Economía caleña creció 3.5 % en el segundo trimestre del 2019

Economía caleña creció 3.5 % en el segundo trimestre del 2019

Agosto 25, 2019 - 11:40 p.m. Por:
Redacción de El País
Compras, imagen de referencia

El consumo de los hogares en el Valle del Cauca también ha sido clave para dinamizar la economía. Este año las familias del Valle ha recibido más de $800 millones en giros de sus familias.

Foto: Aymer Andrés Álvarez / El País

La actividad económica en la ciudad de Cali se mantiene este año con cifras positivas y con mejor desempeño que el promedio nacional.

Las estimaciones del Indicador Mensual de la Actividad Económica, IMAE, que realiza la Universidad Javeriana Cali en alianza con la Alcaldía, muestra que en el segundo trimestre del 2019 la economía de la ciudad habría crecido 3,5 %. “Este dato sigue marcando una aceleración en comparación con los tres años anteriores”, destaca el informe.

En el segundo trimestre del 2018 la economía de la capital repuntó 3,0 % y en el 2017, 2,2 %. Asimismo, en todo el primer semestre del 2019 el crecimiento de la ciudad se estima en 3,5 % frente al 3,0 % del PIB nacional.

Los sectores que más dinamizaron la economía local fueron: gobierno, construcción y la actividad empresarial.

Lea además: Cali es sede de grandes eventos: así le va a la ciudad en turismo de reuniones

Angélica Mayolo, secretaria de Desarrollo Económico de Cali, aseguró que la ejecución de gastos de educación y salud, variable que se relaciona con el sector de gobierno, creció durante el segundo trimestre del año alrededor de 46 % en comparación con igual periodo del año previo “y jalona el IMAE en este lapso”.

Agregó que desde el 2018 este indicador tiene una dinámica marcadamente creciente, y en 2019 recibe además el impulso del último año del gobierno regional. El incremento en el gasto de municipio es sin duda una buena noticia para Cali, pues genera un efecto multiplicador en la actividad económica general”.

En línea con lo anterior, se registró un aumento en el número de ocupados en el sector de servicios sociales (20.000) durante el segundo trimestre del año.

Lya Sierra, profesora de economía de la Universidad Javeriana Cali, explicó que otro sector importante durante en el segundo trimestre del año fue el empresarial. “Las variables que para nosotros aproximan a este sector nos indican buenas señales. Estas son: la producción industrial de Cali, el número de microempresas creadas y el consumo de energía comercial e industrial. Estas nos muestran un incremento muy importante para la ciudad”, dijo.

Asimismo, destacó la docente que por el lado de la demanda el consumo privado, principalmente el de los hogares, va bien. “La cartera de crédito varió 6,2 %, la compra de vehículos y los espectadores de cine, son variables con incrementos en el segundo trimestre, en comparación con el mismo periodo anterior”. En junio, por ejemplo, aumentó 12 % la venta de carros en la ciudad.

Para lo que queda del año se espera que el consumo interno siga liderando el crecimiento, ante una demanda externa débil, que puede afectar la economía nacional en los próximos trimestres. Pero aún así se proyecta que la economía caleña crezca 3,5 % al final del 2019.

Lo positivo

- Los resultados del sector de la construcción explican en buena parte el diferencial positivo que existe entre la dinámica económica de Cali y la del promedio nacional, según el IMAE.

- El buen comportamiento de la venta de vivienda de interés social en Cali influye en este resultado. En el segundo trimestre de 2019, las licencias de construcción para este tipo de vivienda creció 131 % frente al mismo periodo de 2018.

- El buen ritmo de la actividad empresarial: el número de microempresas nuevas creció 21 % frente al segundo trimestre de 2018 y el Índice de Producción Industrial Real para Cali (IPIR) creció 2,6 %, mientras que el consumo de energía del sector no residencial aumentó 1,9 %.

- Entre enero y junio del 2019 las ventas del comercio minorista en la ciudad repuntaron 2,1 %, según el Dane. Y la producción industrial de las empresas de la ciudad aumentó 6 %, mientras que las ventas lo hicieron
0,8 % en igual periodo.

Lea además: Cali es sede de grandes eventos: así le va a la ciudad en turismo de reuniones

Por mejorar

- Según el IMAE, las exportaciones en términos reales, que habían logrado un ligero aumento en el acumulado del año anterior, no logran un despegue lo suficientemente significativo y vuelven a decrecer, esta vez 9,7 %.

Las exportaciones de la industria del Valle bajaron también 3,3 % durante el primer semestre del año.

- Otra variable que también se ve afectada es la ocupación hotelera en Cali, que aporta información sobre el sector turismo, y que tuvo un ligero decrecimiento de 0,3% frente al mismo trimestre del año anterior.

- La tasa de desempleo de Cali que sigue por encima del 12 %. De continuar con ese ritmo se podría impactar el consumo de los hogares y afectar el repunte de la dinámica económica. Pero generalmente en el segundo semestre del año se reactivan muchos negocios que permiten impulsar la contratación.

Optimismo

Los datos del IMAE los confirmó el pulso económico regional, un sondeo que hace el Banco de la República entre empresarios de la región.

Según este informe, la economía de Suroccidente registró en junio crecimiento anual, debido en especial al impulso de los sectores del comercio, la industria y la actividad agropecuaria.

En la industria se reportaron aumentos de producción de farmacéuticos, autopartes, confecciones, baterías y cables eléctricos para obras civiles y edificaciones, por mayor demanda interna y externa.

También continuó al alza el crédito de consumo y en menor medida los préstamos comerciales y aumentó el transporte terrestre, gracias al repunte del movimiento de carga.

Lo que viene

Pavel Vidal, profesor de economía de la Universidad Javeriana Cali, considera que la economía de la ciudad podría crecer 3,5 % este año, “aunque como siempre hay factores de riesgo”.

Estos están relacionados con la tasa de desempleo, que no cede a pesar de que se distingue una dinámica favorable en el conjunto de la actividad económica y, por otro lado, está el sector de la construcción, el cual presenta señales mixtas.

“A pesar de estas incertidumbres, pensamos que el gasto público (que siempre crece en el último año de los gobiernos regionales) y el efecto positivo de la depreciación del peso en la industria y en el consumo deben sostener el impulso en el crecimiento. El dólar caro genera mayores oportunidades de sustituir importaciones, expande la capacidad de compra en pesos por remesas y estimula el turismo”.

Ocho indicadores de los once que analiza el IMAE para estimar el crecimiento económico de Cali tuvieron comportamiento positivo en el segundo trimestre del año.

Lea además: Cali es sede de grandes eventos: así le va a la ciudad en turismo de reuniones

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad