Riña entre hinchas pone de nuevo en debate la seguridad en el Pascual Guerrero

Gracias por hacer parte de El País.

Queremos que sigas disfrutando de los mejores contenidos.

¿Aún no tienes suscripción digital con El País?

Suscríbete aquí

¿Ya eres un suscriptor digital de El País?

INICIA SESIÓN

Escuchar este artículo

Riña entre hinchas pone de nuevo en debate la seguridad en el Pascual Guerrero

Octubre 03, 2019 - 11:30 p. m. Por:
Redacción de El País
Desmanes en juego de América

La Policía tuvo que intervenir el miércoles en la tribuna sur tras de los desmanes protagonizados por hinchas del América, que dejaron una persona herida.

Raúl Palacios / El País

Vuelve y juega. El miércoles en la noche, en el partido América - Huila, se presentaron riñas dentro del estadio Olímpico Pascual Guerrero de Cali. Días atrás, el sábado 21 de septiembre, luego del juego del equipo rojo frente a Bucaramanga, hubo disturbios afuera del escenario deportivo.

Lo del miércoles pasado ocurrió cuando se jugaban los últimos minutos del encuentro. Los mismos hinchas escarlatas se enfrentaron en la tribuna sur del Pascual, lo que provocó la reacción inmediata de la Policía.

Sin embargo, un aficionado fue herido con un arma blanca, por lo que debió ser llevado a un centro asistencial, mientras su agresor fue detenido y dejado libre este jueves por falta de denuncia.


El coronel Miguel Ángel Botía, subcomandante de la Policía de Cali, explicó que “efectivamente una persona con un arma blanca intimidó a los demás hinchas, fue aprehendido y conducido a la estación de El Lido”.
La persona lesionada fue atendida en el Hospital Universitario del Valle, HUV. Sin embargo, precisó Botía, no quiso “colocar denuncia ni se dirigió a Medicina Legal para establecer su incapacidad”.

A pesar de que no lo pudieron judicializar por este hecho, lo que sí pasó, según el Subcomandante, fue la instauración de un comparendo. “Se identificó plenamente el agresor para que no pueda ingresar de nuevo a escenarios deportivos, especialmente al Pascual Guerrero”, manifestó.

Lea además: ¡De nuevo hubo desmanes en sur! Hinchas de América de Cali se enfrentaron en la tribuna

A la inquietud de cómo esta persona entró un arma cortopunzante al escenario deportivo, cuando se supone que hay dispositivos para evitar la entrada de estos elementos, el Coronel acotó que “estamos revisando con cámaras para ver cómo ingresó esta arma blanca, porque en los filtros hay dispositivos para identificar metales. También vamos a coordinar con las barras para que no se vuelva a presentar este hecho”, concluyó Botía.

Entre tanto, con lo sucedido el miércoles en la noche en el estadio, América se expone a una sanción por el mal comportamiento de algunos de sus hinchas.

América, por medio de su equipo de comunicaciones, rechazó este hecho, ya “que en el estadio nos acompañan familias que van a disfrutar de la fiesta del fútbol en paz y esto afecta a los hinchas y a la misma institución. El llamado a los hinchas es a que nos acompañen de la manera más responsable y pacífica”.

¿Qué sucede con la seguridad?

El intendente de la Policía Rubén Valencia, quien trabaja con las barras bravas de la capital del Valle, afirmó que detrás de esto hay “unas personas que van a las tribunas populares y andan peleando entre ellos, dándose puñal. A este hecho se le suma el caso de Medellín de hace unas semanas, donde lanzaron una navaja a la cancha, y el de Bucaramanga, en el que hubo un muerto. La Dimayor va a tomar cartas en el asunto porque esto pasa en todo el país”.

“Tiene que haber una falencia en el tema judicial porque yo no puedo estar tocándole las partes íntimas a las personas, si el detector de metales no lo capta. No se puede hacer un registro corporal, si la mujer o el hombre llevan las armas en las partes íntimas no se les puede tocar. Ellos ya saben eso y aprovechan para meter cosas. Es difícil, pero hay que tomar medidas”, argumentó Valencia.

Por su parte, Pablo Uribe, subsecretario de la Política de Seguridad de Cali, dijo que ya es la segunda vez que ocurre este semestre, aunque no con la gravedad con que sucedía hace dos años, cuando se tomó la decisión de cerrar el Pascual Guerrero.

“Es lamentable que algunos hinchas no entiendan que el fútbol es un deporte y que se supone que a un espectáculo como estos es donde uno debe de ir a convivir en paz y armonía con otros hinchas y disfrutar de un juego que no tiene nada que ver con violencia”, expresó Uribe.

El funcionario aseguró que “ya se le había aplicado una sanción a la barra que ocupa la tribuna sur del estadio, y aun así volvió a ocurrir. Entonces habrá que tomar otras medidas y eso será el próximo lunes a las 8:30 a.m. en la Comisión Local de Fútbol. Mientras tanto, al agresor se le aplicaron sanciones fuertes y se le pedirá al América que haga uso de su derecho de admisión para que le prohíba la entrada por mucho tiempo a esta persona violenta y desequilibrada que intentó hacerle daño a otro hincha”.

Con respecto a las medidas de seguridad para ingresar al estadio, Uribe afirmó que los filtros siempre se hacen.

“Pero hay maneras como los delincuentes los evitan. Hay veces no usan armas blancas, sino objetos que uno puede ver como inofensivos como una rama, un lapicero, un pedazo de cemento, una piedra e ingresan esto al estadio y ahí le sacan filo que les sirve para herir a una persona. Esto es difícil de controlar porque son miles de personas, pero hacemos el intento”, dijo Uribe.

“La otra manera, aún más compleja, es que ingresan armas y drogas en sus cavidades corporales y eso ninguna autoridad tiene el derecho de inspeccionar, pues se necesita una orden de un Juez de la República, por esta razón es que ellos le hacen el quite a los controles, aun así tratamos de controlarlo con detectores de metales o perros entrenados para detectar estupefacientes”, finalizó el Subsecretario de Seguridad de Cali.

Histórico

El historial de los desmanes protagonizados por hinchas dentro y por fuera del estadio Pascual Guerrero es largo.

Uno de los casos más sonados ocurrió en mayo del 2017, cuando se presentó una balacera entre seguidores del Cali y el América horas antes del clásico, algo que estuvo acompañado de la invasión del campo tras acabar el partido.

Otro hecho similar ocurrió en el clásico de marzo del 2008, cuando al menos 80 personas resultaron heridas tras una trifulca entre seguidores del América en el ala sur del estadio, sumado a disturbios registrados en la Quinta y Avenida Roosevelt.

Lea además: ¡De nuevo hubo desmanes en sur! Hinchas de América de Cali se enfrentaron en la tribuna

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad