de exportación a EE.UU. en el 2015. Lo primero fue investigar el mercado, porque no lo conocíamos. Hicimos un estudio y empezamos a ver si teníamos lo que las empresas de allá estaban buscando.

En el 2017 empezamos a construir las piezas que faltaban para entrar al mercado. Invertimos 100 mil horas de trabajo de ingeniería. Y en el 2018 empezamos a participar en licitaciones. Las primeras ensayando cómo eran las reglas de juego, y en julio ganamos la licitación de Fort Collins. Se firmó contrato y empezamos a implementar en agosto.

Estamos entusiasmados, pues en EE.UU. hay alrededor de unas 3300 empresas de servicios públicos a las que ahora tenemos acceso. El reto era tener el primer cliente. Cuando uno penetra un mercado, se pasa muy rápido a otras empresas del sector.

¿Contra qué empresas compitieron en la licitación?

Competimos con SAP, Oracle y otras de Australia y de Bélgica. Pero nos escogieron a nosotros porque vieron un producto más adaptable a las necesidades de Fort Collins, que presta todos los servicios de manera integrada, como aquí Emcali. Ese era el diferenciador bastante grande y uno de los factores que influyó para que ganáramos.

¿Cómo llegó una compañía caleña a competir con empresas de Australia y Alemania en una licitación de software en Estados Unidos?

Muchísimo trabajo y dedicación. Llevamos 31 años de historia. Las cosas no se dan de un día para otro.

En 1987 empezamos en el mercado local y fuimos escalando. Hicimos primero ciudades pequeñas como Tuluá, después apuntamos a Bogotá, y en el camino hicimos Medellín, Cali, Bucaramanga, Cúcuta, y otras ciudades intermedias.

En 1996, prácticamente el software nuestro era el estándar en Colombia en telecomunicaciones y servicios públicos, entonces primero fuimos profetas en nuestra tierra y a raíz de esas referencias fuimos entrando a otros países.

Empezamos en Centroamérica, luego Ecuador, Perú, Argentina, Brasil.

Y la clave de ese crecimiento ha sido...

Invertimos mucho en innovación, por ello Portafolio nos nombró la empresa más innovadora de Colombia. Lo que hacemos es generar muchísimos empleos de alta calidad. En Open hay alrededor de 500 ingenieros que son los que trabajan en proyectos como los que ahora llevamos a Estados Unidos. Estamos generando mano de obra supremamente calificada y eso hace parte del crecimiento.

¿Algún ejemplo de innovación en el sector de servicios, el uso de redes inteligentes, que ya estén explorando?

Hace parte de la modernización de la energía eléctrica. Años atrás las redes de energía eran un conjunto de transformadores y cables, en una red pasiva. Lo que está pasando ahora es que la red se está volviendo demasiado activa y los aparatos se están volviendo inteligentes.

El contador de la casa, que antes era una simple ruedita que giraba en la medida en que pasaban los kilovatios, hoy es un aparato que se comunica con la compañía de energía y le pasa información permanentemente sobre tu consumo y lo que está sucediendo en tu casa.

Desde el software, nos toca reaccionar rápidamente ante esa innovación porque somos nosotros los que medimos dicho consumo. Si el software no sabe medir el consumo en una red inteligente, pues se pierde toda la inversión en ella.

¿Y qué se gana con esa inteligencia?

Que haya más información del lado de las empresas para poder brindar un servicio más acorde a las necesidades del usuario, y unas tarifas que van de la mano con su consumo.

También es importante para el control del fraude. Las instalaciones ilegales van a poder ser controladas mucho más detalladamente, porque se puede medir cuánta energía pasa por cada transformador hasta que llega a cada casa.

¿En Colombia ya hay de estas redes?

Todavía el porcentaje es pequeño y varía de ciudad en ciudad, pero cada vez se ve más. En Cali y en Medellín ya están colocando medidores inteligentes.

¿Qué tan dura es la competencia local para ustedes?

En el mercado colombiano no hay otras empresas que se dediquen al área de servicios públicos. Siempre hemos competido con compañías extranjeras.

¿Cómo surgió entrar a esa área entonces?

Llegamos a este mercado inicialmente por azar porque empezamos a trabajar con estas compañías de servicios en una época en la que los computadores eran todavía unos aparatos muy extraños. Fuimos pioneros en informática. Empezamos a trabajar en el mercado local y a crecer.

Ustedes hacen parte de las empresas pioneras del software en Cali, ¿cómo ve hoy el potencial del sector en la ciudad?

En Cali ha habido una industria tremenda. Se ha generado un polo de desarrollo de software muy grande. De las seis empresas de software más grandes en el país, cuatro son caleñas.

Uno oye muchísimo más éxitos de empresas paisas y resulta que acá tenemos una industria muchísimo más desarrollada. La realidad es que el software en Cali pega duro y es la clave del desarrollo.

¿A qué se debe la fuerza del sector en la ciudad?

Por un lado, a que hay buenas universidades y a la coincidencia de emprendimientos que aparecieron en Cali hace ya varios años.
Compañías como Carvajal, Siesa, Compunet, Open, Parquesoft, que se desarrollaron alrededor del software y se han vuelto como una legión de compañías que desarrollan para Colombia y el resto del mundo.

¿Qué esperan para el 2019?

Vamos a poner mucho énfasis en México y EE.UU., ahí tenemos un potencial muy grande.

En un año en México logramos tres clientes y hay 120 acueductos en búsqueda de soluciones. Sabemos de otras concesiones de energía a las que vamos a tener acceso.

Y en EE.UU. hay más de 3000 empresas de servicios públicos que son un potencial enorme. Estaremos dedicados a eso.

Lea además: Japón levanta 'alerta roja' a sus ciudadanos para visitar el Pacífico colombiano

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad