Té cultivado en el Valle ahora busca conquistar a Rusia

Escuchar este artículo

Té cultivado en el Valle ahora busca conquistar a Rusia

Mayo 02, 2019 - 11:30 p. m. Por:
Redacción de El País
Té Himalaya

Plantación de Agrícola Himalaya, ubicada en el municipio de La Cumbre, en el corregimiento de Bitaco, Valle del Cauca.

Especial para El País

Agrícola Himalaya, la principal productora y exportadora de té del Valle del Cauca, ahora busca conquistar a República Checa, Rusia y México con sus productos.

Para responder a esos nuevos retos fortaleció su planta de personal. En los últimos diez años, pasó de generar 100 empleos a 320 y de tener una producción con cuatro máquinas empacadoras a 15.

Es la número uno en el mercado nacional de té.

Detrás de esta transformación está el caleño Andrés Velasco Sardi, quien durante 15 años ha dirigido la compañía y su expansión a través de 22 países de América y Europa.

El gerente de la empresa pionera en té en Colombia es ingeniero industrial y asegura que su crecimiento radica en la originalidad de sus productos y en la capacidad de llevar su oferta de valor a las generaciones más jóvenes.

En diálogo con El País habló sobre los nuevos mercados internacionales y cómo su marca incursionará en el comercio virtual en las próximas semanas.

¿Cómo le fue a Agrícola Himalaya el año pasado?

Le fue muy bien. La empresa creció 10 % a nivel total y tuvo una facturación de $50.000 millones con gran énfasis de crecimiento en el mercado de exportación a través de sus marcas Hindú y Bitaco.
Además, nuestras exportaciones crecieron 18 % el año pasado.

¿Cuánto representan actualmente esas exportaciones para la compañía?

En el tema de composición, las exportaciones pesaron más o menos el 21 % de la facturación total de la empresa en el 2018, año en el que exportamos a 23 países.

Tenemos proyectado que para el 2019 las exportaciones representen alrededor del 24 % de nuestra facturación.

¿En qué países están presentes actualmente?

Hindú está muy consolidada en Centroamérica y Suramérica. Actualmente exportamos especialmente a Guatemala, Panamá, Bolivia, Ecuador, El Salvador, Paragüay y Estados Unidos, entre otros.

Lea también: Los proyectos de inversión extranjera que están aterrizando en el Valle

Mientras que las exportaciones de nuestro té de origen, Bitaco, están muy enfocadas en Europa y Estados Unidos. Alemania, Francia y Reino Unido son los mercados más importantes ahora.

¿Este año piensan llegar a otros países?

Sí. Es un hecho que este 2019 ingresaremos con Bitaco a República Checa, donde atenderemos a toda la región de esa parte de Europa, incluido Rusia.

En cuanto a Hindú, estamos trabajando duro para entrar a México, ya que es un país un poco complicado en los temas de regulación. Después de resolver ese asunto, estaremos en la nación azteca posiblemente en el último trimestre de este año o ya en el siguiente.

¿En qué momento ustedes empezaron a exportar?

Comenzamos en el 2007 y esa aventura arrancó como la de todos los exportadores colombianos de antes, con nuestra querida Venezuela. En ese entonces era una exportación muy fácil, solo teníamos que conseguir el distribuidor porque era un país que compraba de todo y ahí estuvimos contentos durante muchos años.

Cuando Venezuela entró en crisis tuvimos que salir y nos preguntamos qué íbamos a hacer, así que tuvimos que comenzar a exportar en serio, es decir, a conseguir otros países donde sí tocaba hacer un trabajo muy intenso en mercadeo.

La compañía tuvo que reinventarse y empezó a invertir en el posicionamiento de las marcas.

Ahora buscamos un distribuidor que tenga un equipo de mercadeo, nosotros diseñamos las estrategias y ponemos los recursos, pero tenemos la certeza de que allá las implementan y ejecutan. Eso nos ha funcionado tan bien que sigue siendo nuestra ruta en todos los países a los que llegamos.

¿Cuánto llevan en el mercado?

Nuestra empresa tiene más de 50 años. Al inicio trabajábamos fundamentalmente con té a través del portafolio de Hindú.

Sin embargo, el crecimiento de la compañía se da en el momento en que empieza a hacer toda la diversificación en sus productos y a meterse a parte del té en otro tipo de productos de infusión, o sea aromáticas y frutales. Eso sí, siempre pensando en alto valor agregado, no en productos muy ‘commodities’.

¿Cuál es el motivo de su éxito, qué los hace diferentes a la competencia?

La innovación. Con ambas marcas estamos pensando constantemente en productos nuevos, en renovar nuestro portafolio. Entendemos que el consumidor siempre quiere nuevos sabores y mezclas, entonces estamos a la vanguardia lanzando hasta cuatro productos por año y los que se van quedando salen.

Lo otro es la estrategia de posicionamiento de nuestras marcas. Por ejemplo, Hindú hoy está posicionada y eso se logró gracias a un proyecto de hace unos cuatro o cinco años que está enfocado a la generación ‘millenial’.

Tradicionalmente el té y las infusiones eran consumidas por la gente mayor pero hemos trabajado muy duro para que los jóvenes conozcan nuestra marca y se enamore de ella. Gran parte de nuestra inversión publicitaria está enfocada en esa generación.

¿Y en el caso de Bitaco?

Nuestra estrategia fue crear un producto más de origen, ese fue el valor agregado diferente. Aprovechamos la calidad de nuestro té y visualizamos un mercado más grande fuera del país. Al inicio vimos que en Latinoamérica y Estados Unidos habían muchos consumidores que apreciaban esos productos de alto valor, luego nos fuimos para Europa. Ese también es nuestro gran posicionamiento.

¿Cuántos empleos genera la compañía?

Hoy contamos con alrededor de 320 empleados, incluyendo los que están en la plantación, en la parte administrativa y en las plantas.

¿Esos empleos han aumentado en los últimos años?

Por supuesto, hace 10 años éramos más o menos 100 empleados en total, hoy somos 320.

Eso se debe al crecimiento de los cultivos y de la planta de empaque que es una generadora importante de mano de obra y de personal. Hoy tenemos 15 máquinas cuando hace 10 años solo eran cuatro.

También a medida que vamos creando esquemas administrativos que sustenten todo el tema de ventas de la compañía, como el departamento de mercadeo, el de ventas y el de investigación y desarrollo vamos aumentando.

¿Dónde están ubicados los cultivos de Agrícola Himalaya?

Nuestros cultivos están acá en el Valle del Cauca, en el municipio de La Cumbre, exactamente, en el corregimiento de Bitaco. Todos nuestros productos son completamente vallecaucanos.

¿Ustedes lideran actualmente el mercado nacional?

Sí, en este momento solo la marca Hindú tiene alrededor del 45 % de participación en el mercado nacional.

Aunque ya hablamos de lo que hace diferente a nuestras marcas, me parece importante mencionar que nuestra visión de negocio es una de las razones de nuestro éxito. Tenemos un modelo totalmente sostenible que maneja tres pilares básicos: generación de valor, cuidado del medio ambiente y responsabilidad social.

Por eso creamos la Fundación Agrícola Himalaya que trabaja fuertemente en los pilares de medio ambiente y responsabilidad social, pues es la encargada de manejar el tema de apoyos a la comunidad y de todo lo que tiene que ver con conservación y mejoramiento del medio ambiente.

¿Cuáles productos tienen pensado lanzar este año? 

En Bitaco, acabamos de lanzar un té blanco que es de mucho más alto valor, pues se produce con la parte más tierna de la planta. Es decir, con la que va brotando.

Tiene un sabor especial, suave y dulce, muchos piensan que tiene endulzantes pero no, ese es el sabor exclusivo que contiene.
En Hindú saldrán tres productos nuevos en mayo y junio, pero ya se enterarán.

Usted había comentado que tenía una noticia para los consumidores de sus productos...

Sí. La buena noticia es que arrancamos con el tema de ecommerce, ya en unas dos o tres semanas comenzamos a vender todas nuestras referencias conocidas y otras exclusivas de Hindú y Bitaco a través de una tienda virtual propia de Agrícola Himalaya.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad