'El jardín secreto de Monet', un documental que revela al "pionero" del impresionismo

'El jardín secreto de Monet', un documental que revela al "pionero" del impresionismo

Mayo 05, 2019 - 11:51 a.m. Por:
Claudia Rojas Arbeláez - Especial para Gaceta
'El jardín secreto de Monet', un documental que revela al pionero del impresionismo

‘El jardín secreto de Monet’ se presentará en únicas funciones del 16 al 19 de mayo, en salas de Bogotá, Medellín, Cali, Barranquilla, Bucaramanga, Cartagena, Ibagué, Manizales, Villavicencio, Pereira y Popayán.

Foto: Cortesía para El País

Cada que nos acercamos a un documental sobre un pintor, podría asaltarnos la duda de saber que vamos a ver una narración ya conocida. Sin embargo, hay que reconocer que tras cada uno de los documentales de las vidas de los pintores más famosos de la historia que llegan a la gran pantalla, hay un esfuerzo que marca la diferencia.

‘El jardín secreto de Monet’ empieza regocijando nuestros sentidos. Los hermosa fotografía que acompaña la narración no puede ser más diciente.

Estamos en la región de la Normandía y frente a nuestros ojos el mar del norte surge majestuoso, helado y perturbador. Sería allí cerca al puerto de Le Havre, donde el joven Monet que empezaría a pintar primero caricaturas para después descubrir los paisajes y su afición por trabajar afuera. Pronto llegarían los paisajes y entre ellos el agua, en forma de mar, lago y río, que marcarían no solo el comienzo de su obra sino que lo acompañarían toda su vida.

Fue gracias a un cuadro de Claude Monet que se le daría nombre a un movimiento artístico que hasta ese momento emergía silencioso. Fue su obra ‘Impresión del sol naciente’ quien dividiría a la critica y que levantaría el comentario venenoso de un especialista de sus días, que se tras verlo expresaría malintencionado: “Impresionado yo estoy”. A partir de ese momento él y quienes exponían con él empezarían a ser llamados ‘los impresionistas’.

Poco a poco, este documental se revela ante nuestros ojos con exquisitez. Sin prisas empezamos a conocer sobre el carácter de este personaje a quien la vida le marcó su camino y el agua su destino. Desde que tuvo poder de decisión, Monet prefirió vivir cerca al río Sena y así fue trazando su camino por el arte, canalizando todas sus emociones a través de los pinceles. Era tal su pasión que durante una época trasladaría su caballete a una embarcación y allí pintaría todo el tiempo sin importar, incluso, las condiciones climáticas.

El documental cuenta con la guía de a presentación de la actriz Elisa Lasowski (Juego de Tronos) quien se traslada a los lugares y desde ellos, rememora los acontecimientos más importantes de su vida, teniendo como insumo la contribución de Ross King, autor del libro ‘Loco encantamiento: Claude Monet’ y la pintura de los lirios de agua.

A simple vista podríamos pensar que ‘El jardín secreto de Monet’ tiene una estructura similar a ‘Cezanne, el padre de la pintura moderna’, en cuanto toma un lugar como eje narrativo, en aquel el pueblo francés Aix en Provence y el monte Sainte-Victoire, protagonista de muchos de sus cuadros y en este la población de Giverny, lugar donde Monet establecería su hogar con su segunda esposa. Sería allí donde el artista apasionado por los paisajes y mal visto por sus habitantes como un hombre de carácter fuerte y mal vestido, aprendería a trabajar bajo todas las circunstancias.

Sin embargo, dista de aquel porque el primero tiene como eje narrativo la correspondencia que el pintor cruzaba con su amigo Pizarro y este en cambio cuenta con la presencia y el criterio de un par de expertos y el resto es el deleite visual, más que de la obra del paisaje mismo que lo inspiró.

Quienes asistan a ‘El jardín secreto de Monet’ vivirán la bella experiencia de adentrarse en el turístico y hermoso lugar, que funge hoy como atractivo de la zona. Esto sin duda no es un elemento al azar, antes bien nos permite comprender mucho más de la obra de un pintor voluntarioso, que en sus comienzos accedía a pagar a los campesinos por entrar a sus tierras y retratar sus árboles, encontraría otra forma de trabajo. Si él no podía llegar a la naturaleza, traería la naturaleza a él. De ahí la importancia de su jardín que se convertiría en su mejor tema. Entonces, solo entonces llegamos a sus obras, al detalle de sus pinturas, a su descomposición… y el sentido aparece por si solo. Del jardín nos trasladamos a los museos de Orsay, de la Orangerie y el Marmottan Monet, actuales santuarios de su obra en Francia.

La vida de Claude Monet se descubre ante nuestros ojos a través de sus cuadros y de su jardín. Sus amistades más entrañables y los momentos históricos como la guerra que marcaron su obra. Pero sin duda lo más interesante de este trabajo más allá de la investigación documental y de la apreciación profunda que podemos hacer de su obra, es la puesta en escena que su director Giovanni Troilo quien recrea los momentos más intensos de su vida con verdaderos cuadros pictóricos. Este documental nos permite además, disfrutar en detalle más de 35 pinturas y descubrir cómo Claude Monet logró superar la depresión para entregarse en cuerpo y alma a su obra más colosal: ‘La Gran Décoration’, una serie de enormes paneles representando nenúfares en el lago que el mismo construyó. Pero esa historia mejor que se la cuenten en el documental.

¡Buen provecho!

Lea además: Fernando Vallejo, el provocador incansable

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad