Los preocupantes casos de violencia contra el personal médico en el Valle

Gracias por hacer parte de El País.

Queremos que sigas disfrutando de los mejores contenidos.

¿Aún no tienes suscripción digital con El País?

Suscríbete aquí

¿Ya eres un suscriptor digital de El País?

INICIA SESIÓN

Los preocupantes casos de violencia contra el personal médico en el Valle

Junio 11, 2019 - 11:30 p.m. Por:
Redacción de El País
Hospital San Jorge de Calima El Darién

En el Hospital San Jorge de Calima El Darién varios médicos renunciaron tras haber sido víctimas de amenazas generadas a partir del fallecimiento de un adulto mayor

Cortesía para El País

Al asesinato de la enfermera Laura Peña, de 24 años, registrado el pasado 20 de enero en Saravena (Arauca), y el homicidio del médico rural Cristian Camilo Arteaga, de 25 años, ocurrido en El Bagre (Antioquia) el pasado 10 de mayo, se suman otros casos de agresiones contra personal médico del país en lo corrido de este año, varios de los cuales se registraron en el Valle del Cauca.

Solo el pasado 15 de mayo Aydalí Ortega, enfermera del municipio de Vijes y líder comunal, murió en medio de un ataque sicarial producido por hombres motorizados.

Una semana después (el 22 de mayo) un hombre le propinó varios golpes en el rostro al médico de un hospital de Candelaria. El agresor acusó de negligencia al profesional de la salud pese a que este habría cumplido con el protocolo médico para la atención de su hija.

Pasados cuatro días (el 26 de mayo), se conoció que miembros del personal médico del Hospital San Jorge de Calima El Darién renunciaron tras haber sido víctimas de amenazas e intimidaciones por parte de una turba indignada por el fallecimiento de un adulto mayor.

Frente a estos hechos se pronunció en su momento Dilian Francisca Toro, Gobernadora del Valle y también médica de profesión, al anunciar un contundente rechazo a las personas que atacan o agreden a la misión médica.

“Nosotros no podemos estar en esta situación porque realmente lo único que hacemos los médicos es atender un paciente, darle el servicio inmediato que necesitan”, dijo la mandataria.

La secretaria de Salud del Valle, María Cristina Lesmes, lamentó que las agresiones contra personal de la salud se presenten en diferentes zonas del departamento, lo que es “una situación de intransigencia y de violencia contra la misión médica supremamente delicada, además, porque ya son varios los eventos violentos registrados en el año”.

Precisamente, a los mencionados casos se suman otros que no trascendieron a la opinión pública, como el de un reconocido médico caleño que el pasado mes fue extorsionado por un paciente que lo culpó de haberle dado un mal diagnóstico que le produjo un estrés elevado.

Lea también: 'Gobernación rechaza amenazas contra médicos de hospital en Calima Darién'.

“Este paciente tenía una infección severa y se le planteó que lo más adecuado era una hospitalización, pero él no aceptó, por lo cual yo le proporcioné un antibiótico potente vía oral, le entregué su historia médica y le expliqué los riesgos de lo que pasaba y las recomendaciones del tratamiento que debía tener. Este hombre se fue del Hospital, pero luego me dice que por la noticia que yo le di él se puso muy nervioso y tuvo un accidente de tránsito que le dejó daños a su carro de $10 millones y que yo debía pagar por eso”, relató el médico.

El País pudo acceder a unas pruebas que el profesional médico llevó hasta la Fiscalía, donde se escucha claramente que el paciente le recrimina que lo puso muy nervioso y por eso tuvo el accidente. Menciona que lo dejó muy ofendido y que “los errores se pagan con plata”.

El especialista amenazado agregó que “los comités de ética médica son los indicados para denunciar una mala práctica de un profesional de la salud, de ninguna manera el ajusticiamiento por cuenta propia es una vía para resolver un caso. No podemos seguir registrando estos hechos tan lamentables”.

Frente a este panorama, Jorge Enrique Enciso, presidente de la Federación Colombiana de Sindicatos Médicos, aseguró que el personal médico más agredido en Colombia es aquel que atiende los servicios de Urgencia y consulta externa.

“Todos los días somos agredidos, verbalmente yhasta físicamente, y en la gran mayoría de los casos suceden porque la gente piensa que el sistema de salud no funciona en Colombia por culpa de los médicos, y nosotros somos una víctima más de un sistema de salud que es corrupto y está colapsado. En muchos lugares nos deben meses de sueldo, trabajamos más de 80 horas semanales y muchos tenemos multiempleos para poder sobrevivir”, dijo Enciso.

Frente a la situación en el Valle, el profesional indicó que Cali es uno de los municipios donde más se registran casos, “tal vez porque tiene los centros hospitalarios más grandes”.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad