Obras viales que son clave en el Valle seguirán en veremos

Gracias por hacer parte de El País.

Queremos que sigas disfrutando de los mejores contenidos.

¿Aún no tienes suscripción digital con El País?

Suscríbete aquí

¿Ya eres un suscriptor digital de El País?

INICIA SESIÓN

Escuchar este artículo

Obras viales que son clave para el Valle seguirán 'en veremos'

Octubre 11, 2019 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Loboguerrero Buenaventura Buga

La calzada derecha de la vía a Buenaventura, en el kilómetro 89, sufrió un desprendimiento de unos quince metros de largo. Los vehículos de carga tienen que alternar el paso por el otro carril.

Jorge Orozco / El País

Los proyectos clave de infraestructura vial en el Valle del Cauca, como la doble calzada entre Buga y Buenaventura, la construcción del corredor entre Mulaló y Loboguerrero y las obras de mantenimiento de la malla vial del departamento que incluyen los accesos a Cali siguen en veremos.

Con suerte, en julio del año 2020 la doble calzada a la ciudad - puerto podrá reiniciar labores en los tramos que hacen falta si el Gobierno Nacional, a través del Invías, concreta los recursos que hacen falta para culminar esa obra.

“Uno de los mayores problemas es que el dinero no está garantizado en su totalidad. Se requieren todavía $2 billones y por eso hacemos un llamado urgente al Gobierno Nacional para que se garanticen los recursos necesarios y de esa manera licitar el proyecto en los tramos que hacen falta”, expresó María Isabel Alvarado, directora ejecutiva de la regional suroccidente de la Cámara Colombiana de la Infraestructura, CCI.

Los tramos que siguen pendientes los estructuró la Agencia Nacional de Infraestructura, ANI, en dos proyectos. El primero corresponde a 55 kilómetros entre Buga y Loboguerrero, de los cuales se requieren 25 en doble calzada.

El segundo tiene una extensión de 58 kilómetros, entre Loboguerrero y Buenaventura, de los cuales se necesitan completar 19 en doble calzada.
“Estos trabajos se pueden adjudicar a mediados del próximo año. Luego se iniciará una etapa de preconstrucción, pero las obras como tal podrán iniciar en el año 2021”, dijo la señora Alvarado, quien añadió que dichas ejecuciones tardarían unos cuatro o cinco años.

Dicho en otras palabras, la doble calzada Buga - Buenaventura, que tiene una extensión de 118 kilómetros aproximadamente, podría estar completamente terminada en el año 2024 ó en el 2025.

Lea también: 'Piden celeridad en obras de la Vía al Mar'.

Sin embargo, en marzo de este año se registró el deslizamiento de toda la calzada en el sentido Buenaventura - Buga en jurisdicción del municipio de Restrepo, lo que se suma a los problemas que ya tiene esa vía.

A hoy, siete meses después, el deslizamiento no ha sido corregido y por ahora solo se están haciendo trabajos de conservación de la otra calzada para evitar un deslizamiento total de ese corredor vial por el que se moviliza el 45% de la carga de comercio exterior del país.

En lo que resta del año la situación seguirá igual y se espera que al finalizar el primer trimestre del 2020 se inicien los trabajos de reparación y adecuación de la calzada obstruida.

A mediados de la semana entrante, funcionarios de la CCI y del Invías harán un recorrido por la zona para observar el estado de la vía y tratar de que se agilicen las obras de rehabilitación y puesta en operación de ese tramo de la carretera.

¿Por qué se produjo el derrumbe de la vía?

De acuerdo con el informe que conoció la Cámara Colombiana de la Infraestructura, confluyeron cuatro causas: deficiencia en los drenajes de agua que no se hicieron desde la parte alta de la montaña, deficiencia en el muro de contención que ayuda a soportar la vía, falla geológica en esa zona y la oleada invernal que se presenta en esa época del año.
Mulaló - Loboguerrero.

Un informe del Observatorio de la Infraestructura del Valle señala que se requiere con urgencia el otorgamiento de la licencia ambiental por parte de la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales, Anla, para viabilizar el inicio de actividades y obras por parte del concesionario.
Dicho organismo tiene previsto reconsiderar la posibilidad de otorgar la licencia ambiental en noviembre y no esperar un año como inicialmente había anunciado.

“De ser así será una noticia importante para el Valle del Cauca, ya que el proceso licitatorio podrá concluir antes de que se acabe este año y en febrero del 2020 se podrá adjudicar la obra”, indicó la Directora ejecutiva regional de la CCI.

En relación con la malla vial del Valle y los accesos a Cali, los empresarios del Valle dijeron que también es urgente que la Agencia Nacional de Infraestructura adjudique en el corto plazo el nuevo contrato de concesión. “Ojalá se adelante en el primer trimestre del 2020”, sostuvo la señora Alvarado.

Lea también: 'Congresistas del Valle piden más compromiso al Gobierno con proyectos de la región'.

En cuanto al corredor Popayán – Santander de Quilichao, dijo que se hace necesario definir por parte de la ANI la cesión del contrato de concesión para dar inicio al desarrollo de las obras y no dejar vencer los tiempos tanto de las consultas previas como de las autorizaciones ambientales.

Carretera de la competitividad

La vía Mulaló - Loboguerrero reducirá en una hora el trayecto desde Cali y el interior del país hacia Buenaventura.

El proyecto está en manos de la Concesionaria Nueva Vía al Mar, Covimar, contempla 32 kilómetros de carretera que atraviesa el corregimiento Pavas en el municipio de La Cumbre, y finaliza en el corregimiento Loboguerrero, en Dagua.

La vía incluiría cinco túneles, uno de ellos de 5,3 kilómetros

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad